La Devaluación del Bolivariano

Por • 9 Feb, 2013 • Sección: Tribuna Abierta

Es contraria a los intereses del pueblo revolucionario y bolivariano , ya que aunque esta se adorne con un aumento del salario mínimo y alguno que otro periquito o paño tibio, no es más que una medida que en definitiva lesiona el poder adquisitivo de los más pobres, “los otros tiempo hace tienen sus dólares en Miami, Islas Caimán, Curasao. Es el pueblo bolivariano, ese mismo que votó en diciembre y que hizo ganar a Chávez (amor con amor se paga) y ganó en 20 estados las gobernaciones. Es el que sin duda ahora le rendirá menos el bolivariano.

–¿Ese es el premio por haber votado?

Sin entrar en tecnicismos, ni en estudios profundos ya expresados por expertos de la economía no se justifica ahora en estos momentos una devaluación de esta magnitud, ni tampoco es saludable para el futuro inmediato del proceso esta devaluación.

Es de Perogrullo, ya que el mismo gobierno desmentía hace pocos días esta devaluación: http://www.aporrea.org/actualidad/a159022.html es verdad, tendrá más bolivarianos por dólar en sus arcas, al fin de cuentas devaluadas, con menos poder adquisitivo interno y externo para el pueblo.

Esto como va, es el paraíso de los oligarcas, la meta dorada de los que comprando dólares y manteniendo cuentas en bancos extranjeros se enriquecen a costillas de los tontos que integramos el pueblo patriota bolivariano y que confiamos en la revolución.

Si, esta medida es tan positiva, como algunos sectores dentro del gobierno la quieren hacer ver, no la aplica nunca el gobierno del estadounidense, al contrario luchan y trampean para mantener el precio de su dólar realmente devaluado a toda costa frente a las demás monedas internacionales a pesar de la deuda y el déficit tremendo en su balanza de pagos.

Nuestras reservas en oro, petróleo y gas etc., etc., no son suficientes ahora para respaldar al bolívar fuerte. Somos ingenuos e inocentes, al mantener el dólar como moneda dura, o pendejos. Y no creamos de verdad, verdad una moneda común latinoamericana, -El Sucre-, hay cosas que son elementales en la estrategia económica y que no aplicamos, a pesar de ser elementales como el sumar, restar o multiplicar, acaso no escuchamos a nuestro líder cuando en sus discursos baja las líneas políticas y la conducta que debemos seguir, es que no lo saben interpretar, sus ministros, los que están a su lado, o es por el contrario, que algunos, les interesa más jugar a la revolución si hacer revolución.

¿Cómo explicaran muchos (dirigentes) al pueblo esta devaluación después de años de proceso revolucionario?

El vicepresidente Nicolás Maduro, denunció el viernes “ataques especulativos” contra la moneda venezolana, el bolívar, al justificar su devaluación en más de un 30%, Una guará, diría un guaro barquisimetano.

Sin dudarlo, el señor del norte estará muy complacido, con estos hechos que benefician su política, en contra de nuestro proceso bolivariano. Sabemos que la mejor expresión de la buena salud de un proceso, su mejor indicador es su economía, sólida y fuerte, la que se traduce en hechos reales o praxis, y no en palabras. La cruda realidad, en nuestro caso, es que hemos devaluado a nuestro bolivariano, hemos cumplido fielmente con los intereses y deseos de los oligarcas tanto nacionales como extranjeros, y los del Fondo Monetario Internacional deben estar gozando en su Banco.

Insistimos mucho, que las palabras hay que traducirlas en hechos concretos, nada hace un líder único, ejemplar, valiente como el que más, si lo dejan sólo sus ministros, y gobernadores, si sus equipos de gobierno, son incompetentes, si no saben tomar las decisiones correctas, si no lo interpretan y dirigen el barco de la patria a buen puerto.

Chávez, ha realizado y realiza, esfuerzos titánicos para transformar el estiércol en buen abono, para que esta revolución, de flores rojas para el proceso revolucionario, pero claro, esto no lo puede hacer sólo y rodeado de personas que lo engañen, y no le digan la verdad de las cosas, (aunque saben, el que cree engañar al líder está soñando), pero sin duda hay quienes tratan de hacerlo.

Se trata de tener principios, dignidad y orgullo de sentirnos más y más venezolanos, bolivarianos y revolucionarios dignos hijos de nuestros libertadores.

En consecuencia actuemos y pensemos como nuestro líder, siempre uniendo sus palabras a nuestras acciones, recuerden –todos somos Chávez-, no insultemos la memoria de Bolívar el Libertador, devaluando de nuevo el signo que en su nombré y en su memoria lleva su nombre. No devaluemos el Bolívar Fuerte, todo lo contrario. A medida que nuestro bolivariano sea más fuerte y se revalué frente al dólar seremos todos más felices y más prósperos y nos sentiremos más capaces, inteligentes y dignos de llamarnos revolucionarios y bolivarianos.

¡Todos Somos Chávez!.
¡Hasta la Victoria Siempre!

Por: José Juan Requena
Requenave1@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario