Sin pausa pero sin Prisa

Por • 5 Feb, 2013 • Sección: Tribuna Abierta

En ocasiones anteriores en esta misma columna dominical hemos advertido de la nefasta influencia de los “centros de formación ideológica” que conforman la industria mediática mundial privada manifestada a través de sus medios (prensa, internet, tele, radio, editoriales, juegos de video, cine, etc.) y particularmente señalábamos a periódicos como El País, grupos mediáticos como Prisa, y personajes detrás de la cortina nauseabunda fascista como Moisés Naím. Hacíamos hincapié que para los periodistas y comunicadores sociales que desconocen esto en verdad que no pueden comprender las causas y los efectos del plan macabro para destruir gobiernos (progresistas), pueblos (soberanos) y personas (líderes sociales) sistemática y exhaustivamente. La noticia de la publicación de una foto de “Chávez entubado” cruzó digitalmente las fronteras esta semana, minutos después la quitaron, y El País justifica a su modo “el error”, para la dinámica mediática ya el ataque había sido orquestado de forma directa.

La maquinaria mediática fascista mundial no actúa sola, articuladamente con los partidos y voceros de derecha pretenden siempre aprovecharse de cualquier circunstancia para aumentar el ataque contra sus objetivos. La respuesta chavista ha sido la práctica de la unidad, y el apoyo en la calle de la Constitución Nacional dándole continuidad al reelecto gobierno bolivariano que, luego de 14 años ha expandido una forma revolucionaria de vivir en democracia jamás experimentado antes en la región. Al ataque de los medios privados de derecha, se les ha respondido, con el contra-ataque revolucionario de hacer (o pretender hacer) cada vez más eficiente la gestión gubernamental. Decimos que el contra-ataque será más eficaz cuanta mayor sea la articulación entre los sectores civiles y militares que siguen a Chávez.

Mientras la derecha gritaba”! No hay gobierno!” “! Vacío de poder!” se daba inicio a un nuevo ciclo político desde el pasado 5 de Enero, se instalaba el Consejo Federal de Gobierno, se entregaba la Memoria y Cuenta a la Nación, se nombró un nuevo canciller, que de una vez establecía líneas de acuerdos importantes con Colombia, el ministro de economía señalaba la inversión de más de 500 mil millones de dólares para el período 2013-2019 apoyando la economía productiva, favoreciendo a la mayoría venezolana, mayor crédito a la inversión productiva, etc. En lo político, se anunciaba las venideras elecciones para alcaldes y concejales, pasando por una interna, a fin de elegir legítimos lideres que encabecen la gestión municipal, las instituciones de seguridad del Estado como las restantes declaraban el irrestricto apoyo y solidaridad con el presidente, recuperándose en Cuba por su salud, confirmando día a día, que la unidad no se grita, se practica.

El País, periódico español dirigido por Juan Luis Cebrián y el Grupo Prisa, donde el sionista venezolano Moisés Naím, ex ministro de Comercio que provocó con sus medidas en 1989 el “Caracazo”, tienen clara la orden imperial “atacar a Chávez” a como dé lugar. Ellos manipulan, mienten y engañan y medios como Globovisión, siguen la cartilla de estos terroristas mediáticos. Para los que saben distinguir quién es quién en esta guerra de cuarta generación (G4G), periódicos como El Nacional, El Universal, y otros no hacen sino seguir la escuela española obsesionada contra Chávez.

El Grupo Prisa además de otros periódicos controla “El País”, “Cinco Días” y “As”, las cadenas de radio SER y GLR, la cadena de TV “Sogecable”, la editorial Santillana y la productora de contenidos “Plural Entertaiment”, acordó con el catalán grupo Godó concentrar en la compañía Unión Radio las 1.095 radios que controlan total o parcialmente en España, Estados Unidos, México, Colombia, Argentina, Costa Rica, Panamá y Chile. A través del GLR (Grupo Latino de Radio), Prisa integra la cadena de emisoras colombiana Caracol, la mexicana Radiópolis, en tanto que a través de Participaciones de Radio Latinoamericana controla radios de Estados Unidos, Chile, Costa Rica, Panamá y Francia. ¿Quién podría imaginar que los 20 minutos que duró la imagen de Chávez entubado, subida por El País y retirada, falsa y mentirosa, no tiene como fundamento agudizar la guerra mediática contra la revolución chavista? El pueblo venezolano unido responde con una sola y rotunda voz: ¡No volverán jamás!

Por Mario Forti
Mforti9@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario