¿Cuanto valor tiene la vida del pueblo?

Por • 25 Nov, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

Aun en estos tiempos, después de tantos años transcurridos, se sienten y se aplican por parte de la derecha reaccionaria y criminal las consecuencias contra de los activistas revolucionarios y contra el pueblo mismo, que en el pasado han debido ejercer acciones de lucha en contra de un sistema, que mediante la represión, la manipulación de la justicia y el aplique del peso económico de unas elites avaras, sembraron en la Venezuela de siempre la impotencia y la humillación como forma de vida institucionalizada.

En estos días, después de aplicar una estrategia mediática con la cual se pretende tergiversar la verdad para hacer aparecer a los asesinos que en el golpe de estado del 2002 – 2003, sometieron a la nación a las mas malignas circunstancias, en las cuales se asesinó en las calles a gente inocente, a fiscales, a choferes humildes de taxis, se colocaron bombas en embajadas, se secuestraron los combustibles, alimentos, medicinas y todos los elementos necesarios para la vida cotidiana del pueblo. Así mismo de atentó contra ciudades enteras, al estacionar en su periferia a barcos con colosales cantidades de combustibles en condiciones precarias de seguridad a los fines de hacerlas volar, si no se le concedía el poder a las mafias asesinas y aliadas del imperio sionista yanqui.

La justicia ha venido funcionando a media maquina, pero ha funcionado y parte de los culpables, están hoy donde no deben salir jamás. Otros viven en el paraíso de terroristas, ladrones, estafadores, asesinos y traidores que es USA. Pero saben que tienen cuentas pendientes con la justicia popular aquí y que no la podrán evadir sea como sea.

Muchos de esos criminales están enfermos a consecuencias de sus actos vandálicos. La psiquis les cobra inconscientemente sus actos inhumanos. Debido a eso la canalla cómplice de la derecha pro imperio y saqueadora, que los indujo en algunos casos y los programó en otros para cometer esos horrendos crímenes, nos los pretenden presentar como presos políticos ¿pregúntenle a los familiares de las centenas de asesinados por esos terroristas, si los asesinos de sus parientes, son presos políticos o, simples sanguinarios inmorales?

La impunidad, el perdón, la injusticia son situaciones que destruyen la fe y confianza en la justicia. Es el mejor método para que la anarquía se convierta en la reina de la sociedad. Es por eso que las oligarquías se asumen en jueces, acusadores y ejecutores de la injusticia contra los pueblos y favorecedora de sus intereses.

¿Quien desconoce que los poderes económicos delinquen en mayor proporción que el común del pueblo? ¿Pero cuantos poderosos están presos por sus delitos? En cambio vayan a las cárceles y verán al pueblo hacinado en mazmorras, de los cuales una gran proporción son inocentes.

No puede ni debe haber perdón para los asesinos y criminales golpistas y terroristas que por tratar de tomar el poder de forma violenta, cometieron actos imperdonables contra las mayorías ¿la justicia es una o no? No se debe tener lastima de quienes no tuvieron ninguna piedad contra la gente y la masacró.

Cuidado con los malos cálculos políticos. La derecha, no agradece y cualquier concesión que se les haga es entendida por ellos como debilidad y la tratan de usas para sus planes perversos. Recuerden que el gran victimado de la derecha es el pueblo. Con la derecha no se negocia. Simplemente se le somete y se la domina. De lo contrario ésta, tratará de usar cualquier concesión para sus propósitos nefastos y de eso hay muchas, pero muchas experiencias en Venezuela y el mundo. Solo vean hacia el Chile de Pinochet, o hacia las dictaduras del sur. Solo por poner algunos ejemplos lacerantes.

Antes de tomar cualquier decisión al respecto al perdón de los culpables, sugiero se consulte al pueblo. Hacer lo contrario contribuirá a marcar distancias entre el pueblo y el gobierno y a que la anarquía tienda sus tentáculos. Eso lo sabe la oposición maquiavélica ¿Caerá el gobierno en la trampa?



Javier Del Valle Monagas Maita
Javiermonagasmaita@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario