El Pueblo Acorralado Por Dos Flancos: La Conciencia Encerrada Y La Participación Limitada

Por • 7 Nov, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

No creo que pueda existir una persona cuerda, que pueda pretender algo diferente a un bienestar en todos los aspectos de la vida. Más, cuando la mayoría del pueblo es acosada por los medios de comunicación masivos tradicionales y los novedosos, a partir del boom de la Internet, la situación se ha hecho insostenible para nos, las mayorías populares. En el caso concreto de Venezuela – que no es aislado -, ese acoso, pasa por ser disparado desde dos flancos diferentes hacia el mismo objetivo. Ambos bandos emisores de esa agresión mediatica, se excusan detrás de la procura del bienestar colectivo, de ejercer el derecho a la información, la libertad de comunicación y la libre expresión del pensamiento, entre otras. Pero resulta que lo que persiguen en realidad es imponer sus criterios y concepciones por la fuerza del acoso.

Es conocida la historia de nuestra nación y, como esa derecha – uno de los 2 atacantes –, nos acorraló como pueblo y como personas, al punto de desconocer nuestros más elementales derechos colectivos e individuales. Tales como: salud, educación, vivienda, alimentación, empleo, bienestar, protestas, incluso movilizando al ejército nacional para masacrarnos como en 1989. O hallanando escuelas, liceos, universidades, interviniendo en huelgas obreras, hasta la privatización del país, sin consultar al dueño legitimo: el pueblo, etc.

Pero esa derecha ya descrita, encontró un rival. un pretendido sector denominado izquierda, mismo que preconiza también la reividicación popular y la instauración del poder de las mayorías, por encima de las minorías opresoras (pero de cuyo seno brotan lacras como Teodoro Petkof, Pompeyo Marquez. Douglas Bravo, Eduardo Sentei, Americo Martin,entre otros). Ciertamente que el mensaje caló y es aceptado por ese pueblo. Gracias a dos rebeliones militares en el año 1992, se abrieron nuevos horizontes de esperanzas. Que culminaron con el desplazamiento del poder político de aquella derecha en la mayoría de los espacios nacionales. Se logró una nueva constitución, junto con otros avances sociales, educativos, económicos y hasta políticos colectivos. Pero esa derecha cuasi desplazada se las ingenió y transmutó. Asumiendo un nuevo discurso y técnica de engaño, se incrustó dentro de las nuevas estructuras de poder y organizativas que sirven de base de apoyo al cambio emergente. Esas nuevas estructuras de poder, pese a disponer de menor cantidad de medios de comunicación, asumen una política de comunicación similar a la que supuestamente enfrenta. Así encierran al pueblo en medio de una batalla de intereses y, en lugar de propulsar la conciencia liberadora y los mecanismos de defensa contra la agresión mediática de esa derecha. Lo que hace es arremeter ferozmente con mensajes supuestamente contrarios, pero que van haciendo mella y desgaste en colectivo. Los últimos escenarios vividos a partir del inicio de las elecciones a gobernadores y legisladores regionales, colman el vaso.

Me tocó ver por ejemplo en programas como “Cayendo y Corriendo” “La Hojílla, por ejemplo, en VTV, como las expresiones legitimas de muchos venezolanos, que apoyan el proceso, pese a sus equivocaciones, fueron atacadas de forma tal que parecía ser un ataque contra las estructuras de dominación yanqui. tan solo por disentir de algunos metodos elitescos de selleccion.Vi y escuché como se usa la propaganda del miedo, para hacer sentir culpa a quienes no acatamos las imposiciones de fácto de algunos candidatos a gobernaciones y consejos legislativos. Es decir el proceso democrático, participativo, protagonico y popular, tiene un limite infranqueable, cuando es el pueblo el que debe expresarse. No, ese pueblo solo se debe expresar acatando lo que la conveniente cooptación impuesta y metida de contrabando dentro de los estatutos del dicho PSUV. Incluso, esa organización, impone a los aliados sus puntos decididos. Aquellos que no estén de acuerdo, simplemente son tratados de traidores, pro yanquis, agentes de la CÍA, enemigos del presidente, vendidos, etc. Por una maquinaria propagandista tan agresiva como la de la derecha. Incluso hasta los medios ¿alternativos y de comunicación popular? Se convierten en agentes censuradores y bozaleadores de conciencia.

No pretendo decir que la propaganda colonizadora y encasilladora de la derecha no se debe enfrentar. No, pero no puede ser, usando los mismos vicios y mecanismos de aislamiento y destrucción de quienes osen decir lo que piensan, si algunos de esos pensamientos no concuerdan con matrices elaboradas desde las cúpulas, que de paso, desconocen el sentir popular que dicen representar. Desde 1998, son muchos proceso electorales, cierto. Pero en todos, el poder del dinero y de las maquinarias de los cargos publicos deciden. imponen chantajes de empleos y bozales de arepa, para elegir candidatos. Y de eso conoce mucho el actual gobernador del Estado Yaracuy ¡sigan así y veremos los resultados!

Javier Del Valle Monagas Maita
javiermonagasmaita@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario