El Nuevo Pacto

Por • 18 Oct, 2012 • Sección: Un Grano de Maíz

Los socialdemócratas pugnan por un nuevo pacto populista, que no es solución para la contradicción clientelismo-renta. Necesariamente nos llevará a un nuevo estallido y al fascismo.
Los Revolucionarios plantean resolver la contradicción clientelismo-renta usando la renta para apuntalar las formas económicas socialistas, soporte de la Conciencia del Deber Social que debe elevarse simultáneamente.

¿Cómo hacerlo, qué medidas tomar?

Se debe tocar al alma de la Revolución y del pueblo con un cambio cuyo principal componente y razón de toda la actividad sea la espiritualidad. Una conmoción en lo organizativo, en las relaciones económicas, en la ética y la moral.

Al partido corresponde dejar de ser mera maquinaria electoral y constituirse en un poder ético y moral de la Revolución , donde estén los mejores entre los buenos, como decía el Che. Que sea ejemplo, vanguardia, que no elija ni sea elegido: un verdadero poder moral.

A los Consejos Comunales concierne politizarse y, esto es muy importante, constituir un tejido nacional. De esta forma combatimos el natural egoísmo que se genera en el mezquino entorno. El poder popular debe traducirse en votos, en respaldo efectivo, en fraternidad.

Es imprescindible estimular formas de Propiedad Social administradas por el Estado. Esto es un requerimiento indispensable para la administración centralizada, permitiendo que la sociedad tome control de su economía, controle sus necesidades y su satisfacción, y es fundamental para construir “Sentido del Deber Social”, visión de Sociedad.

Esta especie de Revolución en la Revolución tiene como pilar principal el ejemplo de los dirigentes del alto gobierno, de la dirección política, de la asamblea. Deben dar muestras de austeridad, que asombren y sean ejemplo, renunciar a prebendas, a la ostentación, ser y parecer.

El trabajo voluntario es columna vertebral de la Revolución en la Revolución , será un “valorizador social”, se impone prestigiar los ganadores colectivos de emulaciones de trabajo voluntario, transformarlo en el deporte nacional. Los ganadores deben ser aclamados como la vinotinto, como los campeones de las grandes ligas o los grupos musicales. Que sea una falla no haber hecho trabajo voluntario. De esa manera estaremos dando la batalla ideológica y derrotando la ética del capitalismo.

La dirección de la Revolución está llamada a ser vanguardia del trabajo voluntario, cumplir horas en una fábrica, en la agricultura, en la cultura. Qué aleccionador sería que el Ministro de Petróleo haga trabajo voluntario en el Lago de Maracaibo, o el de Industrias en los hornos de Sidor, los vices del partido en la agricultura, el de vivienda a pegar bloques, y el de Información que fungiera de camarógrafo en una transmisión presidencial.

Y cuando estemos maduros para entender, cuando la organización social lo exija y lo permita, debemos cambiar el sistema electoral, o hacer un sistema electoral paralelo que surja desde las bases organizadas hasta un organismo nacional.

Así fortaleceremos a la Revolución socializando sus valores, fundando una nueva ética y, sobre todo, abriendo las puertas del reencuentro del hombre con su humanidad social: su verdadera condición humana.

¡Con Chávez!



Tu opinión es importante. Escribe un comentario