Obama Y El Poder Mundial Atacan A Venezuela

Por • 25 abr, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

El Pueblo estadounidense destinado a abolir la dictadura capitalista

EE.UU una vez mas arremete contra el pueblo venezolano, en efecto, Obama, haciendo uso de su poder imperial pretende, en sus más recientes declaraciones, generar una matriz de opinión a nivel mundial en contra del sistema electoral venezolano, viendo así la paja en el ojo ajeno y haciendo caso omiso a la dictadura económico-política que rige a EE.UU.

En la cacareada “democracia” estadounidense, la dictadura se expresa mediante el dominio de dos partidos elitistas que se alternan en el poder con presidentes elegidos por un consejo de notables denominados colegios electorales, quienes son los “representantes plenipotenciarios escogidos para elegir al presidente de EE.UU”. Es la dictadura empresarial constituida por políticos multimillonarios que conforman un poder legislativo fuerte, cohesionado con el ejecutivo y dueños del complejo industrial-militar.

El caso de Bush fue patético, engañó al electorado, utilizó a su hermano que controlaba en su epoca el estado de Florida para manipular los votos. Cuando se puso en duda el resultado electoral que lo llevó a la presidencia, utilizó a la Corte Suprema que entregó la victoria al perdedor Bush. Fue una violación total de la Constitución de EE.UU, que no otorga derechos semejantes a la Corte Suprema, aunque obviamente, ni a esta última ni al poder imperial les preocupa para nada su propia Constitución ni la Declaración de Derechos Humanos o cualquier otra cosa. Todo es decidido por el uno por ciento de la población que son los dueños de EE.UU.

Esta dictadura que gobierna a EE.UU es la que realmente toma todas las decisiones, mientras dan a las masas la ilusión de democracia. Pero la “democracia” en EE.UU, así como en Europa y en otros sitios de Occidente, es sólo un engaño, una cáscara vacía. Es similar a las instituciones de la República de Roma al principio del Imperio, cuando el verdadero poder estaba concentrado en manos del emperador, un sistema depravado, explotador y agresivo.

Y el nivel de vida de las clases media y baja en EE.UU también es un mito, un ochenta por ciento de los estadounidenses se han estado quedando atrás desde 1973, fecha de la primera crisis del petróleo, y cada vez mas sus salarios se van deteriorando, motivo por el cual han proliferado los movimientos “Indignados”. Mientras tanto, pocas personas se han hecho fabulosamente ricas, no mas del uno por ciento, y solo un diecinueve por ciento puede considerarse en condiciones cómodas, como algunos comerciantes, abogados, profesionales, periodistas, políticos y banqueros que se favorecen del sistema y quienes obviamente son aliados del imperio.

Pero este coloso tiene pies de barro, ya hay evidencias que el sistema capitalista se está cayendo por su propio peso, a causa de las colosales deudas, financieras y sociales, que se han ido acumulando, y de la corrupción, que es intrínseca de un sistema económico sin la necesaria ética socialista. Esto tendrá que llevar en algún momento, más temprano que tarde, a una crisis monetaria de proporciones incalculables y a un grave deterioro ambiental que está ocasionando el exagerado consumismo capitalista, los cuales inevitablemente llevarán al desplome del imperio.

El mismo pueblo norteamericano está destinado a derrotar a los dueños corporativos del poder imperial y abolir la dictadura del gran capital. Este pueblo estadounidense, que históricamente ha sido tratado por la élite dominante como estúpidos sin criterio, de ningún modo lo son, en realidad son todo lo contrario, solo hay que tener paciencia para que mas pronto que tarde despierte este digno pueblo, formado en su gran mayoría por trabajadores dignos de todos los estratos sociales, campesinos, obreros, profesionales, técnicos, intelectuales, que ya se están informando por distintos medios, incluido Chávez y su gran poder de comunicación, para deslastrarse de la pavorosa ignorancia en que los ha mantenido el gobierno, en complicidad con el congreso, los otros poderes del estado y los medios de comunicación.

Una vez que ese gigante dormido comience a moverse unido con los movimientos progresistas emergentes de América latina y el Caribe, todo el mundo será sacudido hasta sus cimientos, y una nueva luz se abrirá paso, una luz que ya está comenzando a alumbrar los pueblos de América Latina, la del Socialismo del Siglo XXI.

Por una Patria Socialista Viviremos y Venceremos. ¡Hasta la victoria Siempre!

Omar Marcano
Trabajador Jubilado del MPPCTI
marcanoomarj@gmail.com
pueblopatriota@yahoo.com
twitter.com/pueblopatriota



Tu opinión es importante. Escribe un comentario