“Que Va, Me Quedo Con El Multibono…Que Metrotarjeta Y Que Metrotarjeta…”

Por • 12 Mar, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

El viernes 09-03-12, la novedad en el Metro de Caracas fue la extensión de los retrasos a las otras Líneas, en este caso a la Línea 3. Las provocaciones de la Directiva de nuestra empresa de servicio público, en algún momento tendrán consecuencias nada deseables, ya que, como todo, la resistencia del pueblo caraqueño tiene sus límites y no hay que ser un adivinador de oficio para predecir que el descontento acumulado del usuario/usuaria, producto del pésimo servicio, pudiera desencadenar en hechos de inconfesables consecuencias. El asedio de la directiva del Metro contra nuestro pueblo ya va para los tres meses consecutivos, hostigándolo con retrasos y más retrasos.

Para colmo, la Directiva ha tomado como respuesta a las molestias de usuarios/usuarias, la política de crear en los medios públicos una realidad que para nada se compara con la que verdaderamente vivimos, diariamente, usuarios y usuarias de ese estratégico servicio público de transporte. Así, podemos leer en los medios de la burguesía: “Para agilizar el tránsito a los más de 2 millones de usuarios diarios del Metro de Caracas, la empresa aplica nuevas estrategias operativas desarrolladas desde el Centro de Control de Operaciones (CCO). En las horas pico se envían regularmente trenes vacíos para descongestionar las estaciones más concurridas. Asimismo, la tecnología de los nuevos trenes que adquirió el Gobierno Nacional permite que se incorporen a la Línea 1 (siguiendo los protocolos de seguridad) más de 38 unidades (…) La compañía solicitó a los usuarios evitar el uso indiscriminado del botón de emergencia y la obstrucción del cierre de las puertas para que no exista retraso…” (El Nacional. 09-03-12). Lo que no dice la nota periodística es que ese llamado que hacen los Directivos del Metro a usuarios/usuarias a “evitar el uso indiscriminado del botón de emergencia…”, no es otra cosa sino un llamado a la no protesta del usuario/usuaria, quien, ante el reiterado retraso del servicio, no le queda otra opción de manifestar su descontento sino accionar el botón de emergencia para así llamar la atención del operador de la unidad.

Otra situación sobre la cual queremos llamar la atención, tiene que ver con la ausencia de planificación en la toma decisiones sobre la operatividad del servicio. Esto lo afirmamos, en base a la decisión, y valga la redundancia, de la actual directiva de implementar la Metrotarjeta a partir de diciembre pasado. “Este fin de semana un total de 16 mil 116 usuarios y usuarias adquirieron sus Metrotarjetas en las distintas estaciones del Metro de Caracas, con lo cual pudieron ingresar al sistema de manera rápida y cómoda (…) Las Metrotarjetas, nuevo sistema de pago para los usuarios frecuentes del Metro, fueron fabricadas con un cartón resistente y pueden durar hasta un año, dependiendo del cuidado que se le otorguen (…) Con esta nueva modalidad de cobro al pasajero frecuente se quiere agilizar el ingreso de las personas al sistema. Con ellas el usuario no tendrá que detenerse en las casetas donde se expenden los boletos…” (Prensa Metro de Caracas, 05 de diciembre de 2011). Con esta medida, El Troudi, concreta una propuesta proveniente de los años en que la “gerencia del desastre” dirigía los destinos de MetroCaracas, el hoy diputado por Miranda Claudio Farías era presidente entonces, por aquellos años declaraba: “El Metro de Caracas adquirió 142 vendedoras automáticas de tarjetas y boletos, con el objetivo de implementar un nuevo sistema de cobro de pasaje basado en la tecnología sin contacto. Estas máquinas permitirán la compra automatizada de boletos magnéticos y tarjetas inteligentes de cartón. Esta información la suministró Claudio Farías, presidente de la empresa de transporte de la capital, señaló también que ya están instalados 132 de estos equipos y las 10 vendedoras restantes están destinadas para las estaciones Jardines, Coche y Mercado (estaciones actualmente en construcción).”Estas máquinas poseen un manejo muy amigable, los usuarios podrán recargar sus tarjetas inteligentes y no tendrán que introducir en ellas el costo exacto del pasaje, puesto que estos nuevos artefactos conceden el cambio en monedas por el excedente del pago realizado”, afirmó el alto funcionario del Metro de Caracas (…) La empresa de transporte adquirió, en una primera etapa, 282 lectoras sin contacto para torniquetes, 54 dispensadoras de boletos y tarjetas, 142 vendedoras automáticas de boletos o tarjetas, 247 validadoras de Metrobús, 64 paneles de supervisión, 7 puestos de personalización, 47 sistemas de procesamiento de datos de estación, 4 sistemas de procesamiento de datos de Patios de Metrobús. Se calcula que el funcionamiento, de este nuevo sistema de cobro de pasaje basado en la tecnología sin contacto, esté en funcionamiento para el segundo semestre de este año. “Vamos a migrar en forma gradual, por ello durante la transición se mantendrán todos los productos actuales del boleto magnético”, finalizó Farías…” (El Nacional, 20-02-2009). De esos años, viene la idea de implementación de ese nuevo sistema de expedición automática de boletos, conocidos como Metrotarjeta.

La realidad, hoy en día, es que una vez puesta en servicio la Metrotarjeta, instaladas las máquinas expendedoras, las lectoras sin contactos en los torniquetes y demás elementos que constituyen este novedoso sistema, cuya finalidad en última instancia, no es otra, más que facilitar el ingreso al sistema Metro, es su rotundo fracaso. Quienes cancelamos para la adquisición de la Metrotarjeta 27 Bs, costo dentro del cual están contenidos los Bs 6 de la Metrotarjeta, hoy no nos ha quedado otra alternativa sino conservar la Metrotarjeta como un objeto de colección. La imposibilidad de recargarlas en las máquinas de venta/recarga automática, siempre solas y abandonadas por las/los usuarios, aunado al hecho de que no todos los torniquetes contienen las lectoras sin contacto de las tarjetas, ha derivado en que el usuario/usuario de MetroCaracas abandone la idea de usar la Metrotarjeta, refugiándose en el Boleto Multiabono como la mejor opción. Hecho que, coloca en entredicho la capacidad técnica de quienes embarcaron a nuestra compañía de servicio público, Metro de Caracas, en dicha adquisición.
La realidad del Metro no es la que presenta su presidente Haiman El Troudi, a través de los medios públicos, se trata de un servicio que ha entrado en terapia intensiva, cuya gravedad solo es posible sanarla con medidas radicales y de marcado carácter socialista, implacables con quienes pretenden, desde dentro, llevar la compañía al colapso pero abierta con quienes con su esfuerzo creativo y capacidad de trabajo se sumen al loable esfuerzo de revitalizar una empresa de servicio público hoy en grave crisis.
Sí es posible recuperar la calidad del servicio del Metro Caracas, con trabajadores y trabajadoras comprometidos en ese objetivo, con una gerencia participativa y consustanciada con el servicio al cual prestan sus servicios, con usuarios y usuarias conscientes que la calidad del servicio que reciben también es de su competencia, hecho que nos obliga a ser respetuosos de las normas del buen usuario/usuaria.

Postscriptum: al igual que las universidades públicas autónomas, el Metro de Caracas se ha convertido en un escenario apropiado para el oposicionismo apátrida hacer encuestas. Un ejemplo de ello, es una realizada en Noviembre 2011, cuyos resultados nos los proporciona la página Entorno Inteligente.com del 24-11-11: “Una encuesta realizada en (5) estaciones de la Línea 1 del Metro los días Lunes 21 y el Martes 22 raspó al gobierno, por cuanto el 59% de los usuarios descontentos dijo que votaría por la oposición, y sólo un 49% por el Gobierno (…) No sabemos si el reiterado deficiente servicio de la Línea 1 del Metro influyó en tal decisión, pero lo que tenemos que destacar es que en todas las Estaciones el Gobierno perdió, obteniendo la Alternativa Democrática su mayor %, en la estación de Chacaíto y el menor en la de Petare. Voluntarios adscritos a la Unidad de Protección Vecinal (UNIPROVE), en número de (3) por cada estación encuestaron a 100 usuarios por estaciones, a 50 por día, para un total de 500, lo cual se considera una muestra significativa…” Para eso y más, da el pésimo servicio que viene prestando MetroCaracas, a favor del oposicionismo apátrida.

Henry Escalante
Caracas, 10-03-12



Tu opinión es importante. Escribe un comentario