Dos Novel de la Paz planifican un holocausto

Por • 9 Mar, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

¿Quien pudiera imaginar que uno de los lideres fundamentales del sionismo que gobierna a Israel iba a resultar ser un neonazi tras bastidores? ¿O que un afroamericano iba a convertirse en el peor verdugo de sus ascendientes? Y lo peor ¿El ciudadano de a píe que no anda metido en esto de los análisis de lo que acontece en el mundo, se iba a imaginar a dos premios Nobel de la Paz, reunidos para sellar un pacto de criminal patota, dirigido a caerle con todo a dos pueblos que pugnan por superar sus dificultades y presentarse ante el mundo como sujetos con sueños y derechos?

Las preguntas iniciales nos dan la guía para desarrollar la idea, de lo que apreciamos cuando observamos vía satélite la reunión en la Casa Blanca entre Shimon Peres y Barack Hussein Obama y la conversación que sostuvieron, donde el tema central giró sobre lo que se proponen hacer con Irán, porque lo de Siria ya está decidido.

Siria no figuró en la agenda porque ya de manera diáfana, publica y comunicacional, el moreno de la Casa Blanca aseguró que está trabajando duro para que Bachar El Assad, salga de la presidencia, porque en su opinión “tiene los días contados”. La agenda para Siria es la misma de Libia, que ahora tiene a esa desafortunada nación inmersa en una cruenta guerra civil, donde los derechos humanos quedaron en la historia, como un lejano recuerdo de los reclamos que las ONGs, tan preocupadas y ahora silentes, le hacían al asesinado Mohamar Al Ghadafy, en su época de gobernante de ese país del Norte de África, que de ser el que mayor suma de felicidad ofrecía a sus ciudadanos, pasó a un colectivo diezmado por la hambruna y la anarquía, gracias a la “Libertad y Democracia”, que ofrecen los mafiosos de la guerra, que ahora amenazan a Irán y a Sirias, a esta última ya le están aplicando al máximo la receta de la revolución naranja.

La vergüenza para la organización del Premio Nobel de la Paz, es que precisamente dos de sus galardonados, se reúnen en la sala oval de la Casa Blanca, para comprometerse en un nuevo genocidio que afectará a todo el globo terráqueo y que a uno de estos dos que se rasga las vestiduras con el “Holocausto”, se le cayó la máscara con la desclasificación de documentos que lo dejaron al desnudo, al saltar a la luz pública una oferta de armas prohibidas a los nazis del Apartheid que gobernaban en Suráfrica y confrontaban la rebelión de un pueblo que luchaba por su libertad, conculcada por una minoría blanca fascista que mantenía un régimen racista de terror y exterminio.

El señor Shimón Pérez, que se arropa con la bandera del “Holocausto” era entonces Ministro de Agricultura de Israel y en nombre del gobierno sionista que sojuzga al pueblo judío, ofrecía bombas de exterminio masivo a los fascistas para que combatieran a los negros independentistas.

Este mismo personaje, es quien propone a Obama, detener a como de lugar “el peligro que para el mundo representa Irán y su programa nuclear.” Por supuesto que el Novel de la paz y relacionista del Complejo militar, industrial y comunicacional, que gobierna a Estados Unidos de Norteamérica y que pretende erigirse en gendarme del mundo, de inmediato acogió la propuesta y señaló que es inaceptable que Irán tenga armas nucleares y que para evitarlo existen diferentes alternativas incluyendo la militar.
El blanco y el afro haciendo honor a su distinción en nombre de la paz, se reúnen para planificar lo que pudiera significar la tercera guerra mundial y con ella el mayor holocausto que puede dar como resultado el fin de la humanidad.

La locura de estos cerebros del mal es tal que no miden las consecuencias de lo que pudiera generar un ataque militar a Irán. Israel, que está frenético por atacar al país islámico, no cree que Irán también responderá apretando el gatillo. El sicario del imperio en el Medio Oriente, que tiene el mayor arsenal atómico en esa región no tiene moral para hablar de evitar la proliferación de armas nucleares, como tampoco la tiene Estados Unidos, que cada día se consolida más como Estado forajido, ahora con sus socios de la Unión Europea, que lo secundan en todas sus aventuras y han puesto a la OTAN al servicio de las políticas de invasiones de territorios y exterminio de pueblos, a cambio de los mendrugos que les proporciona el coloso del norte. De túnica pasaron a taparrabos.

La agresión contra Siria e Irán, es el plan para tratar de enterrar las voces rebeldes en la región, antes que sean oídas y atendidas por los pueblos árabes gobernados por lacayos, que mas temprano que tarde, volverán a sus raíces y expulsaran del poder a quienes representan una afrenta para la cultura semita.

Ojalá y voces sensatas, con poder de persuasión en la comunidad internacional puedan evitar el loco plan de estos dos premios novel de la paz, que chocan los cinco para cerrar un pacto por la muerte.

Cástor Díaz
Periodista
CNP 2414
cd2620@gmail.com
cadiz2021@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario