Ey Mujer, Es Contigo, Te Escribe Un Hombre

Por • 7 Mar, 2012 • Sección: General

El día internacional de la mujer, ocasión para resaltar la importancia de esta parte de lo humano, la otra es el hombre; seguramente se mencionará el avance respecto a la participación económica, cultural, social y hasta política, donde por cierto, Venezuela lleva la batuta al tener varios puestos claves de altas instituciones estadales frenteados por mujeres.

Ahora, no creen las mujeres que se debe revisar mas allá de la participación en esas esferas, si todavía siguen siendo utilizadas como objeto sexual, decorativo, lucrativo, igual, político, muy a pesar de los discursos muchas veces demagógicos trayendo a la memoria infinidad de féminas en la historia que sí dieron la pelea, no solo por ser mujeres, sino por ser seres humanos; vemos como mujeres en fotografías y pantallas que siguen acompañando afiches, cuñas y publicidad engañosa y persuasiva de productos comerciales, con fines meramente utilitarista sin que haya alguien, sean de instituciones gubernamentales o personas privadas, ufanadas de ser las promotoras y/o defensoras de los derechos de las mujeres, que llame, estimule y por que no, organice a las mujeres para pelear contra las campañas que las denigran.

Está demostrado, no vasta ser cancillera de Alemania o secretaria de estado gringo, o tal vez, presidenta de Costa Rica, Argentina o Brasil, como tampoco, copar los puestos importantes en Venezuela para decie que se emancipa la mujer. El hecho de ser utilizadas en el portal de una cerveza, un vehículo o cualquier mercancía que genera ganancias a unos pocos, sigue siendo la cara mancillada de nuestro par humano, a la vista de todos y todas.

Preguntemos, por qué existiendo constitucionalmente los derechos difusos y colectivos, las instituciones públicas y los distintos entes privados, que este 8 de marzo hablarán de la maravilla de ser mujer, no se disponen a debatir a cerca de la necesidad de crear una norma legal, moral, religiosa y/o convencional que prohíba al manos, la utilización del cuerpo de mujer en comerciales sin género y en espacios abiertos con fines meramente decorativos, si estamos en presencia de un atentado a la majestad femenina.

Gustavo C Vásquez Q



Tu opinión es importante. Escribe un comentario