La Única Manera De Que Irán, Pueda Parar La Guerra

Por • 6 Mar, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

Es si cuenta con poderío atómico.

La guerra contra Irán, ya esta preparada desde hace tiempo, era una táctica y estrategia ya estudiada y más que planeada por los sionistas judíos y por los judíos norteamericanos que manejan a su antojo tanto las finanzas de los EE.UU. como los lobbies, políticos del senado pentágono y CIA de los EE.UU., los que muchos llaman los halcones de la guerra.

Es que estas potencias nucleares que entre las dos tienen estas bombas, tantas como para terminar con toda la vida en el planeta Tierra, no respetan más que a las naciones que tienen poderío atómico y sus cohetes lanzadores. Es decir estas naciones (Israel, y EE.UU., no respeta sino otra fuerza capaz de asestarle otro golpe tan demoledor como el que ellos pueden estar planeando hoy contra Irán.

Nos preguntamos queridos lectores, la razón por la cual los EE.UU, la OTAN, y la ONU, no exigen el desarme nuclear de Israel. Pues muy sencillo, son caimanes del mismo pozo, y mantienen intereses imperiales comunes de dominio mundial.

EE.UU., e Israel, lo mismo que Francia, Inglaterra, no respetan dignidad, razón o argumentos lógicos, ellos están acostumbrados a imponerse por la fuerza de las armas, les viene desde sus orígenes, lo tienen ya inoculado en su ADN. Unos se dicen el pueblo elegido de Dios, un Dios Jehová, al que ellos mismos crucifican a su hijo Jesús, por eso no lo consideran hijo de Dios, lo consideran tan sólo un profeta, así se quitan ese feo estigma bíblico y se lavan las manos como su pana Pilatos.

EE.UU en historias recientes además de sus incontables invasiones como la de Vietnam, están las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. La invasión de Irak, Afganistán, Libia, y el ser cómplice activo en el asesinato de dos presidentes de estos países: Irak y Libia “terrorismo de estado”.

La geopolítica de EE.UU, lo lleva a apoderarse de todas las fuentes de energía y vida del planeta al precio que sea, pues le son necesarias e imprescindibles, para sobrevivir los próximos cincuenta años.

Irán, hoy sabe muy bien, y lo aprendió de las invasiones recientes de Irak, Afganistán y Libia y de aquel refrán muy cierto que dice: Cuando veas las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo.

Sabe muy bien repito, que tanto EE.UU. como Israel, únicamente respetan y se paran ante otros países, cuando estos cuentan con poderío atómico –es lamentable- pero es así.

Por esto EE.UU, ni Israel, no quieren ni desean permitir que Irán tenga un arsenal atómico como ya lo tienen otras naciones como: India, Turquía, Rusia, China, Israel, EE.UU. Francia, Inglaterra, Corea del Norte etc.

Ya que, que cuando Irán cuente con armamento nuclear no podrán asaltarlo ni apoderarse de sus riquezas como vulgares piratas.

La fuerza imperial filibustera, únicamente respeta y la puede parar otra fuerza igual o similar en contundencia bélica.

Armagedón contra Armagedón, esto lo sabe muy bien hoy la nación iraní, que ven como ahora están haciendo lo mismo con Siria. –Lo mismo que le hicieron a Libia-

Que fuerza da tener poderío atómico y que las demás naciones no lo tengan y no puedan defenderse ni parar un ataque, ni una invasión pirata contra su territorio.

Por esto, Israel y sus panas sionistas no quieren que Irán tenga armas nucleares más nada, no por otra cosa.

Irán, esto lo sabe muy bien

Pero, nos preguntamos queridos lectores, Y si en este juego del gato y el ratón se equivocan los sionistas y los gringos, no calculan bien. No es la primera vez que les sucede, y desatan fácilmente como bien lo dice el comandante y Dr. Fidel Castro la tercera y última guerra mundial de este planeta que se llamó se dirá a posteriori Tierra.

Más, ¿será cierto? que los sionistas están hoy dispuestos a replicar como Sansón en el templo de los filisteos y atado a sus columnas. Están dispuestos a morir como Sansón, con todos los filisteos adentro.

Un Armagedón nuclear, la Apocalipsis de San Juan, el último capítulo bíblico, donde únicamente puede que sobrevivan nuestros parientes, las cucarachas.

José Juan Requena
Requenave1@gmail.com
Requenave1@cantv.net



Tu opinión es importante. Escribe un comentario