La Falsedad Sobre El Manoseo Oficial En Cuba

Por • 6 Mar, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

Hay quien dice que una mentira, a fuerza de ser repetida, parece transformarse en verdad. Eso es lo que intentan algunas contrarrevolucionarias con la finalidad de promover la falsedad de que están siendo asediadas sexualmente por los combatientes del MININT, que tan solo buscan protegerlas de la ira popular, luego de que fabrican sus shows mediáticos en diferentes ciudades del país.

Hace unos días me referí a este tema y denuncié esta nueva campaña tergiversadora en rumbo.

Abordar el tema del abuso sexual, delicado en sí mismo y repudiado por cualquiera, ha sido la nueva estratagema de las mercenarias, muchas de las cuales no tienen ni gracia, ni bondades corporales, para incitar a alguno a tocarlas. La finalidad es clara: si nos han logrado éxito inventado golpizas, quieren tenerlo mediante supuestas abusivas caricias.

A fuer de ser honestos, nuestros combatientes en nada se sienten atraídos por ellas, ni física, ni ideológicamente, al no ser merecedoras tan siquiera de un piropo. Si alguna, empero, tiene alguna belleza, ésta se opaca generalmente por su comportamiento rayano en lo antisocial.

Para fundamentar sus denuncias, las mercenarias han acudido a esconder sus celulares dentro de los ajustadores o brazieres y mantenerlos abiertos mientras difunden a Radio Martí las falsedades sobre una supuesta represión. Cuando se les conmina a apagarlos y cesar el show mediático, inventan la falasia de que están siendo manoseadas por el orden público. ¿Inteligentes, no?

Otras veces han inventado supuestos cacheos por mujeres policías en la vía pública y, en algunos casos, en carreteras solitarias. Todo ha sido desmentido.

Hoy aparece otra afiebrada acusación, esta vez por parte de Iris Tamara Pérez Aguilera, presidenta del grupúsculo contrarrevolucionario Movimiento Rosa Parks, quien luego de ser detenida durante 48 horas, por fabricar un show provocador frente a las oficinas del PCC en Placetas, fue liberada ayer en Villa Clara. La nueva insidia fabricada por Iris Tamara está ahora dirigida el oficial Yuniel Monteagudo Reina, de la Seguridad del Estado, de quien dice intentó violarla en la celda.

La delicada acusación contra un miembro del MININT quedó comprobada que fue una falacia de la contrarrevolucionaria, en un claro intento de vender una falseada imagen sobre nuestra realidad, la cual encaja en la novedosa nueva dirección de las campañas mediáticas anticubanas. En más de una oportunidad la mitómana Iris Tamara Aguilera ha sido descubierta en sus mentiras sobre inventadas golpizas, en contubernio con su esposo Jorge Luis García Pérez (Antúnez).

Los combatientes de nuestra Seguridad del Estado respetan físicamente a quienes, incluso, llegan a faltarles el respeto. Su trato caballeroso ha sido muchas veces comprobado por nuestros órganos de Control Interno y es una exigencia de su condición de servidores del orden público.

Reiteramos una vez más que esa sucia campaña sobre supuestos abusos sexuales por parte de nuestros combatientes es totalmente falsa. Con ella no se podrá dañar la imagen, respetada por todos, de cada uno de nuestros miembros del MININT.

Estas nuevas mentiras hallarán oídos sordos en nuestro pueblo y en quienes conocen realmente el humanismo de nuestra Revolución.

Percy Francisco Alvarado Godoy



Tu opinión es importante. Escribe un comentario