Esta Bién, Pobrecito Chávez. Y Ya, Seguimos

Por • 6 Mar, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

Se que muchos lectores me lapidaron y me recordaron a mi señora madre al leer el título de mi artículo. El mismo tiene como finalidad exponer de alguna manera, la dirección de los infames mensajes que está tratando de imponer la apátrida oposición de la MUD en voz de sus más conspicuos representantes, sobre la actual situación que se ha presentado con el Camarada Chávez. Esta “misión perturbación” que de manera violenta y reiterativa realizan, tiene como finalidad invadir y abrumar la sensible psiquis de nuestro pueblo en estos emocionales momentos, bombardeándolos por su puesto a través de la canalla mediática.

Hemos visto como estos miembros de las falanges derechistas (MUD) y los de la otrora izquierda vetusta venezolana venidos a lamezuelas de la derecha (Petkoft y compañía) están a unísona voz deseándoles parabienes al Camarada Chávez como gesto de “humanidad” y con este “hermoso gesto” le quieren enviar “un mensaje” al pueblo de que ya no cuenten con el líder del proceso, para que siga dirigiendo el proceso y que hay otras alternativas del lado de la derecha (Capriles) y del lado del chavismo sin Chávez. Coño y lo peor del caso, es que de “este lado” existen algunos que hacen ojitos de borrego, con esta “propuesta”.

Estos carroñeros, que se han alimentado literalmente de la sangre de nuestro pueblo, creen haber encontrado un filón con la enfermedad del presidente, descontándolo y descartándolo impunemente para las elecciones del venidero 7 de octubre, utilizando para ello todo el conglomerado de los medios de la oposición, varios de ellos financiados publicitariamente del lado “nuestro” (caso Noticias 24). La inverosímil filtración de información (porque no la tiró a pegar) realizada por el Bocaranda sobre la salud del presidente, no hay que tomarla a ligera. Se debe buscar e identificar las quintas columnas que dejan malparada la seguridad, no solo informativa sobre la majestad presidencial, sino la protección física del Camarada Chávez. A partir de ahora, los terroristas informativos van a tirar un ola de rumores o “bolas” de todos los calibres y la gente dudara en si son ciertas o no, porque no hay control de estos gazapos manipulados o ciertamente convenientes o no existe un convincente, permanente y sobre todo, un estable aparato comunicacional. El Camarada Presidente siempre ha sido el primer crítico de nuestras falencias y carencias en materia del manejo comunicacional, como arma revolucionaria para desarmar esa impúdica y desatada canalla mediática, que cada día hace apología al delito con descaro y que arrecia por todos los medios en víspera de las jornadas electorales.

Este inicio de semana, Capriles Randosky y su jauría empezaron procurando sangre, no importa de donde esta provenga. Al frente de esta “táctica” esta ese miserable y despreciable personaje como lo es Ismael García (coño, no entiendo si a este individuo se le investigó y creo que se le comprobó actos de corrupción ¿por que está libre o lo dejaron de investigar?) que con sus dos perlitas que salieron de su hocico: “Mi hijo se está recuperando, pero lo que no se va a recuperar es el prestigio de este Gobierno y “…la bala que le dio a mi hijo pudo haber matado a Capriles” quieren empezar a crear un cerro de inmunda información, para erigirle un halo de “perseguido y amenazado por el régimen” al famélico candidato de la MUD, con la finalidad de subirlo en las encuestas y en el “sentimiento popular”; victimizándolo, para disfrazar sus carencias y debilidades. Después de esta “cotizada”, Capriles Randosky atinó a señalar frente a la parafernalia mediática montada, una rebuscada frase que de vainita no le salió una aureola en su mollera o se oyó un canto celestial de los angelitos, al decirla: “No hay violencia que pueda con la esperanza y el futuro”. Esta manida frase de inocente no tiene un carajo, procediendo de quien la emite, que precisamente no es el niño Jesús ni está emparentado con el.

Y para apoyar este bacanal de sórdidos propósitos, no podía faltar el nauseabundo tufito de la Cúpula Católica Empresarial Venezolana (CEV). El insufrible Urosa Sabino, que desde su cenáculo, este prelado (que actúa como un pelado) manifestó: “Yo creo que es muy importante que el gobierno controle a sus seguidores, de manera que no se produzca más ni un solo hecho de violencia en la venidera campaña electoral”. Mira como lo dice “…que el gobierno controle a sus seguidores…” Coño que desfachatez de este mercader de los milagros y gestor de los cupos del empíreo, que mira con las gríngolas de la rancia derecha del Opus Dei, tratando de confundir a la grey con sus nefastas afirmaciones preconcebidas. El cree que el pueblo humilde aun se cree el cuento aquel, de que son los enviados directos del Altísimo y que los fines de semana se reúnen con El y todos aquellos santos que están del lado de la MUD, para sacar al “demonio” de Chávez. Otra que habló fue la Maricori, pero esta no merece un comentario y sus presentaciones, al igual que el compañero de Capriles (A. Briquet) mas bien le resta a la causa opositora.

Esto es apenas una muestra a lo interno de lo que se avecina. La saga opositora esta vez viene con doble filo, sus ataques naturales al Camarada Chávez en conjunto al hostigamiento a la sensibilidad del pueblo con muestras de “afecto” y “reconciliación”. Ellos quieren que Capriles sea convertido mediáticamente y que lo “absorba” mentalmente el pueblo, que es un joven progresista, sin rencores, con mucho amor y que comprende a la clase humilde y que no tiene nada que ver con posturas hostiles o de odio. Y estas mentiras y estos ataques hay que desmontarlos, porque sino seremos cómplices por omisión o por no tener accionar. Y reitero lo dicho en otras oportunidades, los presidentes, rectores, gerentes y todos aquellos funcionarios o servidores públicos de alto y mediano vuelo, deben hacer su trabajo político y el partido valorarlo. Porque, si mantienen esa cómplice, cómoda y burocrática posición de que son “institucionalista y no políticos” coño, habrá que valorar si su presencia para la revolución es necesaria. Ya no podemos mantener a ambigüos y güabinas en estos cargos. O actúan como revolucionarios o se van como lo que son. No hay medias tintas.

Sin Chávez no hay revolución, porque Chávez es la revolución

Carlos Contreras
cajucont@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario