Mi Real Y Absoluto Problema

Por • 4 Mar, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

Muchas veces me pongo a pesar en que, de verdad no he llegado a entender, las razones por la cual sigo tratando de seguir metiéndome el problemas, si muy bien pudiera yo a mi 56 años estar tranquilito en mi casa, en mi barrio, en mi comunidad o a donde quiera que me diera mi real puta ganas sin ninguna complicación; pero no, a mí se me dio en este proceso político de cambios profundos, de estar inventando vainas y, cuando ya creía que todo se había terminado y que ya cualquier lucha era innecesaria, viene y se presenta una carajo mentado HUGO CHÁVEZ, y me hace convertirme en un pajuo con derecho, es decir, un chismoso pero con prerrogativas y facultades para creerme el “maca la cachimba” de la comarca, pero esto tampoco tendría nada de malo, si en las altura del poder alguien le parara bola a este humilde contralor social espontaneo. Y me he ganado unos cuantos enemigos, pero me sabe a casabe.

Ahora bien, sería muy fácil para mí, dejar este lio hasta aquí, es decir, yo pudiera meterme mis comentarios, mis apreciaciones, mes conjeturas, mis ideas, mis ¿análisis?, mis pensamientos (que no tengo) en el bolsillo derecho de la parte de atrás del pantalón, y mandar largo al cipote a todo el mundo, es decir al pueblo, pero ¿Qué ganaría? A lo mejor posiblemente la satisfacción de no meterme más en problemas y no seguirme ganando enemigos, y eso para mí seria fenomenal, solamente de pensar, que no tengo por qué estar mirando hacia a tras cada vez que voy por las calles, para ver si no viene nadie a quererme golpear, de verdad seria súper fenomenal, pero desafortunadamente, para mí, soy algo así como una esponja de absolver problema, luego entonces es fácil encontrar quien me tenga arrechera y me considere su enemigo.

Durante mucho tiempo y a lo largo de toda mi vida, solo he tenido tiempo para una cosa, esperar los momentos, y en esa larga espera y después de varios momentos, y de una muy larga espera apareció una persona que le puso coto a esa espera, se llama HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, y créame no tengo la mínima intención de dejar pasar esta oportunidad que me ha dado la vida, si siempre he querido ser justo y sincero, no veo la razón para no manifestarlo, así mi vida siga en peligro y mi fama como CHISMOSO se vaya al piso, pero, si en los medios alternativo de comunicación (todos sin acepción) siguen ocultando algunas voces, tan solo para no perjudicar a los que nos dan de comer, creo que estamos contribuyendo a nuestra propias destrucción.

Por favor no me oculten la voz, porque podría estar hablando la guerra

Jesus Chua Espinoza
cabacote@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario