Analistas Zoquetes O Interesados, Hacen Conclusiones Engañosas

Por • 4 Mar, 2012 • Sección: Tribuna Abierta

Todos tenemos derecho a decir nuestros pensamientos y pareceres sin mayor restricción que las que impone el derecho ajeno, la razón, la verdad y la ley (Dicho sea de paso: en Venezuela gozamos de esas garantías en toda su dimensión). Pero de allí a exagerar conclusiones desmedidas respecto a la geopolítica mundial es una locura suicida. Por ejemplo, por allí leí un análisis según el cual existe un acuerdo tácito entre el ayatola Aly Khamenei, el gobierno Sirio, el sionismo Israelí y el gobierno yanqui, para mantener la humanidad a la expectativa, respecto a una guerra con Irán. Es una conclusión descabellada o hasta se podría decir que es infantil. Semejante planteamiento da por descontado que no existe el millón cuatrocientos mil asesinatos cometido por el ejercito yanqui en Irak, que no han muerto los cientos de miles de personas en Afganistán tras la invasión, que no es cierta la mortandad de civiles y militares pakistaníes con el uso de los drones, que no han asesinado científicos Iraníes en actos terroristas del MOSSAD y la CIA, que no hay una masacre en Libia, que no existen prisioneros torturados en Guantánamo y en las cárceles clandestinas del imperio en muchas partes del mundo, que no hubo auto atentado en las Torres Gemelas, que no se ha convertido a palestina en un inmenso campo de concentración y acosado por el terrorismo sionista judío.

Por el envés de la difusión mediática interesada, en un solo aspecto de la verdad. Otros genios de la deducción y del análisis exquisito, dan por sentado que las minorías lastimeras denominadas MUD, ya son gobierno electo, por que los manipuladores que generan matrices publicitarias les hicieron creer que en lugar de los setecientos k votos, obtuvieron 3 mega votos. Sin detenerse a pensar un ratico aunque sea, que es imposible meter toda el agua del mar en una piscina y menos en tiempo limitado. Éllos (los genios matemáticos de la oposición) creen que con intentar contaminar a los demás con su febril estupidez, ya lograron sus objetivos de imponer la irracionalidad como método de conquista del poder.

Desde hace tiempo la lógica natural de las cosas es blanco de ataque de esas minorías inconformes que se creyeron ser los eternos reinantes en el caos de la vida que ellos construyeron a su medida. Así resulta que la democracia ya no es valida, por que el pueblo no los elige a ellos, que las mayorías están equivocadas por que la ignorancia les impide ver el abolengo y el destino manifiesto que les catapulta a un papel de eternos ladrones con derechos divinos adquiridos. Son esas mismas mentes supra terrenales, las que expresan que la historia se acabó y que solo el imperio sionista yanqui puede hacer lo que le venga en gana en este mundo.

Resulta que para otros sesudos deductores de realidades fantasiosas, el narcotráfico, la corrupción, la pornografía y el asesinato en masas, es una potestad de quienes velan por la democracia, la libertad y su religión carnicera particular (su democracia, su libertad y su religión) cuya meta es mantener el orden podrido y criminal que los sustenta en el poder. Para estos genios, el poder popular es una ruptura del orden universal, y que reta al dios de las religiones pedófilas y mercantilistas. Ellos dicen que las masa populares solo son entes necesarios para hacer las labores pesada de la vida y que como tienen un destino como oprimidos desde su nacimiento, jamás pueden pensar en llegar a ser gobiernos y en impulsar la convivencia, la paz, la armonía y la justicia social. Esas luminarias de la deducción, asumen el rol de salvadores del pueblo, de su propia ignorancia.

Son esos barbaros ignorantes y mediocres serviles, que se conforman con ser un escalón prescindible en la ruta del poder egoísta de los ricos asesinos capitalistas; los que sostienen por los medios masivos corrompidos y corrompedores que les prestan para sus maquinaciones. Que el poder político, es solo para quienes poseen el poder económico. Son los mismos que justifican las masacres populares, cuando las oligarquías defienden sus intereses. Pero que condenan las rebeliones legítimas como mecanismo de auto defensa de los pueblos cuando reaccionan ante las arremetidas sanguinarias y la imposición de condiciones paupérrimas de supervivencia de las mayorías. Son esos que halagan las invasiones y sus consecuentes mortandades que hace el imperio sionista, pero que condenan y acusas de terroristas a los guerrilleros de las FARC, ELN, SENDERO LUMINOSO, ETC cuando por instinto de supervivencia y por honor, deben tomar las armas para combatir a la canalla oligarquía. Son esas las mismas lacras que acusan a los pueblos originarios de terroristas, cuando defienden sus territorios ancestrales, la vida de sus hijos, esposas, madres, hermanos, su modo de vida y cultura. Pero aplauden a las transnacionales expoliadoras, cuando asesinan indígenas para sacarlos de sus tierras para explotar minas, construir represas que más que favorecer, destruyen la naturaleza y la razón, a la vez que dan solo dos alternativas: o se van o se mueren.

Esos mismos analistas inmorales, que se alegran cuando una prisión repleta que pueblo arde y solo dejan carbones biológicos de lo que fue gente. Gentes que llegaron allí por estar previamente condenados por la pobreza y la miseria a la que le destinaron vivir como parte del orden social capitalista y neo liberal sin consultarles. Son personas que fueron condenadas por un sistema inmoral, aun antes de nacer.

Son los malditos analistas sesudos, que se alegran con la enfermedad de un hombre que se diluyó en pueblo. Mismos que concluyen, diagnostican, condenan; decretan como, cuando, donde, de que debe morir quien ose alterar la paz sepulcral de los poderosos ladrones capitalistas destructores. Para esa gente, las bombas solo mata gente, atómicas, los drones, son necesarios para mantener la paz mundial y la servidumbre forzada de las mayorías, por parte de unas enfermas minorías sin sentimientos ni razón, pero que son felices matando, robando, acumulando basura y ostentando apariencias banales.

Prefiero una y mil veces la sabiduría del pueblo, esa lógica ancestral que sin títulos ni vanidad, predicen que va a llover con solo ver al cielo u oler la tierra. Es ese mismo pueblo que condena al imperialismo y que ve en las señales del tiempo, el fin de la opresión colonialista capitalista.

Javier Del Valle Monagas Maita
Abogado Bolivariano
javierdelvallemonagas@gmail.com
javiermonagasmaita@yahoo.es
www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será



Tu opinión es importante. Escribe un comentario