Los abuelos sin comunales

Por • 29 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Ruralidades

De entrada, queremos aclarar, escribimos esta nota periodística a titulo personal. Movidos por algo novedoso para nosotros, cobijados con los demás coetáneos de la tercera edad en la Casa del Abuelo de la ciudad de Barcelona, orilleros al rio Neverí. Más claro, nos referimos a la sorpresiva reunión ampliada con otros viejos de Puerto La Cruz y Guanta (no sabemos si Lecherías tiene viejos) bajo la coordinación de los Consejos Comunales de esos Municipios y la asistencia del Dr. Rafael Vegas, secretario de la Gobernación del Estado  Anzoátegui.

Decimos “novedoso” para nosotros, los de la Casa del Abuelo de Barcelona, fundada por el Presidente Hugo Chávez a petición del entonces Alcalde del municipio Simón Bolívar, Capitán José Pérez Fernández. Y  “…sin comunales”, porque no hemos recibido asesorías para unos viejos que mañaneamos de lunes a viernes (ojo: mañanear es saludable).

No queremos decir que la actual regencia nos aplique medidas que se puedan considerar no humanas. Pero sí que hay algunas prácticas corregibles que la “fuerza de la costumbre” heredada, ha hecho difícil su corrección. En primer lugar no entendemos por qué eso de “Fundación Casa del Abuelo” al año de haber sido fundada con su patrimonio y presupuesto propios. ¿Lo dicen sus estatutos originales? ¿O hubo modificación de algunas cláusulas?

Claro que nosotros los viejos no podemos hurgar en esos menesteres de tipo legal si no se nos brinda la oportunidad no obstante que, informalmente, en intervenciones casuales lo hemos requerido.

Entonces, en cuanto a lo de “…novedoso para nosotros”, incluimos la aspiración porque algunos de los Consejos Comunales correspondientes nos tomen en cuenta para una próxima reunión de los viejos de la tercera edad de la Casa del Abuelo de Barcelona conjuntamente con los compatriotas que nos orientan. Comenzando por el bonachón Ricardo; Maricruz, Daysi, Daniel. Marlene y sus muchachas en la equilibrada alimentación. Miriam, Richard, Liliana, Alejandra y nuestra “nieta” mayor: Inés Pérez en la Dirección, a quienes deben ayudar para que se difunda que, aunque las características y las estadías de las casas para la tercera edad con respecto a las de gerontología son distintas, la nueva política humanística del gobierno socialista del Presidente Hugo Chávez, es la de mejorar e igualar aun más de manera de borrar para siempre ese temor a los tugurios de la muerte.
Sí, presidente Chávez. Es que todavía en esos viejos tugurios de la cuarta república mueren muchos viejos en el abandono. Lo que significa que hasta esos rincones deben llegar los jóvenes de los Consejos Comunales. Y en cuanto a estas localidades de Barcelona y Puerto La Cruz les toca a Inés Sifontes y a Stalin Fuentes, no descuidar a sus viejos. No para evitar que mueran pero sí para que cuando nos toque, lo sea con un poco de dignidad, tomando en cuenta que hicimos Patria.

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!

Pedro Méndez
pedromendez_bna@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario