¿Quién defiende al capitalismo?

Por • 29 Sep, 2011 • Sección: Un Grano de Maíz

El capitalismo está tan desprestigiado que nadie quiere defenderlo abiertamente, buscan eufemismos, engañan.

Unos atacan acusando de comunismo, algo que no existe, tienen más de un siglo activando ese fantasma que recorre al mundo amedrentando a los incautos. Así evitan la confrontación real, la del capitalismo que ellos defienden, causante de los peores problemas de la humanidad y de Venezuela, enfrentado al Socialismo que estamos construyendo, concreto, visible, que le devolvió al humilde la capacidad de construir su destino, la esperanza, el poder de decidir su suerte.

leopoldo es un ejemplo de la cobardía teórica de la mesa de la ultraderecha. Hace poco presentó su proyecto de país, dice: “No vamos a asumir el obsoleto, y ya pasado en sus posibilidades de tener éxito (…) capitalismo de estado, pero tampoco impulsaremos el capitalismo salvaje”.

Una afirmación digna del Gran Cantinflas, o de Groucho Marx, aquel que decía: “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros”. leopoldo es un buen discípulo de CAP.

Pero, no se queda en esta ridícula posición, continúa su entorchada propuesta, más adelante ofrece: “la mercantilización del sistema de salud pública bajo la figura de la cobertura de los seguros privados: HCM para todos los venezolanos. ”

Este disparate, esta exageración capitalista, no se atreven a proponerla ni los gringos. Pero, alerta, es un aviso de la eliminación de Barrio Adentro, de los CDI, es la privatización de la salud. Otro tanto podríamos esperar para la educación y la seguridad. Este sifrino cantinflérico privatizará hasta las plazas, esa es su vocación capitalista encubierta.

Después el fascista pierde la mesura y se suelta a asegurar: “Autopistas nacionales de ocho canales, incremento de la producción de petróleo a 6 millones de barriles, creación de 150 hospitales y formación de 250 mil nuevos docentes fueron algunos de los números que ofreció.”

El resto de los candidatos contrarrevolucionarios se mantienen lanzando ripios capitalistas, aprovechan grietitas y pequeños conflictos para tomarse fotos, hablan pistoladas y ofrecen resolver problemas sin decir cómo lo harán. El resto de los candidatos se unen a leopoldo en la gran caravana de la demagogia.

La Revolución tiene mucho que decir frente a estos embaucadores. El mensaje socialista, que ya tiene éxitos en el alma y en la vida concreta de los venezolanos, es imbatible. Estas viudas del pasado no tienen nada que ofrecer, su complicidad con el capitalismo suicida es un lastre del que no pueden zafarse. La embajada gringa, a la que le deben sumisión, les exige un discurso capitalista.

En buena medida este torneo de las primarias es un campeonato de maromas para ver quién es más sumiso a los gringos, quién les servirá mejor.

Ya las cartas están echadas, el Rubicón fue cruzado, los agrupamientos están completos: del lado de la mesa de la derecha están los apátridas, del lado del Comandante Chávez está el futuro, la patria, la esperanza. Debemos prepararnos para la Batalla del 7 de octubre, para profundizar el 2013, y para cualquier atrevimiento oligarca.

¡Con Chávez habrá Patria!



Tu opinión es importante. Escribe un comentario