¿Para que la Contraloría Social? Si nadie le para un gramo a las denuncias, nuevamente en la Gran Colombia (otra vez es con usted señora Ministra de Educación Básica y Media)

Por • 28 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Primero que nada y antes de todo, por vez primera y no pienso hacerlo nuevamente; me voy a disculpar de entrada en uno de mis escrito, porque estoy escribiendo fuera de mi ambiente natural matutino, y lo hago por una razón, (estoy hablando de mis disculpas) no soy muy productivo, ni creativo, cuando utilizo la luz de la noche para redactar mis escrito, aunque entre la mañana con mi cerebro entumecido de ideas y expresiones banales, y mi brutalidad nocturna, no existen muchas diferencias, debo pedir disculpas por tomar este riesgo nocturnal.

Quizás, me pueda quedar corto en mis apreciaciones y el explicación de este chisme, debido a que, como siempre, no tengo las pruebas de lo expresado a la mano, pero como quiera que sea debo decir, lo que siento, pongamos esta conversación, no a nivel de denuncia sino, más bien de un gran y enorme chisme de barrio ¿Adentro? No; de barrio adentro no es, sino más bien de Barrio Profundo ¿Y porque de Barrio Profundo? Porque al parecer las quejas se quedan en las cuatro vertientes de vientos de las paredes del las comunidades, en este caso especifico, en las paredes de viento del barrio Gran Colombia, de la parroquia Santa Rosalía, del Municipio Libertador, del distrito capital, es decir, CA-RA-CAS, señora ministra

En días pasados, los camaradas  de aporrea.org, tuvieron la amabilidad de publicarme este escrito (coloco el link del escrito) http://www.aporrea.org/educacion/a127795.html, en donde hago un cuestionamiento en relación a una situación de una posible irregularidad dentro de un Instituto Educativo, dependiente del Ejecutivo Nacional, que lleva por nombre Unidad Educativa Nacional Bolivariana GRAN COLOMBIA.

Esta institución educativa, nuevamente vuelve por sus fueros, puesto que a mi anterior escrito, le dieron la misma importancia que se le da al papel sanitario o higiénico al momento de sentarnos en nuestro trono de pobres, ya que, los señores representantes de esa institución, mantuvieron su posición de solicitarles a los padres, madres, representante y/o etc. Utensilios y materiales de limpieza, materiales de oficinas entre otras etc.

Ahora resulta que esta institución, aparte de obligar  a los señores padres, madre y/o representantes a colaborarle, con esos implementos de limpiezas y de oficinas; se están dando a la tarea de SOBOTEAR, la política del ejecutivo nacional, es decir, del GOBIERNO REVOLUCIONARIOS de nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, en cuanto a la dotación de los textos escolares implementado por el estado, de verdad no se que REBUSNANCIA he dicho, porque es de noches tengo sueño y no he comido, pero, señora ministra, que unos simplones maestros o profesores, docentes o como se quieran denominar y llamar;  quieran imponerle su política de sabotaje, a las decisiones del Estado, obligando a los padres, madres y representantes a que tengan que comprar libros caros, porque ellos y ellas no comparten la política de nuestro proceso revolucionario; es el colmo de las miserias.

Solo espero que alguien pueda leer este escrito, y le haga llegar esta inquietud, para que le proteja la dignidad a los padres, madres y/o representantes, que están siendo ¡OBLIGADOS! A comprar libros extracurriculares, tan solo por un caprichito magisterial, de unos cuantos bobalicones gremiales. ¿Qué dije?

¡Coño! me dormí en el tecklado…

To be continue…. Versia, lo dije en ingles

CHAVEZ, es el camino CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución

Jesus Chua Espinoza



Tu opinión es importante. Escribe un comentario