Crisis médica en España ejemplo de ineficacia adeca

Por • 25 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

España es un mal ejemplo de la crisis mundial, que viene causada por el derrumbe del dólar y del imperio gringo…

El resto de Europa, al norte de Los Pirineos, la vive, la sufre y la acepta, la población hace esfuerzos por tratar de superarla comunitariamente, de la mejor forma posible, sabe que los pequeños (o grandes) sacrificios le garantizarán un mejor futuro…

En España un gobierno social-demócrata (adeco) blandengue e ineficaz engaña a un pueblo, el cual es ya por sí, es sumamente flojo e irresponsable… El ineficaz gobierno español espera que el saldo de Europa venga a auxiliar el desastre que han armado sus ineficientes personeros, con su derrochadora forma de gobernar (igual pasa en Italia, Portugal y Grecia)… Naciones como estas  no merecen estar en la Unión Europea, son un lastre para la misma… La mayoría de la gente en la Europa trabajadora grita a voz en cuello  ” No quiero que mis impuestos cultiven la vagancia y la indolencia de la gente al sur de Los Pirineos”; pienso que tienen razón…

Pero además, los pobladores de esas naciones, en forma inconsciente, viven en un  ¡SALVESE QUIÉN PUEDA! en un yoismo frenético… sin importarle que se frieguen los demás, y lo más importante pierdan:  ¡su futuro¡…

Esta carta que me envía un buen contacto desde el Edo. Carabobo, y habla por sí sola  de lo que digo, saquen ustedes sus propias conclusiones…

CARTA DE UN MÉDICO CATALÁN

Me despiden.

A partir del día 1 de Agosto no podré atenderles más debido a los recortes presupuestarios en sanidad proyectados por el gobierno de la Generalitat. Según me han comentado en subdirección médica, el hospital de Bellvitge no tiene dinero para pagarme este verano. Ni a mí, ni a los otros 56 médicos eventuales que, como yo, serán despedidos. Inicialmente el plan es recontratarnos en septiembre u octubre, con contratos renovables de mes a mes, sin derecho a vacaciones y posiblemente con una rebaja del sueldo.

Estas opciones son casi una invitación a los médicos para que abandonemos la sanidad pública. Lo mismo está pasando desde hace mucho tiempo con enfermeras, auxiliares y demás sanitarios que han visto empeorar sus condiciones de trabajo en los últimos años.

Estos recortes, junto con los realizados previamente y el actual cierre de hospitales, contribuirán a aumentar las listas de espera tanto para consultas como para quirófanos y a reducir la calidad de la asistencia hasta el punto que, quien quiera tener acceso a la salud, sólo le quedará la opción de pagar un seguro privado. Además de los gastos de este seguro deberá contar con el hecho de que la aseguradora no tendrá la misma cobertura de salud que la sanidad pública.

Esto será un gran beneficio económico para las aseguradoras de salud, que posiblemente ya se están frotando las manos pensando en los millones de euros que ganarán aprovechando esta penosa situación. También será un gran beneficio para las arcas de los gobiernos que habrán de gastar menos dinero en salud. Es decir, la salud de las personas es una carga para las arcas de los gobiernos. Pero entonces, ¿por qué pagamos impuestos?

Resulta curioso que no haya dinero para pagar médicos pero que sí haya para pagar un parlamento europeo, otro nacional, un parlamento autonómico, diputaciones y alcaldías. (No sé si son necesarios tantos “jefes”).

También hay dinero para pagar pensiones vitalicias, y de cantidades importantes, a diputados y senadores. Yo personalmente prefiero tener un cirujano y una anestesista contratados que un político en su casa felicitándose por las cosas buenas que hizo cuando estaba trabajando para levantar el país.

También hay dinero para mantener coches oficiales que evidentemente son coches de gama alta y para que nuestros eurodiputados viajen en primera clase para que se cansan si viajan en clase turista. Eso sin contar dietas, alojamientos y otros gastos.

Hay miles de millones de euros para rescatar a los bancos de la crisis pero sin que después se les pida que devuelvan el dinero que se les ha dejado, este préstamo es lo que nos deja sin dinero para la salud y la la educación. Pero claro, los políticos y los bancos siempre son muy amigos y la economía de libre mercado intocable. ¿No hay dinero? No me lo creo.

Señores pacientes. Luchen por su salud: porque se la están robando. Con la excusa de la crisis, han retirado el dinero a lo más necesario en beneficio de unos pocos. Nuestra sanidad, se está hundiendo y no es por falta de dinero sino por puros intereses económicos .. Quizás acabaremos como en Estados Unidos donde, quien no se lo puede permitir, no tiene derecho a la salud.

Luchen por su salud. Hagan reclamaciones, demandas judiciales, manifiéstense, asóciense, indígnense. Los sanitarios ya hemos luchado, ahora les toca a ustedes.

Quieren privatizar LA SANIDAD Y lo conseguirán si USTEDES NO LO IMPIDEN.

Un comentario final:

Lo menos importante es que la salud sea pública o privada, lo único importante es que el servicio FUNCIONE BIEN.

Si tomamos como ejemplo a Venezuela (y otras naciones de América) , en ella el IVSS ha sido, durante lustros, ha sido un palpable ejemplo de ineficiencia y un antro para el dolo y el  peculado, mientras que la salud privada se destaca por su criminal indolencia al dar preferencia a las leoninas ganancias prefiriéndolas a la vida del paciente…

Por otro lado, la salud “privada” en el paraíso norteamericano es el ejemplo de una indolencia organizada que asesina a quien menos tiene…

En el norte de Europa, la salud está privatizada, los seguros también… Ambos funcionan eficientemente, tienen sus defectos –quién no- pero funcionan en beneficio de la mayoría…

No es un asunto de privatizar o no,  es un asunto de que lo que se haga funcione, y funcione en beneficio del público y no de unos pocos…

Nos Vemos en las teclas…

Por: J.W. de Wekker Vegas
JotaDobleVe



Tu opinión es importante. Escribe un comentario