Lo del corrupto López y la CDDH, es solo el pretexto

Por • 21 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

No es tan simple como aparenta el asunto ese del golpista asesino Leopoldo López y la pantomima de la CIDDH. Eso es solo la excusa para aplicar el alicate de la presión al estado Venezolano y debilitar sus instituciones.  Desde hace tiempo vengo diciendo que el imperialismo necesita debilitar a los estados nacionales como forma de organización social y política de las nacionalidades. La trampa de la globalización necesita acabar con las soberanías como forma de establecer un supra estado mundial controlado por el capitalismo sionista salvaje, a los fines de ejercer el gobierno mundial desde donde se posesionaran de todo lo existente.  Desde las riquezas, hasta de los bienes naturales y minerales, teniendo incluso potestad para disponer de la vida de los pueblos a su conveniencia y libre albedrio.

El hecho de que la voluntad sionista yanqui se imponga mediante la OEA (honduras) la ONU (Libia, Irak, Afganistán, Pakistán), el desconocimiento de las decisiones mayoritarias en la ONU, para el desbloqueo a cuba. La imposición de leyes supranacionales a partir del congreso Sion Yanqui (ley Helms – Burton), la imposición unilateral de sanciones económicas y anti humanas contra quienes mantengan relaciones políticas, económicas y de otra índole, con los estados enemigos del imperio;  denotan una intencionalidad manifiesta de querer convertirse en un estado supra nacional y desconocedor  las soberanías nacionales.  La manipulación del tribunal internacional, (pese a no ser reconocido por el imperio) lo manipula. A si ha sido con Milosevic, con Saddam, con Gadafi, etc. mientras los gobernantes asesinos como Nixon, Reagan, Bush padre e hijo, Obama,  destrozan países enteros, convierten ciudades en cementerios masivos y no tienen ninguna sanción judicial internacional, incluso crean empresas mercenarias de asesinos privados a su servicio, con las que atacan a otras naciones y no pasa nada. Es el caso que  vice presidentes de EEUU, en ejercicio, tienen ejércitos mercenarios a su servicio como es el caso de Dick Cheney y Black Wáter, solo por nombrar uno entre tantos

Lamentablemente nuestras legislaciones y gobernantes no avanzan al ritmo que se mueve la estrategia de agresión del imperio sanguinario sionista yanqui. Nos hemos centrado en responder a los ataques puntuales y muchas veces distraccionistas, del enemigo.  Nos quedamos en meras declaraciones y denuncias, que de nada sirven, pues el poder mediático cómplice los diluye y borra del mapa del conocimiento general.

¿Por qué no se ha legislado en Venezuela para sancionar a las empresas del imperio que violen las normativas de las leyes internacionales? ¿Por qué no existe una sanción a todos los entes del imperio que acaten la imposición de normas internas del estado sionista yanqui y se apliquen en terceros países violando las normativas internas de las naciones y el derecho internacional?

El derecho internacional es una traba para la imposición del estado supra nacional. Es esa la razón por la cual se le está violentando tan seguido y de manera contundente por parte del imperialismo y sus aliados. Ya ni siquiera respetan las apariencias para destruir pueblos y gobiernos. Con una mentira como excusa “posesión de armas de destrucción masiva”, atacaron y destruyeron a Irak y se roban su petróleo. Con una estúpida frase: “salvación humanitaria”, asesinan al pueblo libio, destruyen sus estructuras, su gobierno y se roban el petróleo.

El mayor consumidor de drogas mundial, el mayor productor de marihuana del mundo, viola la normativa internacional, certificando o no, a quienes no se le someten, erigiéndose en juez universal por encima de las instituciones propias de los países. El país, donde se genera la mayor incidencia de trata de blancas o trafico de personas, donde la pornografía de todo tipo es legalizada y representa junto con la droga, una de las mayores fuentes de ingreso económico del sistema bancario yanqui, incluso hasta la pornografía infantil;  pero también se da el descarado tupé de pasar por encima de las legislaciones nacionales para sancionar a otros países, así sin más preámbulo que su capricho e intereses particulares. El imperio asume la función de súper juez mundial, y con el solo hecho de incluir a cualquier ciudadano en su lista particular, sin pruebas o derecho a defensa,  demoniza y convierte a los organismos internacionales como la interpol e herramienta de persecución, acoso y captura, violentando el principio universal de inocencia previa, hasta que se demuestre lo contrario. Bajo esa premisa invadió a panamá, masacró al pueblo, secuestró a Noriega y lo llevó a sus calabozos particulares, impuso un títere como presidente, e irrespetó la voluntad popular de los panameños, de la misma manera ocuparon Haití, con tropas títeres, que mantiene a ese sufrido pueblo en el limbo jurídico sin derecho a su auto determinación.  La nación insigne de la independencia negra del pasado, es hoy un campus de miseria inducida, donde todo intento de liberación popular es ahogado en sangre por tropas de la ONU, obedeciendo el mandato del imperio yanqui, quien sin permiso alguno posesionó allí sus barcos de guerra – hasta un portaaviones -, sus tropas, ocuparon el aeropuerto y la casa presidencial sin consultar con nadie,  después de un sospechoso terremoto, como demostración de lo que será su conducta futura a nivel global.

Entonces, es necesario entender, que detrás de la intromisión de la CDDH, la OEA, y cualquier otro instrumento imperial en los asuntos de Venezuela o cualquier otra nación, lo que se busca es debilitar y hacer inoperante a los estados nacionales, como paso previo a la  instauración de pretendido gobierno mundial sionista capitalista.

Javier Monagas Maita
Abogado Bolivariano
javiermonagasmaita@yahoo.es
javierdelvallemonagas@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario