Propaganda, Propaganda y más propaganda

Por • 19 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

La mejor forma de lograr lo contrario a lo que se busca.

“Muchos imbéciles, quienes se creen sabios, habrían podido alcanzar ese calificativo si no se hubiesen convencido, a sí mismos, que ya son lo suficientemente sabios.”

Yo soy un profundo convencido que el mejor aliado que tiene la Revolución Socialista venezolana es su oposición. Todas sus acciones apuntan a su propia descalificación… Como un único ejemplo demostrativo se me ocurre aquel pintoresco episodio del querer lanzar al Conde del Guácharo como un valedero contendor de Hugo Chávez en las últimas elecciones presidenciales. Sólo este ridículo y risible hecho los califica, hoy sobran los “Comicos” que optan por el segundo lugar…

Las acciones de esa ridícula oposición, a lo largo de todos estos años se caracterizan por una metida de pata tras otra, gazapos tras gazapos que llaman a la risa, pero que también sirven muy bien para calificar la estupidez de sus dirigentes. El resultado, pues salta claramente a la vista: de aquellas multitudinarias manifestaciones de otrora, hoy deben darse con una piedra en los dientes si logran congregar más de cien personas en una manifestación que solo logra trancar una calle o quemar un par de palmeras.

Pero así como digo lo anterior voy a decirles lo siguiente: pienso que el peor enemigo de la revolución son sus asesores propagandísticas y de imagen… Es bien conocido que una propaganda repetida en exceso sólo logrará invariablemente, el efecto contrario que se busca, eso puede leerse en las primeras lecciones del kínder de mercadeo. Es por todos sabido que nadie puede estar 24 horas al día viendo un canal (ergo VTV) en donde dediquen un 85 a 90% del tiempo a una propaganda constante, sin NINGUNA programación de interés que mantenga al televidente interesado en la sintonía de ese canal, sencillamente un canal así NO LO VE NADIE, es bueno tener tres o cuatro programas de índole política, pero no todos el mismo día y lo peor, repetirlos varias veces a lo largo de las 24 horas… Por no hablar de los noticieros que son un rosario de lo mismo repetidos hasta la saciedad.

Señores, es imposible mantener la sintonía de un canal en donde las propagandas se mantengan hora tras hora y se incluyan dentro de una supuesta “Programación” que no divierte a nadie…  Un canal donde uno tras otro en forma monótona narra y narra sin fin, obras –que si bien es cierto que están concluidas-  no interesan sino como información general a un limitado grupo de personas. Un canal en donde la secuencia programa interesante Vs. propaganda brilla por su ausencia… Un canal en el cual la programación pareciera hecha para complacer a los dirigentes políticos más que para llegar al grueso del público. En donde se ha perdido absolutamente toda la lógica para poner al canal la a los pies de unos fines que nadie entiende, como no sea de elevar el ego de algunos pocos.

Por intereses que no viene al caso definir, le han vendido (a alguien) la idea que la oposición es más importante y peligrosa de lo que es verdaderamente es y que las estupideces que dicen en GooebelsTerror le hacen más daño a la revolución que el mal que verdaderamente causan, y que por lo tanto que la guerra mediática debe circunscribirse a pelear contra ese canal, y que la mejor forma de hacerlo es repetir hasta la saciedad todo, incluyendo las podas de las matas en cualquier avenida, y eso sí, haciendo hincapié (hasta para las cosas más absurdas) que se hacen “por órdenes expresas de nuestro Comandante Presidente”, como si gobernar un país como Venezuela es para dedicarse a esas pendejadas, y que nadie, sino Chávez, es capaz de hacer las cosas.

Pero al ver el cómo insisten en plantearse la programación de VTV, no me queda sino preguntar: ¿Es que en toda la plantilla de funcionarios revolucionarios, no hay ninguno que sea capaz de tomar una decisión por cuenta propia?… ¿O es que los asesores de propaganda buscan aupar hasta la saciedad exacerbar el mesianismo, para lograr un efecto contrario ante el televidente?, y la más importante de las preguntas: ¿Están los asesores de imagen y propaganda están con la revolución o bien son una quinta columnas del imperio?…  Porque pareciera que se la pasan escupiendo al cielo, y a la larga le darán valederos argumentos a la oposición, argumentos que no merecen, pero que se los entregamos en bandeja de plata.

Pienso, que la revolución venezolana, y los dirigentes pensantes de la misma –en cara a las futuras elecciones- debe replantear su política comunicacional y de imagen… Una mejor asesoría, o una segunda opinión, no estaría mal… hoy por hoy, estamos en mejor posición de buscar asesores eternos que planteen algo mejor de lo que a todas luces estamos haciendo mal. No soy especialista, toda mi vida he sido tan solo un vendedor, pero siento que hoy por hoy, salvo pocos programas (los mostrados en la ilustración) VTV no está vendiendo nada, toda la programación es redundante y sobra, los noticieros son agobiantes, y estoy seguro que no los ve nadie. Más programas que atraigan al común son necesarios,  esa es la única forma que se pueda vender lo que se quiere.

No niego que puedo estar equivocado en mis apreciaciones, y es posible que por este mismo medio me convenzan de lo contrario, pero mientras tanto seguiré pensando que estamos metiendo la pata en lo comunicacional.

Nos Vemos en las teclas…

JotaDobleVe
JotaDobleVe@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario