¡Ahora es tu turno Miguel!

Por • 16 Sep, 2011 • Sección: Un Grano de Maíz

Mario Garcés, en el prólogo al libro “Miguel Enríquez y el proyecto revolucionario en Chile”, relata que Allende, en medio de la defensa de La Moneda el 11 de septiembre, le indicó a su hija Beatriz que le comunicara a Miguel Enríquez, Secretario General del MIR, el siguiente mensaje: ¡Ahora es tu turno Miguel!

Era tarde… La tragedia excretada desde las entrañas podridas de pusilánimes y traidores, ya cubría a Chile. Sólo quedaba la resistencia de la dignidad, la actitud heroica de los revolucionarios…

Presentamos unos párrafos de, quizá, la última entrevista de Miguel Enríquez, del 8 octubre de 1973. Allí hay muchas enseñanzas: se eleva Miguel como un Maestro, que el reformismo ha querido silenciar. Veamos.

A la pregunta ¿por qué cayó el Gobierno de Chile? responde:

“La crisis del sistema de dominación que hacía años venía desarrollándose en Chile, cristalizó en el ascenso al gobierno de la Unidad Popular, agudizando la crisis interburguesa y multiplicando el ascenso del movimiento de masas. Esto generó condiciones que permitían, si se hubiera utilizado el gobierno como instrumento de las luchas de los trabajadores, culminar en la conquista del poder por los trabajadores y en una revolución proletaria. Pero el proyecto reformista que ensayó la UP se encarceló en el orden burgués, no golpeó al conjunto de las clases dominantes, con la esperanza de lograr una alianza con un sector burgués, no se apoyó en la organización revolucionaria de los trabajadores, en sus propios órganos de poder, rechazó la alianza con soldados y suboficiales y prefirió fortalecerse al interior del aparato del Estado capitalista y en cuerpo de oficiales de la FFAA buscando sellar una alianza con una fracción burguesa. La ilusión reformista, permitió a las clases dominantes fortalecerse en la superestructura del Estado y desde allí iniciar su contraofensiva reaccionaria, primero apoyándose en los gremios empresariales, luego en la pequeña burguesía y finalmente en el cuerpo de oficiales de la FFAA, y entonces derrocar sanguinariamente al gobierno y reprimir a los trabajadores. La ilusión reformista la pagaron y pagan hoy cruelmente los trabajadores, sus líderes y partidos, que trágica y heroicamente la defendieron hasta el último minuto, confirmando dramáticamente hoy, la frase del revolucionario francés del siglo XVII Saint Just: Quién hace revoluciones a medias no hace sino cavar su propia tumba.

Última pregunta: ¿Desea usted agregar algo? responde Miguel:

Si; hoy, día del guerrillero heroico, rendir homenaje en primer lugar a Salvador Allende, que entregó su vida defendiendo sus convicciones y a los miles de héroes y mártires que en calles, plazas, fábricas, poblados y campos de Chile, de todas las organizaciones de izquierda y a los trabajadores que derraman su sangre, combatiendo al fascismo, y a los que siguen cayendo hoy o son torturados. En especial rendir un homenaje al miembro del Comité Central y fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), jefe del Comité Regional de Valdivia, de 24 años Fernando Krauss”…

¡Con Chávez, San Pedro Alejandrino no se repetirá, La Moneda no se repetirá!



Tu opinión es importante. Escribe un comentario