Discente Díaz tiene un tornillo flojo

Por • 15 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Cuando los Díaz se hacen de noche salen buenos pero cuando se hacen de días, salen malos.

He ahí al tal Discente que se la echa de taquititaqui, de John Wayne, de sapo rabudo y de no sé que más pero pareciera tener un tornillo flojo en la cabeza; es sólo un faltón y nada más que eso.

Ya la Rectora Tibisay Lucena habló y, por cierto, de manera excelente. Una sola voz, en este caso, es suficiente para hablar por todo el Consejo Nacional Electoral-CNE-lo que no deja resquicios para incubar cizañas.

Es de suponer que lo dicho por la Rectora Tibisay sea el resultado de una deliberación cuidadosa del cuerpo electoral en pleno pero el Discente no deja pasar oportunidad de poner piedritas; ya salió a, como el que no quiere, llover sobre mojado innecesariamente.

Eso hay que corregirlo, se trata de algo muy delicado, el CNE está en la mira del enemigo que diseña estrategias perversas para crear fisuras por donde meterse y nada mejor que jeraquizar una sola postura del cuerpo electoral, para evitar malos entendidos.

El Discente Díaz tiene derecho a exponer sus puntos de vista dentro del cuerpo colegiado pero no a encaratar el asunto, así que cada vez que la Rectora Tibisay declara, inmediatamente él yerra, sale a retrucar como para descalificar; entiendo que el Discente no sepa deletrear (la realidad) pero hay que leerle la cartilla al supino iletrado.

La petulancia es mala compañía siempre pero, cuando la soberanía de la patria está amenazada, no cuadra, se convierte en un peligro muy serio; hay que ponerle una franelita de fuerza al tipo, mal actor pero que se las da de estrella.

¡Un buen coscorrón es lo que merece el maleducado! (que atenta contra su propia patria).

Guillermo Guzman
oceanoatlanticoguillermo@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario