38 años de la siembra de Víctor Jara

Por • 15 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Hace 38 años, un 16 de Septiembre de 1973 es asesinado por verdugos, criminales y fascistas el revolucionario, cantante, poeta, director y actor de teatro; Víctor Jara, quien aun prisionero, herido, sus manos destrozadas. Escribió su último mensaje antes de ser asesinado en el estadio nacional de Chile, somos cinco mil. En trozo de papel, de esos donde vienen los cigarrillos. Ahí plasmo su última idea, su lamento, su deseo y su visión.

Así se ejecutaba uno más de los crímenes de la naciente dictadura fascista y criminal de Pinochet, quien en pocos días habría asesinado a miles de chilenos. Primero seguidores y partidarios de Allende, revolucionarios, dirigentes, vanguardia, luego hasta los propios enemigos y opositores.

Víctor fue una voz dentro del proceso revolucionario Chileno, desde sus diferentes trincheras de lucha supo ser un ejemplo para la causa y de la causa. Nacido en el campo supo valorar la naturaleza y sus raíces. En 1966 graba su primer disco, el amor verdadero fue a los trabajadores del campo, la mayoría de sus canciones reflejan las injusticias y abusos que se cometían contra el pueblo, hablo, canto de la desigualdad de clases.

Director de teatro hasta 1970, cuando empieza su dedicación a tiempo completo en las actividades sociales. Marxista de convicción, comunista tomando elementos de la situación chilena del momento. Realizo una serie de documentales que iban en contra del fascismo, de la guerra civil.

Víctor se incorporo de inmediato a la campaña de Salvador Allende con la cual colabora y participo, creía en el nuevo hombre, tenía un sueño. El sueño de Un chile nuevo bien diferente, donde todo tuvieran lugar y donde no hubiera diferencias de clase.

Es triste y doloroso es cuchar o leer el relato de su amada; Joan Jara, quien describe la forma en que lo vio, su estado tan desmejorado, de cómo lo habían torturado. Pero esto no fue impedimento para desde ese lugar seguir inspirándose y escribiendo, los militares que lo golpearon y torturaron, no pudieron doblegar su moral, no pudieron matar sus esperanzas.

Víctor sigue cantando hoy desde donde este, sigue apuntando con su voz, sigue luchando, su fusil la canción, sus balas las letras. Junto con Ali, Mercedes, violeta, Facundo, Fonseca, aran un coro de esperanza y con Pablo, Con Rubén, Martí, escribirán el poema de aliento a la América. Que será la inspiración para la nueva vida, la nueva patria. Allende y tu, guiaran con Manuel, con Pablo las luchas que han de venir.

Me quedaría corto, muy corto el hablar de ti, el escribir sobre ti. Lo único que puedo decir es; Víctor vive y no desmaya en su lucha, su música, sus canciones son guía de lucha, por siempre Victor Jara, que tus asesinos aun que no pagaran por el, lo harán en algún momento, eso no se puede olvidar y donde sea será la justicia, hasta siempre compañero Jara.

Luis Nieto



Tu opinión es importante. Escribe un comentario