Operadores politicos mimetizmo y elecciones

Por • 14 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

¨Un café con Angiolillo¨

CON LECHE…. Hay diferentes tipos o perfiles de operadores políticos, aquí queremos referirnos hoy al verdadero con suficiente formación e inteligencia, además de ética, para ello y por supuesto el que está operando del lado que profesa. Los operadores políticos cumplen misiones estratégicas y especialmente en épocas electorales son indispensables. Hay que tener mucho cuidado, sobre todo ¿De dónde salieron? Su Historia política, su ética, sus convicciones, el operador político debe ser necesariamente un militante convencido sino se convierte en un mercenario, en un elemento de corrupción además muy peligroso, no hay nada más destructivo que un operador político de diferente ideología de la cual, o a la cual sirve. En nuestras organizaciones revolucionarias y de izquierda han tratado de desestimar la importancia de los operadores políticos, craso error, nada más oportuno que tener un buen operador político del lado de nuestra acera para enfrentar las operaciones políticas desarrollados por otros de la acera de enfrente, creo que es en algunos casos por temor que sea desplazados los liderazgos , pero nada menos cierto un verdadero operador político trabaja a la sombra, no es público, y mucho menos tratara de competirle el liderazgo del quién o a quien le sirve . Claro que nuestra historia reciente republicana, lamentablemente por errores de apreciación ye inexperiencia política se colocaron a ciertos operadores políticos que primero no eran de la causa a la que iban a servir y segundo eran unos especies de , mafiosos, que utili9zaron la oportunidad cuando por error se colocaron en cargos para líderes y no para operadores, porque estos últimos convertían esos cargos en trincheras personales o grupales para favorecer esas tendencias o sencillamente su individualidad, muy a propósito de las ya definidas elecciones por venir, estar alertas con los operadores políticos, a nivel de la elección presidencial, y sobre todo donde se colean más en las regionales y locales, la militancia y el pueblo en general tiene que pasarle un cedazo a ciertos individuos que lejos de ser líderes naturales surgidos del calor de las luchas del pueblo se mimetizan y llegan al primer escalón codiciado de un falso operador político y falso líder, para desde allí montar su carpa y tinglado, hasta que sea tanto el descaro de sus actuaciones que supuestamente salta la talanquera, no señores no la salto siempre estuvo de ese lado, es muy importante identificar a esta fauna pero igualmente importante es echar mano de aquellos operadores políticos, asesores y analistas buenos que nos consta que hay pero por no ser caraduras, o fariseos, son siempre desplazados por los bichitos de cualquier ralea. El PSUV EN LA ACTUAL ETAPA, electoral no puede darse el lujo de cometer ninguno de los errores antes expuestos, estamos en una etapa vital del proceso Bolivariano, y muchos factores ya sean corporativos, de agencias, grupales e individuales, apostaran a la infiltración, y el engaño la mimetización es casi perfecta, pero los antecedentes, el conocimiento de su formas de actuar, en lo familiar, colectivo social, y con el pueblo en general, es un factor de detección a tiempo importante. El Pueblo y grupos multidisciplinarios montados en el trabajo de informar a ciertas direcciones políticas y liderazgos sobre posibles filtraciones o combos de intereses, no muy patrióticos, han visto frustrados sus esfuerzos. En más de una oportunidad se le ha advertido a ciertas direcciones, o líderes, sobre la inconveniencia de tal o cual personaje, pero hacen caso omiso de la advertencia porque estos especímenes son resueltos , carismáticos, resuelven problemas a los liderazgos flojos, y así logran fácilmente colarse que es el primer cometido , estar atento de los comprometidos o el compromiso de aquellos que pretenden dirigir u ocupar un cargo de elección popular también es una responsabilidad de la organización política, y no lavarse luego las manos por el hecho que fue electo por el agradecido pueblo en un Portaviones. Así como existe la cooptación, para llevar los mejores, la vigilancia revolucionaria bolivariana, debe actuar para evitar nuevas frustraciones, de elementos que están detectados como oportunistas o enemigos del proceso que los llevara a cargos de dirección política o de elección popular.

Lorenzo Angiolillo Fernández



Tu opinión es importante. Escribe un comentario