Ledezma el perdedor de encuestas

Por • 14 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Cada vez que le preguntan que si llegará al final de la contienda responde casi de forma d, que él lha ganado encuestas y que tampoco se ha rendido antes de tiempo. Y vaya usted a creer, que este último dirigente adeco en renunciar a su partido, cuando ni Henry Ramos Allup daba medio por él, de aquellos tiempos para acá ha dejado boquiabierta a propios y extraños en eso de coronarse victorias electorales.

Este llanero que desde muy temprano fue diputado de la Asamblea Legislativa del Estado Guarico y parlamentario del extinto Congreso de la República en el periodo de la democracia representativa, sabe que junto a Diego Arría, Oswaldo Álvarez Paz y Eduardo Fernández, ante la mayoría del elector joven que se arrima a la MUD, es el que menos huele al pasado cuarto republicano, pero que a pesar de su condición de Alcalde Mayor, todavía por donde camina deja su estela perecista.

El que fue ungido por la mano todopoderosa de CAP, para asumir su primer trabajo como administrador de la cosa pública, en calidad de gobernador del antiguo Distrito Federal de Venezuela y de la Caracas que venia de arder todavía de aquel año convulso y febrerista; hoy anda diciendo por toda la calle del medio que “está hecho y completo para gobernar la crisis y demostrar que Venezuela puede recuperar la paz y la serenidad que reclaman los niños, jóvenes y la familia venezolana”.

Este militante del adecaje de uña en el rabo, que le ganó la primera vez en el año 1995 la Alcaldía del Municipio Libertador al negro Aristóbulo Isturiz; y que cuando arrancó su campaña por la Alcaldía Mayor en el 2008 contra el mismo candidato ya derrotado, la encuesta realizada por el Instituto Venezolano de Datos le daba apenas un 28,2% de agrado, frente un 41,7% de desagrado, está conciente que en política dos más dos no son cuatro, pero el precandidato que puntea en todas las encuestas ni es Aristóbulo y lo está apoyando casi todo el Frente Progresista por el Cambio y probablemente la coalición UUPA de Salas Römer.

Ledezma también sabe que tiene la cuesta de las encuestas por delante y sin tapujo alguno se ha atrevido a poner el dedo en la llaga, cuando otros andan buscando curitas, y al respecto ha señalado: “Yo le propongo a la gente de Un Nuevo Tiempo, a Pablo Pérez, le propongo a Henry Ramos, que no solamente hablemos de acuerdos para las candidaturas presidenciales, sino que propongo en este 70 aniversario la reunificación definitiva de todas estas fuerzas en Acción Democrática. Es una manera de reencontrarnos, lanzando las tesis del partido”.

Antonio Ledezma ya sabe cuando serán las elecciones presidenciales y quizás por su condición de viejo adeco romulero, sueña con otra revolución de Octubre. Ese será su reto o su liquidación política y solo el tiempo y no las encuestas lo dirán.

Douglas Zabala



Tu opinión es importante. Escribe un comentario