Recesión mundial

Por • 13 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advierte sobre el riesgo de que la economía mundial vuelva a entrar en recesión de forma “inminente”, en una entrevista que publicó la revista alemana “Der Spiegel” y el director del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, Lagarde apunta que el riesgo de un nuevo revés económico a escala global existe, por lo que instaron a los países más afectados por la crisis a implementar medidas que fomenten el ahorro estatal y el crecimiento económico, con el objetivo de evitar una inminente espiral descendente de la crisis del capitalismo global.

El ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva de Ollanta Humala dijo que “Es cierto que ninguna economía del mundo está blindada, pero el Perú tiene reservas internacionales suficientes y ahorros fiscales que nos permitirán asegurar que la crisis externa, de presentarse, no nos golpeará de manera importante”. ¿Será cierto?

Concretamente, hay muchas posibilidades de que el capitalismo desbarranque hacia una nueva gran recesión, incluso una depresión, la cuestión de fondo es que en la economía de EEUU desde el año 2012 pone en marcha la primera ronda de recortes del gasto, que alcanzarían los 2,4 billones de dólares en la próxima década. Además, en junio terminó el programa de “facilidad cuantitativa”, por el cual la Reserva Federal compró bonos por un valor de 600.000 millones de dólares y que aumenta el déficit global (que pasó de poco más de 9 billones de dólares a más de 14 billones). Sin embargo, un recorte fiscal en una economía extremadamente débil, genera una punción negativa sobre la demanda, que agrava las cosas, especialmente al sector exportador de los países emergentes.
Los bancos europeos también tienen problemas, y graves. Por un lado, porque muchos están comprometidos con las deudas de Grecia, Portugal, España e Italia, y la preferencia por la liquidez es un signo inequívoco de retracción de los negocios. Es una señal también de que muchos consideran probable una nueva crisis. También la economía británica está débil. Y en Japón, a pesar de algunas señales de recuperación de la actividad industrial, el índice global de los negocios cayó en julio por quinto mes consecutivo.
El oro sigue actuando como fuerte refugio de valor, no solo para los inversionistas privados, sino también para los bancos estatales. La compra es un reflejo de la tendencia de los bancos centrales a diversificarse y alejarse del dólar. El alto endeudamiento de EEUU y el déficit de cuenta corriente han llevado a muchos bancos centrales, y a grandes inversores, a diversificar sus tenencias, es el caso del BCR en el Perú.

En este marco, el dólar profundiza la larga carrera descendente, erosionando su rol como moneda de reserva mundial, y a mediano plazo generaría una desvalorización masiva de los activos nominados en dólares. En cualquier caso, la depreciación del dólar poco puede hacer para activar la demanda mundial, como se demuestra hasta ahora.

Hace media docena de años atrás, el poder de EEUU fue la mayor amenaza para el orden multilateral. Ahora, usted puede aplaudir los enormes avances económicos por parte de China, La India, Brasil y Turquía, y sin embargo, todavía ven los peligros de la retirada de América. Los europeos quieren continuar viviendo bajo el paraguas de seguridad de Estados Unidos. Ellos quieren a los americanos continúen haciendo el trabajo pesado en un momento en que Europa tiene problemas en su propio patio.

Finalmente, el Pacífico no está a punto de ser cedido a China. El constreñimiento será relativo y selectivo. Estados Unidos todavía representa casi la mitad de todo el gasto militar. Latinoamérica y el Caribe conforman bloques regionales para enfrentar la crisis.

Ubaldo Tejada Guerrero



Tu opinión es importante. Escribe un comentario