Dime con quien andas, a quienes admiras y, te diré quien eres

Por • 11 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Jamás un delincuente, convivirá en un círculo de gente con inquietudes humanistas, honestas, de estudio y ayuda al prójimo. Eso es así, por que las afinidades sicológicas y los intereses comunes hacen que cada cual escoja el círculo con el cual se identifica. Por eso el drogadicto forma bandas de drogadictos, el ladrón, se reúne con ladrones, el asesino conforma mafias. De esa misma forma el estudioso se rodea de estudiosos, el científico de científicos, el trabajador honesto con los de su condición, el campesino de productores sanos, etc, etc.

La Venezuela del pasado reciente, esa que era gobernada por los eunucos de AD y COPEY, se veía forzada a identificarse con intereses de Estados Unidos, por que era ese poder, el que le garantizaba la posición política y económica de la que gozaban esos gobernantes y sus lacayos. Así se hacia comparsa con dictaduras tipo Pinochet, Stroessner, Videla, Meza, Ronald Reagan, Richard Nixon, Henry Kissinger, Donald Rumsfeld y, de cuanto régimen sanguinario se instalaba en el mundo por obra y gracias del apoyo yanqui y sus instrumentos de terror. En esas condiciones ser asesino, terrorista, traficante de drogas, era sinónimo de demócrata destacado. La gran prensa venera esa condición. Con el uso, venta y distribución de drogas, la trata de blanca, y el de personas para el trabajo esclavizado, se financiaban y se sigue financiando por parte de los gobiernos yanquis, guerras, guerrillas, contras y milicias para atacar a los gobiernos de corte popular, opuestos a las dictaduras oligárquicas. Esa era la categoría de próceres democrática que alaba el imperio sionista yanqui, es la calaña de sus protegidos, en el tope de la cadena de admiración imperial se encuentran Posada Carriles, Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos, Porfirio Lobo, Rafael Calderón, Roberto Micheletti, Miguel Facusse, Sebastián Piñera, entre otros.

Contrariamente gobiernos como de Salvador Allende, Omar Torrijos, Jacobo Arbens, Patricio Lumumba, Fidel Castro, Joao Goulart, Hugo Chávez, etc, son retratados como anti democráticos. ¿La razón? Para el imperio pervertido sionista norteamericano, la democracia es valida solo cuando vela por los intereses de los capitalistas explotadores y viola los derechos laborales de los trabajadores. Es por esto que no tiene nada de raro, que se acuse a personeros de la Asamblea Nacional, del congreso o del gobierno como lo que en realidad es el imperio en si.

No debe extrañar esa conducta. Desde hace tiempo se viene anunciando con claridad del sol, que es práctica vieja del imperio atacar todo lo que es contrario a sus intereses. Pero si debemos tomar medidas preventivas. Lo de Libia, Irak, Afganistán así lo demuestran. Aplica aquí el viejo refrán: “guerra avisada solo mata a soldado pendejo” quienes crean que lo aquí expuesto es paranoia o, que las amenazas son simples palabras, les aconsejo leer la historia reciente del mundo. El imperio tiene hambre de petróleo y riquezas y Venezuela tiene todo eso ¿alguna duda? Solo la unidad del pueblo con las Fuerzas Armadas, los detendremos. Otra alternativa es bajarnos los pantalones y entregarles todo, como lo pretende esa entelequia llamada oposición

Javier Monagas Maita
Abogado Bolivariano
Javiermonagasmaita@yahoo.es
javierdelvallemonagas@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario