Diez años del 11-S: las principales teorías de la conspiración

Por • 11 Sep, 2011 • Sección: 11 de septiembre, Reflexiones

Análisis

Los ataques dejaron demasiados cabos sueltos que han sido llenados con las más diversas teorías. La más famosa, que EE.UU. se atacó a sí mismo

Diez años después de los los ataques al World Trade Center, el Pentágono, y la caída de un avión en Pensylvania, sigue habiendo más dudas que respuestas, o verdades a medias. Esos vacíos han sido llenados por investigadores y autores que se han dedicado a recoger todos los cabos sueltos posibles para tratar de completar la enrevesada madeja de lo que ocurrió en el 11-S.

Sitios como 11-s.net, el Movimiento por la Verdad 9-11, o Red Voltaire, se han encargado de difundir las más alucinantes historias sobre los ataques terroristas. Verdad o mentira, muchas de ellas encajan perfectamente en los oscuros espacios dejados por la duda. Aquí algunos de las preguntas y teorías más controversiales.

¿Por qué se cayeron los edificios?

Los expertos indican que se desplomaron debido al calor extremo que produjo la combustión de miles de litros de combustible del avión y material plástico. Las torres construidas en la década del 60 estaban preparadas para resistir vientos huracanados e, incluso, el embiste de aviones 707. ¿Entonces, qué pasó? El Movimiento por la verdad 9/11 afirma que su derrumbe más bien fue producto de una detonación controlada. Incluso, algunos videos que se pueden encontrar en YouTube, muestran restos de vigas que parecen cortadas a la perfección. Además, nunca antes un incendio por más intenso que fuere, había provocado que se cayera una construcción de un rascacielos. Morgan Reynolds, ex consejero económico de George W. Bush, dijo que era imposible negar el debate científico sobre la caída de las torres y, además, calificó de “falsa” la versión oficial.

¿Realmente se estrelló un avión en el Pentágono?

El “agujero pequeño” que se formó en la sede del Ministerio de Defensa de Estados Unidos tiene algunos metros de diámetro, pero ciertamente parece poco para el daño que podría haber causado un Boeing 757-200 de 38 metros de ancho y 100 toneladas. El avión perdió un ala antes de estrellarse, según indica la fuente oficial. Y el resto de la máquina de casi cuatro metros de ancho se incrustó en el edificio. No obstante, el propio Pentágono mostró un video del supuesto choque en el que no parece que fuera un Boeing. Las imágenes no muestran restos de lo que pudo ser un avión. El ala oeste que fue alcanzado estaba casi vacío. Era una zona en obras y no había personal. Además, ¿por qué no lo interceptaron antes del choque? Las teorías conspirativas dicen que en realidad se trató de un misil perdido. O lanzado a propósito.

¿Por qué se desplomó otro edificio?

Más de siete horas después de que se cayera la primera torre, otro edificio, el 7, de 204 metros de altura y 47 pisos, también se desplomó de forma parecida a las Torres Gemelas sin que se haya estrellado ningún avión en este [Mira aquí el video]. Se dice que más de una hora antes, grupos de bomberos ya advertían a la gente que se retire porque corría riesgo de desplomarse, cuando solo había pequeños incendios. Los edificios 4, 5 y 6 recibieron parte de los escombros de las torres y hubo grandes incendios, pero se mantuvieron en pie. Una teoría afirma que ese edificio fue destruido porque había oficinas de la CIA, el ministerio de Defensa y otras gubernamentales. Críticos afirman que los atentados se dirigieron desde allí y que la torre fue demolida para ocultar pruebas.

¿Realmente se estrelló el Vuelo 93?

El United 93 era un vuelo que había partido de Boston a San Francisco y que tendría como objetivo estrellarse contra el Capitolio. Según la versión oficial (que luego fue hecha película), algunos pasajeros se enfrentaron con los secuestradores y esto provocó que se estrellase en Pensylvania. No obstante, hay otras dos versiones. La primera, que este vuelo fue derribado por los cazas norteamericanos. David Ray Griffin, un profesor de filosofía que ha escrito libros sobre el 11-S, recogió información de testigos que vieron al avión seguido por cazas y que escucharon varias explosiones antes del impacto. Además, los restos quedaron demasiado lejos del lugar del supuesto choque. Otros señalan que nunca se estrelló ninguna nave.

¿Quién es Larry Silverstein y cómo se benefició con el 11-S?

Este personaje no es tan famoso con Bush o Bin Laden, pero los que buscan la verdad del 11-S lo señalan como uno de sus artífices. Silverstein es un empresario judío que en julio del 2001, meses antes de los atentados, alquiló el World Trade Center y consiguió pólizas de seguro por 7.000 millones de dólares en caso específico de atentados terroristas. Años después de litigios y negociaciones, Silverstein cobró cerca de 5.000 millones de dólares. La Torre 7 que se derrumbó luego de siete horas sin recibir ataque alguno, era de su propiedad. En una entrevista, había dejando entrever que se tomó la decisión de derribarla, algo que solo hubiera sido posible con semanas o meses de planeamiento. Además, tendría negocios con los Bush.

¿Por qué casi no hubo judíos entre las víctimas?

Los críticos de los teóricos de las conspiraciones argumentan que el 11 de septiembre era una festividad judía, por eso muchos judíos se quedaron en casa. Si bien no fue una Alta Fiesta, tampoco hay indicios de que hubiese pocos judíos entre las víctimas. Además, dos horas antes, alguien advirtió de los ataques a la empresa israeloamericana de mensajería Odigo, situada en las propias torres, que reenvió la alerta.

¿La CIA conocía los planes?

En el informe final de la Comisión 9/11 se menciona a 19 secuestradores. Según el llamado Movimiento por la Verdad, seis de ellos siguen vivos. Además, afirman, Osama Bin Laden estuvo en julio en un hospital de Dubái y fue visitado por un agente de la CIA. También se indica que su familia fue sacada de EE.UU. poco después del 11-S y que tenía negocios con los Bush. Un agente del FBI alertó a sus superiores en agosto del 2001 que Zacarías Moussavi, uno de los implicados, tenía planes para secuestrar un avión y estrellarlo contra el WTC. Tres altos agentes lo sabían y después, en lugar de ser sancionados, fueron ascendidos. Una traductora del FBI llamada Sibel Edmongs asegura que existió una conspiración para ocultar los datos previos al 11-S. Los que difunden las teorías de la conspiración afirman que todo fue un plan para sembrar el terror en EE.UU., aumentar su presupuesto en defensa e invadir Irak y su petróleo.

(El Comercio del Perú)



Tu opinión es importante. Escribe un comentario