El payaso (la hojilla) de la noche

Por • 9 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Auditórium

“Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas porque los optimistas están encantados con lo que hay”
José Saramago…

Fue patético ver, y escuchar a “Don” Mario Silva el Mariscal de la Derrota (Gobernación/Carabobo, Circuito diputado/Caracas), descalificar en una forma burda a Eduardo Samán el pasado miércoles 7 de septiembre de 2011, al mandarlo a competir como precandidato presidencial en el PSUV, una verdadera falta de respeto.

Como lo da a entender ese ilustre moderador todo esto justificado bajo el amparo de los ideales de la revolución bolivariana, por lo que estamos viendo, y que da la impresión ante la opinión publica, con este ejemplo o modelo de hacer política unos pocos de que somos “políticos o somos payasos”, por culpa de estos disfrazados de seudos revolucionarios; de ‘personalidades con escoltas’ cuya única ambición, al parecer es el poder de la manera que sea, sin importar los medios, con tal de conseguir el perverso fin.

El burdo ejemplo del moderador de la hojilla es la “Frase del Día” en los corrillos políticos de Venezuela y el Exterior. Un ilustre desconocido en la política venezolana hasta hace 4años atrás. Esa es la presunta historia negra de uno de los “actuales líderes revolucionarios” en el poder.

El PSUV, tiene que demostrarle al pueblo una nueva cara del partido, un nuevo renacer, una evolución, una nueva promoción de revolucionarios, un nuevo estilo de hacer las cosas, una nueva forma de gobernar, en resumen, una metamorfosis mejorada, y sana de lo que fue el perverso socialismo estalinista de la Europa Oriental en el siglo XX, ¡pero!, pero, no como al puro estilo kafkiano, un cambio que no sea para convertirse en cucaracha, y no observar que el PSUV sea igual o peor que el viejo MVR, cuando ese ilustre moderador, es el que marca la ‘agenda ideológica y política’, en el día a día. El Presidente Chávez debe ordenar una encuesta confidencial para su consumo propio y de sus sala situacional, para que se de cuenta el rechazo mayoritario que tiene Mario Silva en la opinión publica venezolana, y el daño que le hace a la revolución bolivariana, y a su candidatura para el 2012.

Ahora vamos a lo otro: Para muestra un botón, entre otros, un botón, y es que la batalla presidencial en el 2012, termine con la imposición de los actuales grupos en el poder desde hace 12 años, esto contribuirá a seguir manteniendo las concesiones dentro de la administración pública; al fin y al cabo; de la noche a la mañana, de no haber un cambio de gabinete, la candidatura del Presidente Hugo Chávez se podrá calificar de inviable entre los millares de militantes, y simpatizantes del proyecto bolivariano, por la inclinación tramposa, y mañosa cuarto republicana de muchos de esos burócratas en el poder., ¿será? ¡Que Chávez no se da cuenta! Que estos burócratas, y una parte del comité nacional del PSUV, lo tienen secuestrado, y empujándolo hacia una derrota. En la conciencia de muchos militantes se ha creado la presunción, ante quienes (burócratas fracasados y lisonjeros) el presidente se les pone de rodillas.

La decisión de ser removidos de sus cargos, es esperada silentemente en muchas mentes militantes, sería bueno que los demás dirigentes no rayados, debatan dicha destitución con el presidente Chávez, las armas políticos/administrativas e ideológicas existen, sólo falta la decisión de oponerse a las marramuncias políticas de unos cuantos grupos y caciques.

El no tomar una decisión a tiempo ¿Será una medida para evitar más decepciones y fracturas?, o bien, espantar el mismo miedo de que algún candidato opositor, nos pueda ganar en el 2012.

El presidente Chávez al salir de su tratamiento, tiene que salir a pelear en la contienda democrática socialista, y demostrar verdaderamente, que el pueblo lo ama como el gran líder que es, ¿pues acaso su trabajo no es histórico y el mejor?, entonces, ¿Porque tanto temor, ante el campo opositor?

La actual burocracia del alto gobierno, nos ha llevado a la debacle eléctrica, a la inseguridad ciudadana, al deterioro de la infraestructura vial etc.

Doce años han pasado en la revolución desde 1999, y el país en esencia, no cambia, siguen muchos fracasados voraces de poder y dinero; ¿seguirá siendo viable el sistema vitalicio de dirigentes revolucionarios?, ¿Por qué no instaurar entonces, una dictadura constitucional?, si ya tenemos un decenio de un reinado burocrático, ¿cuál es la diferencia?

El verdadero peligro para la continuidad de la revolución bolivariana son estos burócratas, sentimiento que recojo de muchos militantes de varias partes de la República Bolivariana, ellos señor presidente son los culpables de la actual situación del país, basta ver como se intrigan entre si, y se amenazan, el uno con el otro, como los enemigos se hacen enemigos y viceversa, no importan ideales ni principios mientras se pueda conservar el poder; el pueblo sigue siendo para ellos aquellos aborígenes, a los que se le podía engañar con espejitos haciéndole creer que son joyas; hoy se sigue viendo a este tipo de político como unos dioses, y alguien como usted Presidente Chávez, que merece todo nuestro respeto y admiración tenemos que recordárselo, cuando en realidad estos burócratas son simples soldaditos de plomo y carne, del gran tablero de la revolución en el poder.

Edgar Perdomo Arzola
Percasita11@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario