Quizás los indignados

Por • 7 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Aunque los nazis, replicando un propósito milenario de muchos imperios, pretendieron resolver con otro mal, eventualmente peor (sobre todo para los judíos), el mayor mal endémico de la Humanidad, que claramente se propone el exterminio como su gran misión divina1: precipitar el Fin del Mundo para que el Juicio Universal advenga pronto; la gente decente -ajena tanto a ese pueblo de semitas fanatizados e irreductibles ideológicamente, como a sus enemigos eugenistas igualmente desquiciados-; la gente honorable, sana, sensata, amante de la Vida y respetuosa de todos los seres vivos tanto como de las expresiones culturales que no pretendan arrasar con los demás, tiene derecho a acusar al sionismo como la desviación ideológica más perniciosa y persistente en la canalla Historia, que fenece en gran parte por obra del “pueblo elegido” o, mejor, de su dirigentes obsesos, plenos de megalomanía antropocéntrica (o, más bien, judeocéntrica y criminal).

El reto actual es definitivo porque las obsesiones sionistas están en pleno desarrollo tras la toma de los territorios palestinos por el guerrillero invasor, Ben Gurión, legalizada por la ONU el 29 de noviembre de 1947, mediante una resolución que dividió el territorio para establecer dos estados, el judío y el palestino.

Así dio lugar a la fundación del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948, desplazando y asesinando o subyugando a los tradicionales ocupantes del territorio. Éstos todavía no han logrado crear su propio Estado porque han sido víctimas del expansionismo sionista que sigue expropiándolos de sus tierras e impidiéndoles que conformen su patria.

Aunque tienen todo su derecho para reclamarlo, y le están exigiendo a la ONU que confirme su decisión de 1947 -al menos en lo referente al derecho de los palestinos a existir y poseer un país en los territorios que han ocupado desde que pasó el Diluvio Universal, cada vez más recortados por la desmesura sionista, de modo que las fronteras se redefinirían a partir de las invasiones de la guerra de 1967-, es posible que lo impida USA, la gran colonia americana del sionismo, que tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad.

Frustraría las legítimas aspiraciones de los palestinos, pero confirmaría ante la Humanidad que está al servicio del sionismo internacional, sojuzgada por los banqueros privados que monopolizan la actividad monetaria y crediticia, y que han causado la crisis financiera que está dando al traste con el sistema.

Estos “capitanes de industria” o piratas económicos, quieren dominar el Mundo aprovechando el complejo industrial militar que los apoya en su despropósito, tanto como al títere Obama, que todo se los autoriza, pues en eso consiste ser títere.

Su carencia de iniciativa y poder es ostentosa, pero su demagogia aún les rinde frutos a los enemigos comunes, que no tienen que dar la cara mientras se apropian de lo que no destruyen. Por eso quieren reelegirlo y le dieron el Nobel de Paz.

Así, los potentados del Mundo empeñados en extinguir la Vida y arrasar con la biosfera -en vez de emprender la transformación energética que salvaría al Planeta y resolvería el enorme problema de desempleo mediante la promoción de fuentes de energía limpias-, asegurarán su explotación del petróleo de Alaska y del frágil Ártico, entregados a la codicia depredadora de Exxon Mobil, OAO Rosneft, Royal Dutch Shell PLC, Cairn Energy PLC, Chevron, Deloitte LLP, según informa Russell Gold en su artículo “Petróleo: el irresistible atractivo del Ártico”, publicado en El Tiempo del 5 de septiembre de 2011, p. 18, del cual tomo las dos citas del párrafo siguiente.

Al efecto, conviene tener en cuenta que “… la rapidez con la que avanza la industria para comenzar a perforar es mayor que la celeridad con la que avanzan los países para diseñar las regulaciones apropiadas”, según afirmó Marilyn Heiman, directora del Programa Ártico de EE.UU. en el Pew Environment Group. Y eso que “El clima extremo y los flujos de hielo durante los meses más fríos podrían causar estragos en las plataformas de la industria petrolera. Limpiar un derrame de crudo sería un esfuerzo enorme. Los mares allí no acomodarían los microbios que se usan para absorber y romper gotitas de petróleo. Las pistas de aterrizaje, puertos y pueblos existentes en el Ártico no podrían hacerle frente a la clase de respuesta masiva que tuvo lugar luego del derrame petrolero en el Golfo de México el año pasado” Y éste sigue causando desastres aunque ya no los mencionen los medios.

Igualmente, reeligiendo al acomodaticio Obama, podrán adelantar los demás crímenes que apuren el fin del Mundo, incluyendo la perpetuación de las guerras de invasión que tanto les cuestan a los “contribuyentes”.

Los palestinos han sido perseguidos, expropiados y masacrados por los sionistas desde que los judíos concluyeron los 40 años de peregrinar por el desierto tras su abandono de Egipto guiados por Moisés, quien -aprovechando su alta posición social como hijo adoptivo de la hija del faraón- había adquirido la sabiduría de los masones que diseñaron las pirámides y pusieron a los esclavos judíos a construirlas. Ése es el verdadero origen del sionismo que nos quieren presentar como un invento de Thedor Herzl en 1897.

A la vista de todos, los gobernantes sionistas de Israel están desplegando sus planes apocalípticos contemplados en la Biblia, oportunamente develados para el gran público en los “Protocolos de los sabios de Sion”, y cuya coincidencia con los hechos es palpable hasta para los menos perspicaces.

Independientemente del origen espurio del libro, lo allí denunciado (o “profetizado”), está sucediendo, de modo que el problema no es la autenticidad del libro, o la identidad de su autor, o su carácter especulativo, que no fantasioso, pues todo lo denunciado se ha ido cumpliendo, de modo que es verosímil e innegable.

Lo realmente notable es el evidente acierto en la denuncia temprana de los crímenes sionistas contra la Humanidad, la Vida y el Planeta, que son el verdadero problema, tan bien ilustrado en el siguiente cuadro sobre los “TEMAS” tratados en el libelo.

NOTA: Los números subrayados son enlaces, mientras los que no lo son indican el protocolo en el que se trata el tema. Los he editado anteponiéndoles una diagonal derecha para facilitar su identificación.

Temas/ Protocolos

Libertad ficticia en la política.10 /1

Promoción de tendencias subversivas en la ciencia y el arte.11 /2

Guerras económicas.12 /2

Guerras mundiales y conflictos internos. /7

Revoluciones mundiales. /15

Derechos ficticios para las masas. /3

Establecimiento del comunismo. /3 y 9

Control de la prensa /2, 7, 9, 10, 12, 13, 17, 19

Corrupción de la política de los no judíos y de sus leyes13 /9

El triunfo judío por medio del voto del pueblo, sufragio universal y despotismo de las masas.14 /10

Libertad, igualdad y fraternidad. Véase también: Liberté, égalité, fraternité15 /1, 9

Inestabilidad de las constituciones. /3

Charlatanería parlamentaria.16 /3

Entorpecimiento de los jóvenes mediante una educación fundada en teorías y principios falsos.17 /9

Promoción de distracciones para evitar la reflexión en los gentiles: juegos, diversiones, pasatiempos, prostitución y actividades deportivas.18 /13

Destrucción del cristianismo y las demás religiones, decadencia de la fe religiosa en general y el culto al dinero.19 20 /4, 17

Descrédito de los sacerdotes cristianos, disminución de su influencia.20 /17

Importancia y acumulación del oro.21 22 23 24 /2, 3, 4, 5, 14, 15, 20, 22

Importancia del antisemitismo para la causa.25 /9

Educación superficial y abolición de la libertad de enseñanza, del pensamiento crítico.26 27 /5, 15

Manipulación y falsificación de la Historia.28 /16, 19

Anarquía entre los obreros y su habituación al alcohol y encarecimiento de productos de primera necesidad.29 /6

Control de la economía por vía de la especulación.30 31 /4, 6

Crisis económicas, generación de deuda por medio de empréstitos.32 33 /20, 21

Monopolios. /5, 6

Gobierno mundial. /5, 6, 9, 10

Destrucción de nacionalidades, fronteras y de la diversidad de monedas.34 /10

Prohibiciones de las sociedades secretas. /15

Propagación de ideas, como darwinismo, marxismo, nietzscheísmo, liberalismo, socialismo, comunismo, anarquismo, etc.35 36 37 /2, 9, 10, 12, 15

Propagación del materialismo. /16

Establecimiento final del orden y del verdadero bien, los judíos son los bienhechores de la humanidad, pues está predestinado por Dios.38 /22

(Tomado del anexo “Wikipedia Los protocolos de los sabios de Sion”)

Si no nos oponemos y los vencemos, continuarán sus aterradores designios, que incluyen el exterminio del 95% de la población.

Quizás no nos importe, pues para muertos nacimos todos, y morir juntos puede ser hasta deseable y reconfortante para los más cobardes.

Pero es innegable que el macabro destino que nos trazó Yahvé está avanzando a ritmo vertiginoso, gracias al empeño y los esfuerzos del “pueblo elegido”, tan díscolo pero tan aterrorizado por su dios.

Le teme tanto que no tiene más remedio que cumplir su devastadora misión para no despertar la ira del furibundo amante del olor a carne asada y despiadado verdugo de quienes considera sus enemigos (Ver anexo: “El secreto de nuestra existencia”). Saben que es capaz de extinguirlos si ellos no extinguen a los “gentiles”, como lo determinó su “creador”.

Tal vez los que apenas comienzan sus vidas rechacen que se las extingan tan rápido, de modo que resuelvan oponerse a su destino mesiánico. Hasta de pronto algunos viejos se apiaden del triste destino de la actual juventud. Quizás se motiven para aportar sus experiencias y sus conocimientos, tratando de evitar que los fanáticos exterminadores y excluyentes guíen a los prospectos de futuro.

A lo mejor la gente digna, buena, noble, crédula e ingenua, ahora indignada, inclusive en el mismo Israel, resuelva dejar a un lado su candidez y superar la timidez y el miedo, reivindicando su condición humana, a fin de exigir respeto para la Vida y su madre Tierra, tanto como castigo para quienes las atacan consistentemente.

Tal vez tú lo hagas. Tal vez tu conciencia te lo exija. ¡Tal vez! De todos modos, ¡es tu derecho!

Al ejercerlo, ten en cuenta que -independientemente de las creencias individuales y de la pertenencia a una iglesia cualquiera- es claro el propósito deliberado de los gobiernos de occidente, eminentemente cristianos, por causar confrontaciones con los musulmanes, buscando acelerar la guerra que necesita el sionismo para cumplir su sagrada misión de destrucción evitando pagar sus crímenes.

Entre éstos se incluye la crisis definitiva del sistema jerárquico y consumista que Christine Lagarde (la sucesora en la dirección del FMI del sátiro impune Dominique Strauss-Kahn, un miembro mimado del Club Bilderberg, presunto “socialista” y eventual candidato a la presidencia de la agobiada Francia) entiende que es insoluble a través de medidas económicas, por mucho que se esfuercen en aplicárselas los gobernantes lacayos a los pueblos subyugados, engañados y explotados; a no ser que se avengan a autorizar el saqueo inmisericorde de sus riquezas naturales, lo cual le permitiría al sistema depredador sobreaguar unos cuantos meses más. Es una vía que están explorando pero que los pueblos están rechazando cada vez con más contundencia y decisión.

Desde luego, el mismo sentido bélico mundial lo conllevan las abusivas invasiones a Afganistán e Irak, tanto como la de facto a Pakistán, justificadas como represalias por los auto atentados del sicópata potentado, George W. Bush aliado a su socio Osama bin Laden, ocurridos el 11 de septiembre de hace 10 años, cuando conmemorábamos 28 años del asesinato de Allende por la CIA, mediante el vil Augusto Pinochet, en 1973, según lo ordenó el miembro del Club Bilderberg, la momia sionista Henry Kissinger, secretario de estado de Richard Nixon.

El mismo propósito guerrerista lo denota la existencia de bases militares y de prisiones clandestinas de USA por todo el Mundo (incluyendo a Guantánamo y sus inocentes islamistas torturados, que Obama prometió liberar una vez iniciase su presidencia).

Es la misma motivación del cinismo de los gobernantes de Israel, quienes se niegan a arrepentirse por sus crímenes de lesa humanidad contra los nueve turcos indefensos, integrantes de la Flotilla de la Libertad, asesinados en el Mediterráneo, en mayo de 2010, por los comandos criminales que conforman el entrenado ejército sionista, preparado para la guerra mundial que les exige su ideología apocalíptica.

En vez de admitir que no tienen derecho a matar impunemente, como sostienen que lo pueden hacer, por un privilegio que les habría concedido Yahvé o Eloim o Jehová o Adonai, han preferido confirmar su grandeza genocida dañando sus relaciones con uno de los pocos países de la región que no los detestaba, Turquía.

Es la manera expedita de apurar sus designios apocalípticos, si los ofendidos caen en la provocación. En tal caso, pronto cuajará la guerra que les permita superar la crisis definitiva del sistema jerárquico y consumista asesinando al 95% de la población, a la cual ya están matando por montones mediante pestes, hambrunas, guerras locales y nacionales, y catástrofes ambientales provocadas adrede.

Como se deduce, ante el reto definitivo, los motivos para ejercer la soberanía individual son numerosos, urgentes y graves.

Si nos desentendemos, sus promotores –sionistas, potentados y cipayos lacayos, de todos los pelambres, resueltos a acolitar su juego- se saldrán con la suya, y ya no tendremos futuro, a no ser como esclavos, en caso de que haya sobrevivientes. Lo más probable es que acabarían con todo.

No hay redentores. La salvación es asunto común, de mayorías conscientes y actuantes, conformadas por individuos dignos y libres, capaces de pensar y decidir por sí mismos, escuchando su conciencia en vez de los cantos de sirena de sus líderes ideológicos interesados en conservar sus privilegios personales a costa de las vidas de las mayorías.

¡De eso se trata! ¡Piénsalo y no lo olvides!

Darío Botero Pérez



Tu opinión es importante. Escribe un comentario