Las primeras células madre de especies en peligro de extinción

Por • 6 Sep, 2011 • Sección: Ciencia

A partir de células normales de piel, científicos del Instituto Scripps de Investigación han producido las primeras células madre de especies en peligro de extinción. Esas células podrían eventualmente permitir mejorar la reproducción y la diversidad genética de algunas especies, posiblemente salvándolas de la extinción, o para fortalecer la salud de animales en peligro de extinción en cautiverio. Una descripción de este avance se adelanta en la edición digital de Nature Methods.

Hace unos cinco años, Oliver Ryder, director de Genética en el Instituto de Investigación para la Conservación del Zoo de San Diego, en contacto con Jeanne Loring, profesor de neurobiología del desarrollo en el Scripps Research, para discutir la posibilidad de obtener células madre a partir de especies en peligro de extinción.

El equipo de Ryder ya había creado el Zoológico Congelado, un banco de células de la piel y otros materiales de más de 800 especies y se preguntó si los miles de muestras que habían acumulado podían ser utilizados como punto de partida.

Así como es de esperar con los seres humanos, Ryder pensó que células madre a partir de especies en peligro de extinción podrían permitir terapias médicas o salvar la vida ofrecen la posibilidad de conservar o ampliar la diversidad genética, ofreciendo nuevas posibilidades de reproducción.

En ese momento, aunque los investigadores están trabajando con células madre procedentes de embriones, los científicos aún no habían desarrollado técnicas para inducir de manera fiable las células normales adultas para convertirlas en células madre. Pero la tecnología llegó poco después, y ahora los científicos han logrado esta hazaña, llamada pluripotencia inducida, mediante la inserción de genes en las células normales que provocan la chispa de la transformación.

Experimentos pioneros
Cuando el equipo de Loring se reunió con Ryder a principios de 2008, se dieron cuenta de que estas técnicas de reciente aparición se podrían aplicar a las especies en peligro de extinción.

Ryder sugirió dos especies para el trabajo inicial. El primero fue una variedad de mandril en peligro de extinción que eligió debido a su estrecha relación genética de los seres humanos, y porque este tipo de animales en cautividad a menudo sufren de diabetes, ámbito en que los investigadores están trabajando para tratar en humanos con células madre basado.

El rinoceronte blanco del norte fue el segundo candidato. Ryder eligió este animal ya que está genéticamente muy lejos de los primates, y porque es una de las especies más amenazadas del planeta. Hay solamente siete de estos animales vivos, dos de los cuales residen en el San Diego Zoo Safari Park.

Inicialmente los miembros del equipo pensaron que tendrían que aislar y utilizar los genes de los animales estrechamente relacionados con las especies en peligro para inducir la pluripotencialidad con éxito. Pero esa línea de experimentación no funcionó. En cambio, para su sorpresa, después de un año de prueba y error, los investigadores encontraron que los mismos genes que inducen la pluripotencialidad en los seres humanos también funcionaron para el mandril y el rinoceronte. “Ha sido increíble”, dijo Ryder de los éxitos del equipo de Scripps Research.

El proceso es ineficiente, es decir, sólo una pocas células madre se producen en un momento, pero eso es suficiente. “Sólo hay dos animales”, dijo Ben-Nun, “pero tenemos el comienzo de un nuevo zoológico, el parque zoológico de células madre.”

EUROPA PRESS



Tu opinión es importante. Escribe un comentario