¡Los perros ladran en Maracaibo!; comenzó saboteo al profesor Giovanny Villalobos

Por • 5 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Mucho habían tardado, pero ya iniciaron el boicot en contra del profesor Giovanny Villalobos, director de la Zona Educativa del Zulia (ZEZ), una acción que no extraña en las instituciones venezolanas cuando llega alguien que comienza a trabajar de verdad con objetivos claros del proceso, y consciente de que sólo empoderando al pueblo será posible continuar con el proyecto revolucionario que lidera el comandante Hugo Chávez.

Ha sido grande la roncha en la piel de los adversarios, más cuando escuchan que además de la reconstrucción de 300 escuelas zulianas, en septiembre se les entregará computadoras Canaima y libros a los alumnos pertenecientes no sólo a los colegios nacionales como se ha venido haciendo, sino a los dependientes del gobierno regional. Eso se llama inclusión. Eso se llama revolución. Eso se llama acabar con el negocio perverso de los textos en contra de la educación de los niños. Eso es lo que no dice el gobernador y precandidato presidencial, Pablo Pérez y menos Eveling Trejo de Rosales, quien se enteraría del período vacacional porque debió ser la primera en irse de viaje. ¡Qué le puede importar a la alcaldesa de Maracaibo, que los niños de esos cinturones de miseria que bordean el municipio que preside no tengan con qué estudiar…!

Pero vamos al asunto en cuestión; resulta que tras el polvorín de la nueva gestión en la ZEZ, se han dado a la tarea de crear rumores según la cual se hace un censo en la Zona Educativa para incorporar a contratados, colaboradores, nuevos postulantes… ¿Y cuál es el objetivo?, el objetivo es fácil de deducir: empañar y crear caos en la labor del profesor Giovanny Villalobos enviando a esa institución una avalancha de personas. Buscan que la gente colapse las instalaciones, se enoje, haga un escándalo público y despotrique de la revolución.

De hecho, tales rumores han traído como consecuencia que unas 400 personas diarias abarroten la sede, sin embargo, como he dicho en otros artículos, Villalobos es un hueso duro de roer, y no porque tenga la barita mágica de Harry Potter para resolver los múltiples problemas educativos en la región ¡no!, sino que sucede, a despechos de unos cuantos políticos locales y regionales, que el hombre es gerente por excelencia, un trabajador incansable y la gente en la calle habla de su seriedad y honestidad. No esconde nada. No sólo mira a la cara, sino que sostiene la mirada y mantiene lo que dice. Con eso no pueden algunos dirigentes, aspirantes o como se les quiera llamar en esta Maracaibo que tiene a lo largo de los últimos años, una historia lamentable de maltratos por alcaldes que la han gobernado y se han burlado miserablemente de ella a punta de brocha y pintura, de pañitos de agua caliente, creyendo que la población es tonta y no ha aprendido con Chávez.

Ahora, ante la situación presentada en la ZEZ, el profesor Villalobos por instrucciones de la ministra del Poder Popular para la Educación, Maryann Hanson, ordenó una auditoria general que permitirá tener un estatus claro de la situación de los funcionarios en toda la región, con el fin de detectar a los reposeros e iniciar medidas que permitan realizar poco a poco la incorporación de los colaboradores. Otra de las acciones tomadas ha sido la revisión de los casos de empleados que puedan optar al proceso de jubilación.

De todas maneras y volviendo al tema político en específico, mis amigos lectores, comparen ustedes, tómenlo si quieren como un pasatiempo y revisen el accionar de dirigentes que, para colmo, se creen con posibilidades de gobernar a Maracaibo -algunos de ellos muy escondiditos por ahí-, y verán que una buena parte está signado por la corrupción, por sus malas gestiones, por acusaciones en su contra, en fin, no merecen que el pueblo vuelva a depositar su confianza en ellos.

Aunque no hay de qué preocuparse, porque cuando los perros ladran, es porque el profesor Villalobos está cabalgando. Y eso es de elogiar. Así son los políticos que el diputado Arias Cárdenas, candidato a la Gobernación del estado, necesita para recuperar Maracaibo y Zulia.

Por eso sería bueno que nos detengamos a reflexionar en el panorama político revolucionario de este municipio. Aquí la gente está cansada de lo mismo; se encuentra harta de ver y escuchar soy rojo rojito, colocarse una gorra o una franela de este mismo color, persignarse ante una foto del Che, de Fidel o de Chávez ¡no!, eso lo han hecho siempre y después que se posesionan en el cargo sacan las uñas, hacen un desastre y terminan rechazados y señalados de corruptos por la gente que les dio el voto. Arias Cárdenas debe tener cuidado con ese tipo de dirigentes; son dañinos, eso lo sabemos todos. No caigamos en esa trampa.

El apego a la revolución, la vocación de servicio, el amor y la consideración por el pueblo, tienen que demostrarse como lo ha demostrado a través de sus años de labor y lo hace actualmente, el profesor Giovanni Villalobos.

Alberto Morán
albemor60@hotmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario