Ni siquiera les crece la nariz como a Pinocho

Por • 3 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Hoy Como Ayer

Pinocho es el personaje de un célebre cuento del italiano Carlos Callodi publicado hace más de 130 años, el cual narra las peripecias de una marioneta hecha de madera que asombró desde el principio a su fabricante, un carpintero llamado Cerezo, quien le puso ese nombre que invadió el mundo de los niños y la admiración de los adultos por sus habilidades y por el deseo de querer ser humano. No vamos a echar todo la historia de este personaje que invadió las pantallas del Cine con hermosísimas películas; pero, Pinocho se hizo muy popular como ejemplo contra las mentiras, debido a que cada vez que hacía una travesura o no decía la verdad le crecía su puntiaguda nariz, hecho utilizado por algunos padres para amenazar a sus pequeños hijos : “si dices mentiras te crecerá la nariz como a Pinocho”….que muchos infantes de principios del Siglo XIX tal vez lo creían, porque en la actualidad ya ni en santos ni aparecidos creen.

¡Como habría políticos y funcionarios públicos narizones en nuestro país si por cada mentira dicha les creciera aunque fuera un milímetro este órgano del olfato. A la oposición no los identificaríamos por sus consignas, sino que a lo lejos los conoceríamos por sus narices largas.

Recuerdan cuando el gobierno inició la campaña de los “bombillos ahorradores”, regaron que esos adminículos eran unos dispositivo para el espionaje cubano al servicio del chavismo…mentira; en la campaña por la Reforma Constitucional, regaron que quien tenía una carnicería o cualquier otro negocito, se los quitarían…mentira; que con la recuperación de tierras ociosas en el campo, expropiarían a los agricultores…mentira; llegaron hasta correr la “bola” que con la reforma educativa le iban a quitar los hijos a sus padres para enviarlos a Cuba…mentira; riegan que el CNE es un organismo que prepara fraude a favor de Chávez el 2012…mentira!.

Andan tratando de confundir diciendo que las viviendas adjudicadas por el gobierno, siguen siendo propiedad del gobierno y no de los adjudicatarios, cuando en realidad lo que se buscan es mecanismos para evitar que el beneficiado-cuestión común en la IV República-salga inmediatamente a venderla, volver a un rancho y gestionar otra donación.

Ahora la agarraron con el Censo Nacional de Población y Vivienda. No hayan que mentira inventar…ni siquiera les crece la nariz como a Pinocho. (Dom. 4-9-2011)

R. Yánez
CNP-2489



Tu opinión es importante. Escribe un comentario