El clarín de la patria llama

Por • 3 Sep, 2011 • Sección: Un Grano de Maíz

“Cuando el clarín de la patria llama, hasta el llanto de la madre calla”. La frase ilustra el arraigo de la Patria en el alma de los hombres que la aman: comparable al arraigo de la madre, similar al amor del poeta por su musa. El amor a la Patria vence a Sancho Panza y da bríos de combate al Quijote. No calcula.

Con la Revolución Bolivariana el concepto Patria se llenó de amor, de reflexión. No es posible amar a la patria sin amar al terruño pequeño, allá donde oímos las primeras campanas, donde fuimos a la escuelita y nos enamoramos de la maestra rural, pero también sin amar al último confín del planeta, sin ser solidarios con el hombre que padezca alguna injusticia. Esa es la Patria Grande, universal, porque el amor verdadero no tiene fronteras. No se puede amar a la patria sin amar a la humanidad toda.

Con la Revolución Bolivariana aprendimos que para tener Patria es necesario luchar por conquistar la soberanía, la independencia, y que éstas no son verdaderas sin la equidad y la paz con justicia, o, cómo dijo un pastor, “sin luchar por hacer posible la utopía de Cristo.”

La Revolución Bolivariana no es otra cosa que el intento honesto, humano, de dar concreción al mandato de Cristo “amaos los unos a los otros”. Esta es la manera más resumida de definir al Socialismo. La Revolución avanza, hace cambios en las relaciones económicas, intenta nuevas relaciones entre los humanos, es la única posibilidad de construir Patria.

La oligarburguesía, los escuálidos, no sienten más Patria que el dinero, el lucro. Allí está su corazón, por un plato de lentejas se vendieron al imperio, son agentes del monstruo de la antivida, del desamor, de la antipatria.

Hoy padecemos una ofensiva de los antipatrias que anuncia confrontación cruenta: los pusilánimes de ayer empiezan a querer cantar como gallos. Para muestra revisemos las primeras páginas de “tal cual”, la incitación “a cazar a chavistas como ratas”, y de “asesinar a Chávez” es evidente, sólo cubierta por una hoja de parra. Esta actitud es signo de fuerte ofensiva final, sabemos que los cobardes no se mueven sino con red de seguridad, no corren riesgos.

La vocación golpista que asomó en abril y con el sabotaje petrolero, vuelve a ocupar la escena, la mesa de la derecha ya no puede mantener su carácter electoral, cada día se desliza más hacia el golpe. ramos allup que representa un pilar de esa mesa, es una muestra de que esa unidad es para algo distinto a las elecciones. Este discípulo de canache mata responde así a las preguntas en una entrevista a el nacional:

¿Quiénes tienden puentes son oficiales activos, de alto rango? Activos y retirados, de diferentes rangos.

¿Desde cuándo lo hacen? Eso tiene tiempo. Para dar una referencia, entre un año, y año y medio…

El clarín de la Patria está llamando.

¡Con Chávez defenderemos la Patria Socialista!



Tu opinión es importante. Escribe un comentario