La revolucion avanza desde el sur del país (Parte I)

Por • 2 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Multitemas

Una sorpresiva invitación del productor agropecuario del Estado Bolívar, Ramón Martínez, me lleva a la Capital del Municipio Sucre, la laboriosa población de Maripa, enclavada en la parte baja de la cuenca hidrográfica del majestoso Río Caura, a pocos kilómetros de su desembocadura con el Orinoco; ésta muy conocida región, sobretodo por ser el asiento de una explotación harto contradictoria del metal aurífero (Au por su simbología química) y la cual recientemente estuviera en el ojo del huracán en medio de una cruenta intervención de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas para detener y erradicar un ilegal tráfico del mineral precioso y que por ingentes cantidades se esfumaba por los caminos verdes del trafico irredento hacia allende las fronteras patrias.

Ahora se trata de comprobar in situ como se está atendiendo lo que eufemísticamente se ha llamado la “reconversión minera”, o sea el destino laboral y social de los muchos mineros venezolanos (criollos e indígenas) a los cuales se les ha prohibido necesariamente la actividad extractiva del oro, por ser terriblemente contaminante por el uso de precipitadores químicos y también altamente depredadora del medio ambiente por el arrase de miles de hectáreas de capa vegetal en medio de laceradas zonas boscosas irremediablemente intervenidas. Sí, desde el año de 2010 y a partir de instrucciones pertinentes producidas por el propio Comandante-Presidente Hugo Chávez de adelantar el PLAN FORESTAL SOCIALISTA, a lo largo de todo el eje geopolítico conocido como Apure-Orinoco, nos encontramos que ya para el año 2009 se cumplió con la plantación correspondiente a dicho plan en el oriente del país de 17.000 hectáreas en las áreas de Uverito y Coloradito en las estribaciones de los estados Monagas y Anzoátegui. Para el año 2010, se repitió en la zona oriental venezolana para un total de 20.000 hectáreas de plantas y se da inicio al PFS en el Estado Apure ubicándose el sembradío exitoso de 2.500 hectáreas (distribuidas entre 2.088 Has. de acacia y 912 hectáreas de saladillo); todo ello en la región limitada por los ríos Meta y Sinaruco en el Municipio Pedro Camejo, representativo de nuestras hermosas e históricas llanuras, que ahora se incorporan a plenitud en la producción de oxígeno y reducción de dióxido de carbono en una ecuación de innegable valor ecológico, ya que se plasma en la realidad que, a la par de nuestra producción petrolera le enfrentamos el control de los riesgos de los combustibles fósiles.

La honrosa tarea de adelantar el PLAN FORESTAL SOCIALISTA, le ha tocado a la empresa estatal Productos Forestales de Oriente –PROFORCA-, adscrita al Ministerio del Poder Popular de Tierras y de hecho para este año del 2011 se ha cumplido con el desarrollo de las siguientes plantaciones en Oriente : 8.700 hectáreas en el eje Uverito-Coloradito; en Apure 3.100 hectáreas en el eje Meta-Sinaruco y en el Estado Bolívar, en el eje de La Pastora-Banco de la Vela del Municipio Cedeño en donde se plantaron 4.300 hectáreas de Pino caribea. Pero vamos con los detalles que pudimos observar en el cierre de la plantación de este año en Guayana.

A los efectos de la gerencia del plan 2011, PROFORCA escogió al Ing Forestal Carlos Quesada, con mas de 20 años de experiencia en tareas forestales en nuestro país para Coordinador General de la Plantación en el Estado Bolívar y se asentó un campamento en Maripa a partir de enero de este año, cubriéndose la primera etapa con el establecimiento de un vivero que a la vuelta de 12 meses se encontrará en plena producción con los requerimientos de plantas de las diversas especies a utilizar. Mientras esto ocurre, se transportarán de Uverito y Coloradito del eje Anzoátegui-Monagas los miles de tubetes con las plántulas. El vivero se estableció en las afueras de Maripa y como ya se dijo, los campos de plantación se ubican en los alrededores del caserío de La Pastora en el banco de sabana conocido como La Vela, al traspasar los 30 kilómetros allende el puente sobre el Río Caura ya en territorio del Municipio Cedeño.

Tal como se establece, en las directrices del Ministerio del Poder Popular de Tierras, el manejo de las plantaciones tiene como objeto la producción sustentable de bienes y servicios forestales a través de la planificación y manejo del patrimonio vegetal del país, bajo una visón socialista, orientada a fortalecer la participación directa de las comunidades y organizaciones sociales en la producción y comercialización de bienes maderables y no maderables y otros beneficios provenientes del bosque; en ese orden de ideas, el equipo de Quesada quedó constituido también, entre otros por Jesús Fernández, Pedro Martínez, José Mata, José Meléndez, Yuleidy Núnez, Ismael Juliá-García, cada unos de ellos en las áreas operativas de muestreo cartográfico, coordinación de plantaciones, apoyo mecánico, logística de sabana y vivero, control de calidad de plantas y otras circunstancias hasta cubrir hasta el mínimo detalle, para que las operaciones se cumplan sin dilaciones y con un máximo de eficiencia que incluso incluye la excelencia.
Cuando hablamos de participación directa de las comunidades organizadas, esto se cumple con minuciosa rigurosidad y nos encontramos que para los efectos de la plantación del Banco de La Vela, actuaron 20 consejos comunales de 21 personas cada uno; dos de ellos conformados por compatriotas indígenas de la Etnia JIBI , procedentes del Amazonas pero asentadas por varios años en los alrededores de Maripa. Ver estos equipos en plena faena de siembra constituía un hermoso espectáculo revolucionario, por cuanto el mecanismo era manual y se llegaba hasta niveles exquisitos de rendimiento por hectárea y en los dos meses en que se cumplió el proceso, se adelantó una competencia leal y humana por alcanzar las metas previstas, la cual hasta el viernes 26 de agosto de 2011 se pudieron lograr exactamente las 4.300 hectáreas sembradas y por cierto que los dos consejos comunales indígenas llegaron a tales niveles de acoplamiento y rendimiento que concluyeron sus labores con un día de anticipación, vale decir el jueves 25 de agosto.

Un día de labores en el Campamento PROFORCA de Maripa, se iniciaba a las 4.15 de la madrugada con la salida de la comisión de logística hacia los consejos comunales que se contrataron para la elaboración de la comida, la cual tenía que estar disponible tanto en el vivero como en la sabana de La Vela a las 7 de la mañana; a las 11.30 de la mañana y las 4.30 de la tarde para el cierre de la jornada diaria. Luego de la ingesta del desayuno, las cuadrillas sembradoras de arrancaban hacia el campo, con sus tractores y remolques con las plantas y a partir de allí el visionario trabajo de cambiar el destino de centenares de miles de hectáreas que paulatinamente, con el pasar de los años comenzará a modificar el paisaje de interminables sabanas apenas cortado por los inefables matorrales de chaparros y hierbas por unas también interminables hileras de árboles, bien sea de pinos, de acacias, saladillos o tecas. Cuando el pasar del tiempo se cuantifique por 15 años aproximadamente, se comenzarán a escuchar los monótonos ruidos de las máquinas de aserrío y las gandolas que antes solo venían si acaso a cumplir con el transporte de cajas con pequeñas plantas, ahora se verán repletas de muebles y otros productos del aprovechamiento forestal…Así de sencillo. Volveremos con el tema en otras entregas.

NOTA BENE.- Un dato puntual que me comunica el Ing. Quesada, nos llevan a dimensionar la importancia de adelantar las metas del Plan Forestal Socialista sin cortapisas y dilaciones y es que con la producción actual de PDVSA y nuestro parque automotor, estamos hablando de la emisión de gases contaminantes por un orden de los 13 millones de toneladas al año de monóxido carbónico y con la instauración y disfrute de un bosque de sólo 460 hectáreas estamos hablando de la emisión de 5.5 millones de toneladas del gas oxígeno, indispensable para la conservación de la vida en el planeta. Con mucha razón en PROFORCA se utiliza el lema de : “SOMOS OXÍGENO PARA LA REVOLUCIÓN”.

Miles Useche
(multitemas@hotmail.com)



Tu opinión es importante. Escribe un comentario