La crisis y su desenlace

Por • 2 Sep, 2011 • Sección: Un Grano de Maíz

La Revolución vive una crisis caracterizada por una feroz disputa del poder que rebasa lo constitucional. Ya vimos que la contrarrevolución, amparada en las libertades burguesas, prepara un golpe: hablan con descaro, sólo se preocupan por guardar un poquito las apariencias para impedir una acción judicial, usan dobles sentidos, insinúan, pero a nadie engañan.

Ochoa antich, golpista resentido, viuda del pasado, le fue encomendada la tarea de instigar a los militares, lo hace oblicuo, untuoso, pero no es difícil descifrar su mensaje cobardón. Veamos como envía un mensaje público a la Fuerza Armada.

La técnica es la misma usada por quiroz y otros plumíferos: endilga la preparación de un golpe al gobierno, y esa es la excusa para justificar un golpe contrarrevolucionario. Además, al describir “el golpe” del gobierno, devela cómo será el golpe de los paraelectorales oligarcas.

Lo primero que hace ochoa es desprestigiar al gobierno, escribe:

“Esa emboscada que le ha hecho la vida, como él ha sostenido últimamente, no le permitirá ni siquiera ser candidato en el 2012. (…) Sus permanentes errores políticos, los había superado de una manera inexplicable. Por primera vez no podrá hacerlo. No sólo es la enfermedad, es una situación nacional realmente insostenible, un verdadero caos por la falta absoluta de gobierno.”

Luego comienza a describir las dificultades que ellos tienen para desarrollar el golpe y cómo resolverlas:

“El instrumento que piensan utilizar en sus planes desestabilizadores es la Fuerza Armada. El problema que se les presenta, es lo difícil de lograr conducir a los cuadros militares institucionales a una aventura tan riesgosa sin existir realmente ninguna causa que lo justifique. Los militares prefieren la paz y la seguridad. Mucho más, si conocen que existe la posibilidad constitucional de realizar unas elecciones, en corto tiempo, para escoger al presidente de la República, cuyo resultado será respetado por los venezolanos.”

A continuación desarrolla el plan golpista:

“En estos días, un periódico valenciano, “ABC de la Semana”, se refirió a este tema. El título del editorial fue impactante: “Vientos de Guerra”, para señalar los riesgos de violencia que existen en Venezuela. (…) La sorpresa fueron los argumentos y el ejemplo que presentaron. La violencia no sería social, sino dirigida por grupos subversivos extranjeros, a objeto de provocar una crisis nacional que obligue a la Fuerza Armada a intervenir y de esta manera lograr suspender las elecciones y evitar la derrota. El ejemplo fue trágico: el Líbano de los años 70.”

El esquema se parece al usado en abril, los militares sediciosos piden una excusa, y ésta de los “grupos subversivos extranjeros” es inmejorable. Más adelante habla de injerencia de Cuba, creación de milicias, y concluye:

“En Venezuela sólo falta un chispazo para que arda la pradera.”

Y remata, llamando al golpe:

“Los cuadros institucionales de la Fuerza Armada sólo tienen un camino y una responsabilidad: cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional”.

La crisis avanza hacia su desenlace, los bolivarianos deben preparase, conducirla, profundizar la Revolución.

¡Con Chávez profundizaremos!



Tu opinión es importante. Escribe un comentario