Venezuela: ¡vete en el espejo de la reforma española!

Por • 1 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Auditórium

“El mejor limite para el dinero es el que no permite caer en la pobreza, ni alejarse mucho de ella”
Lucio Anneo Séneca…

En la Cámara de los Diputados de España, Han tomado en consideración la reforma de la Constitución, para evitar el “arrase libre” que los está llevando a la ruina, mayormente por unas autonomías económicas derrapadas.

Al parecer el problema de España, según expertos en la materia es estructural, y no podía ser que politiqueros sin ninguna visión de Estado, en el mejor de los casos, que conspiran de forma continuada por la destrucción de ese país, en el peor de los casos, estuvieran destruyendo por decenios, las posibilidades de bienestar de las nuevas generaciones de esa nación. Alguien tenia que ponerle freno a una España despedazada, con jeques territoriales que tienen en sus respetivos feudos la oportunidad de generar gastos con la técnica de la sanguijuela, chupando la sangre a la economía española, sin otra opción que la de darle acelerador a la maquina de hacer dinero, mientras que la riqueza real, se les iba a pique.

Cualquier ciudadano con cinco dedos de frente con un cerebro racional debe pedir a sus gobernantes, que apliquen la formula económica de funcionamiento de cualquier familia modesta con sentido de responsabilidad, que gastan por debajo de lo que realmente les ingresa. Todo cabeza de familia sabe que una economía familiar que se levanta a costa de préstamos colapsa tarde o temprano, y al final nadie le acredita. Si la misma familia en crisis ajusta sus finanzas, y actúa con austeridad todo el mundo le devuelve la confianza. Lo mismo ocurre con las empresas, que son morosas con sus acreedores, a la larga se quedan si proveedores, teniendo que cerrar sus puertas. La confianza y la credibilidad son valores fundamentales en toda actividad económica, contribuyendo a eso que suelen llamar los expertos en economía, la fiabilidad en las relaciones colectivas económicas. Es la única manera de funcionar una economía social de forma “sostenible”.

Los partidos, PP y el PSOE español, han llegado a un acuerdo por vía de la urgencia parlamentaria para colocarle un tapón, y así evitar que el agua que amenaza la flotabilidad de la economía del barco español. Existen en ese país quienes no lo admiten debe ser: por la ignorancia, la irresponsabilidad o la demagogia en todo caso.

Una reforma constitucional es muy legítima cuando es pasada por el veredicto final de las urnas electorales, es lo más democrático. Pero los políticos españoles parlamentarios no permitieron el someter una cuestión tan perentoria e imprescindible a un debate necio e interminable. En plena travesía, y para que no le sucediera lo del crucero trasatlántico Titanic las decisión del capitán del actual barco español, tomando firmemente el timón, para eludir el choque contra un iceberg. Sin esperar por mucho tiempo la decisión del colectivo español. Donde se preguntaría, si la economía del barco español, debe ir a babor o a estribor mientras se acerca peligrosamente la embarcación a colisionar contra un inmenso bloque de hielo.

El gobierno español en su nivel ejecutivo y legislativo, se dejaron de pendejadas, y de la verborrea que aplican sofistas de baja estofa, y actuaron a tiempo. Y al parecer los legisladores esperan se corrijan las actuaciones severamente dolosas en el manejo del dinero, y del gasto publico, que están dejando agujeros tan profundos en la hacienda publica española. Donde las generaciones futuras deberán cancelar unas hipotecas sin que nadie los haya consultado. Los políticos españoles al parecer están corrigiendo a tiempo, el derecho de no dejar comprometido, y con cifras en rojo las cuentas publicas que provocaran indignación en el colectivo futuro español. Muchas de las autonomías españolas, no tienen en sus arcas ni para pagar los gastos farmacéuticos, ni funerarios, han dejado sus tesorerías en la carraplana. ¡Venezuela vete en ese espejo! Un país donde sus niveles de gobierno nacional, estadal y municipal dilapidan el dinero sin control alguno, no va a ninguna parte.

Edgar Perdomo Arzola
Percasita11@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario