Los grandes temores imperiales del Siglo 21

Por • 1 Sep, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Sin duda alguna los imperialistas se encuentran de lo más movido en estos tiempos y tratan de restructurar un nuevo colonialismo en estos días, vuelven sus ojos al África.

Usan y usarán todos sus posiciones y allegados para lograr sus fines, sin importarle lo que se diga o las condenas que se le den, para ellos se trata de un acto de sobrevivencia, se trata de ellos o la mayoría del mundo.

Las debacles económicas, que presagian el fracaso de una manera y forma de vida y que en muchos pueblos del mundo hoy vemos, lejos de enseñarle para reconducirse ante el mundo lo que hacen tozudamente es volver al pasado, a un pasado cruel, ilógicos, condenado a un mayor y estrepitoso fracaso.

Acaban de hacerse publico unos documentos del Pentágono donde vemos como las fuerzas norteamericanas en Irak, fusilaron a mujeres, viejos y niños donde el menor tenía unos meses y el mayor de estas victimas apena pudo reunir cinco años.

Creo que es una manifestación cruel del verdadero talante de estas fuerzas que algunas veces logran engañar mediante el uso bastardo de sus grandes medios la realidad de sus intenciones e intereses.

Por eso y todo lo demás la gente empieza a conocerlos y a ampliar sus razonamientos. Pero no basta eso hay que empezar a consolidar las mayores fuerzas a estas nuevas arremetidas imperiales y para eso es muy necesario tomar las cosas con la seriedad y la energías que permitan derrotar con el menor número de victimas y daños a estos neocolonialistas del siglo 21.

Para eso es hora de que las formas de comunicación sean accesible a nuestros pueblos, sin cortapisa o restricción alguna; debemos abaratar los costos de los equipos de computación y comunicaciones, dárselos a nuestros jóvenes como herramienta moderna que es, para romper así los monopolios maniáticos del imperio, sabemos que en Inglaterra los servicios de Internet o sea el acceso a las redes llamadas sociales fueron censuradas y cortadas en algunos momentos para romper el poder de la comunicación de los miles que protestaban ante los desmanes del capitalismo; igual sucede en estos días en el Chile post-Pinochet, cuando millones de jóvenes salen en protesta por la privatización de la educación, ocurrió así en la Colombia en marzo cuando millones de jóvenes salieron en toda Colombia para protestar contra la privatización de la Educación y de la Salud.

Lo otro es hacerse eficiente en los servicios, eso le duele al imperio y a sus secuaces, cuando se actúa de esa manera, porque se le caen sus banderas de engaño y de confusión.

Y lo más importante luchar sin tregua contra la corrupción en todos las instancias, porque la corrupción es la mejor manera de mandar al basurero a cualquier intento de cambio; así ocurrió en la extinta Unión Soviética donde los antiguos dirigentes de un mal llamado partido comunista se convirtieron en los nuevos capitalistas, si alguien tiene duda debe revisar como el antiguo ministro de petróleo de la URSS Chermodin, quien tenía un sueldo de unos 500 rublos al mes, termino en la era del antiguo dirigente de las juventudes comunistas Boris Yelsin y luego primer ministro, como un jerarca del mundo petrolero con un capital de mas de 2 mil millones de dolares, en pocas palabras la corrupción hizo que los encargados del socialismo mal llamado real o verdadero se convirtieran en los dueños del nuevo país.

Por eso debemos enfrentar a la corrupción, y a sus gestores ; complices del imperio en sus caminos del desarme moral de nuestras sociedades hoy en caminos de lucha y de consolidación del verdadero poder… ese que nace y se aumenta dentro de las masas del pueblo.

Consolidar la educación sin trabas y dogmas, una educación bien alejada de la supercheria y de los clichees de políticas erradas y sin futuro.

El socialismo nuevo o sea el del siglo 21 se diferenciará del pasado porque se trata de repartir las riquezas , nunca de las miserias.

Y lo mejor es no contar dentro de los maestros a los que lejos de ser ejemplo se han convertido en lastres en el despegue por un mundo mejor; no se pueden dar ninguna ventaja en esta lucha contra el imperio.

Es necesario un liderazgo que se someta en todo los tiempos a un pueblo con ansias de libertad y de emancipación, hay que alejar a los lisonjeros y a los mediocres que usan como su mejor arma la adulancia para consolidar el contrabando de unas actuaciones que al final solo sirven a un moribundo imperio.

Bien lejos con estos enviados imperiales en sus cruzadas llenas de dogmatismo, de ineficiencia, de corruptelas… por eso, Nada de adulantes.

Un pueblo claro y libre , con conciencia de sus valores jamas será sometido.
Por eso sabemos que las tareas son grandes…pero estamos seguro de ser merecedores de esos retos.

Los pueblos del mundo derrotaran a los neo colonialistas… empieza hoy en Libia, y debemos estar preparados para cuando nos toque.

Enrique Garcia
garzaen2@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario