¿Por qué? la clase media, siente tanta necesidad de salir de este Régimen

Por • 30 Jul, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Hoy después de ver tal multitud celebrando el cumpleaños del Presidente, aunque allí seguramente hubo quienes se disfrazaron de rojo para conseguir prebendas, o con cualquier otro fin muy particular, no dejo de apreciar el cambio radical que enrumba este sistema de gobierno, aunque el vuelco total al socialismo aún está muy lejos, se percibe, se puede oler su arribo.

Tuve también la oportunidad de ver y oír a la escritora CAROLA CHÁVEZ, en el programa matutino de ERNESTO VILLEGAS, disertaba ella, sobre la mal llamada Clase Media; coincido en mucho con la apreciación que ella tiene de las razones por las cuales ese sector de la población odia visceralmente al Comandante, pero creo que debemos agregar una razón más para que haya nacido tal aversión, me refiero a la educación que hasta ahora hemos recibido, porque siempre, y más desde cuando la aparición del oro negro en nuestro país, estuvimos bajo la dominación del Imperio Yanqui, quien se ha cuidado muy bien de influir en la formación de nuestros ciudadanos, es decir, ha penetrado ideológicamente a la población aunque de manera tan solapada que hemos crecido apreciando y ejerciendo valores capitalistas que impiden a un gran sector del venezolano comprender como diariamente denigramos de nuestros propios congéneres compatriotas.

Es el caso que hasta entre la gente que siente verdadero amor por el Presidente Hugo Chávez, y que claramente irradian admiración por este líder, encontramos la exaltación de ciertos valores que se contradicen con las enseñanzas, tanto de Chávez, como del socialismo y más lejos del propio Karl Marx; sin conocer que es Comunismo, ni que es Socialismo, odian estas dos palabras, como dice Carola es el COCO, y digo palabras porque considero que nunca han sabido lo que significan, ni “con que se come eso”, como diría un traidor muy conocido; pero entonces si conocen de autos, zapatos y camisas de marca, de clubes de moda y de la universidad privada donde venden aquellos bocaditos tan sabrosos, peor aún, viven en zonas exclusivas de las ciudades, lo que los hace pensar que ellos están allí por derecho divino, designados por un tal DIOS súper-poderoso y que nadie más debe atreverse siquiera a acercarse a sus predios, mucho menos a codearse con sus familiares, porque eso raya.

Pero este Presidente ha logrado dar EDUCACIÓN a los marginados, recordemos que fuimos declarados libres de analfabetismo, pero no se conformó con eso, se le facilita la educación superior a esos marginados; también estableció un sistema de SALUD para que toda la población tenga acceso, pero en especial para que los pobres no queden excluidos; impulsó la formación de cadenas de auto-mercados para vender ALIMENTOS con precios solidarios, igualmente para incluir a los menos favorecidos; logró instaurar procesadoras de alimentos como harina de maíz, etc., fábricas de computadoras, tractores, carros y tantos otros rubros, es decir, mantiene una política de industrialización a fin de hacer de Venezuela un país autosuficiente y soberano. En otras palabras el Presidente trabaja para igualar la población a los fines de acabar con la exclusión, algo que la clase media no puede ni debe permitir, porque se acabará eso de sentirse superior y tener a quien mandar a realizar los oficios que ellos consideran innobles.

Pero aunque este sector de la sociedad se beneficia, usa y abusa de las políticas iniciadas por Chávez para superar este marasmo en el cual nos sumergieron las enseñanzas del capitalismo imperial, piensa que sería degradarse aceptar o permitir que el marginado emerja hasta el status de ellos, debido a esa educación bajo la cual levantado.

Entonces basados en la premisa anterior, deducimos que ese sector de la sociedad debe deshacerse de quien está ejerciendo tal poder y tales políticas que han llevado al zarrapastroso, a tener conocimientos, destrezas, habilidades, salud y oportunidades como para igualarse y codearse con ellos y con sus familiares; para ellos es impensable siquiera que uno de sus hijos pueda estudiar con esos PATA EN EL SUELO, menos aún que pueda vivir entre sus urbanizaciones de lujo y pudiese figurar como igual a él, o como su compañero; porque eso raya.

Encuentro entonces, esto como razón suficiente para que quien se beneficia de las políticas que este gobierno estableció, decida pelear en su contra, sin siquiera comprender lo que le conviene a él mismo.

Coincido por consiguiente con quienes ha propuesto un nuevo pensum escolar, porque se deben establecer parámetros diferentes desde la infancia, a los fines de quitarle al venezolano esa enajenación de mente que nos han inculcado para quitarnos el miedo a palabras sin siquiera conocer sus bases, o significados.

Patria, socialismo y vida… VENCEREMOS

Iván Sicard



Tu opinión es importante. Escribe un comentario