Un cuarto, que sabe a gloria

Por • 27 Jul, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Luego de finalizar la participación de Venezuela en la copa América, hemos podido ver el avance de nuestra selección nacional de futbol. Ha sido un avance progresivo, de tiempo de años. Pero que nos a deja un sabor a gloria, un sabor a triunfo, pero sobre todo el saber de que si podemos avanzar y mejorar, estar dentro de los grandes.

Lo decía Cesar Farías, no se le puede tener miedo a camisetas, a otras selecciones, tenemos las mismas posibilidades que los demás, que los grandes del futbol. Y los posibles errores que se hubiesen cometidos, corregirlos y desecharlos, hacer las reparaciones y correcciones que hubieran lugar y demostrar que si se puede estar en un mundial.

Desde hace un tiempo atrás se viene trabajando para mejorar, para llegar y tener un buen nivel, lo mejor de todo es que hemos dejado de lado las otras camisetas que usualmente la mayoría de nosotros los venezolanos hacíamos. Y era que no nos respetábamos y decidíamos llevar otras camisetas, ir, apostar a otros y nuestra selección la dejábamos de lado. Ya que no la veíamos en un mundial, no la veíamos ganar a los grandes. No la veíamos marcar un gol, no la veíamos en el cuadro de honor y nunca llegamos a soñar en grande y que ella podría llegar en algún momento a obtener un gran triunfo y verla con una copa, un campeonato.

Hoy la historia cambia, tenemos un equipo, tenemos una selección, tenemos una camiseta y tenemos un sueño, tenemos una esperanza. Ahora debemos respaldar con más fuerza, con constancia a nuestra selección y no decaer, no desmayar y mantener nuestro apoyo a este renacer del futbol y al deporte en general.

También debemos exigir a las instituciones y organizaciones del mundo y de nuestra América, respeto por nuestras selecciones y nuestro país. Nuestro país ha venido avanzando en las diversas áreas deportivas y por lo cual se debe exigir ese respeto, porque se ha ganado con esfuerzo, tesón y esmero. Que algunos hechos lamentables que se vieron en esta copa América, no vuelvan a suceder. La actitud antideportiva de algunos técnicos, árbitros, comentaristas, empresas privadas y la misma organizadora del certamen, no se repita nuevamente, Venezuela se respeta y así debe ser.

El respeto hacia nuestro país, hacia nuestras selecciones y nuestro pueblo debe de ser considerado, y que no se repitan hechos de agresión en sus diversas expresiones. El recelo con el que se actúa por las confederaciones y asociaciones, para cuidar sus intereses y sus imperios dentro de las mismas. No permiten que los chicos superen a los grandes, eso tiene que cambiar.

La sorpresa que ha causado nuestra vinotinto, ha sido apoteósica, ha sido una fiesta, es gloria, pero tenemos que decir que ya era justo y que hay que seguir avanzando, no podemos quedarnos dormidos en los laureles y hay que avanzar con más fuerza, coraje, corazón y valor.

Entendemos que nuestra selección pudo haber llegado mas lejos, pudo haber llegado a la final, pero no sucedió y quedamos soñando. Ahí queda el sueño vivo, la esperanza intacta y el orgullo de sentirnos venezolanos, la gloria de un cuarto lugar y que tenemos camiseta. Nuestra camiseta, la camiseta de la vinotinto. Viva nuestra Venezuela, viva nuestra vinotinto, palante.

Toda la selección venezolana merece el recibimiento que se le acaba de dar, jugar en equipo es muy importante, el apoyo de todo el equipo, uno del otro es importantísimo, todos haciendo el trabajo que se le encomienda, para trabajar en conjunto y llegar a Brasil 2014, que grande eres mi vinotinto.


Luis Alberto Nieto
PNI 17.913



Tu opinión es importante. Escribe un comentario