Resultados de los restos del Libertador descartarán hipótesis sobre su muerte

Por • 25 Jul, 2011 • Sección: Cultura

El padre de la Patria, Simón Bolívar, perdió la vida el 17 de diciembre de 1830, en la ciudad colombiana de Santa Marta, producto de una tuberculosis pulmonar, de acuerdo a los médicos de la época; sin embargo, diferentes hipótesis sobre las causas de su muerte surgieron con el tiempo.

El profesor Luis Salazar Martínez en su libro “El Parricidio de Santa Marta, Simón Bolívar asesinado” señaló una teoría sobre posibles envenenamientos o atentados, en el que se analiza el estado de salud del Libertador a lo largo de su vida, y se crean dudas acerca de los tratamientos médicos para ese momento.

Igualmente, el escritor Jorge Mier Hoffman, en una entrevista con Venezolana de Televisión (VTV) en diciembre de 2007, explicó que su obra La Carta, manejó la hipótesis histórica del asesinato de Bolívar, en el cual se consideran los elementos de confesión, testigo y cuerpo del delito.

Destacó que en el libro también se hacía referencia a la confesión que hace Bolívar antes de morir, “en este caso hay un documento en el que El Libertador describe su asesinato e inclusive quienes lo mataron, escrito por su propio puño y letra”.

Asimismo, el director clínico de la División de Enfermedades Infecciosas de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins de Maryland (noreste de Estados Unidos), Paul Auwaerter, destacó que Bolívar, falleció a causa de un envenenamiento crónico por arsénico, el cual le condujo a una grave enfermedad respiratoria.

“Se sabe que Bolívar ingirió arsénico como un remedio para algunos de sus frecuentes males: dolores de cabeza recurrentes, debilitamiento, hemorroides y sus episodios crónicos de pérdida de conciencia”, indicó en el 2010 durante sus conclusiones de su investigación en la Conferencia de Clínico Patología Histórica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland.

Cabe destacar, que en el 2007, el presidente de la República, Hugo Chávez, anunció el inicio de una investigación para determinar si El Libertador murió a causa de una enfermedad o si fue asesinado por una conspiración.

“Yo no me convencí de que Bolívar murió de tuberculosis”, dijo el Presidente, tras señalar que tres meses antes de morir, Bolívar recorrió unos cuantos kilómetros hasta Bogotá, Colombia.

Con el objetivo de determinar el origen real de su muerte, y de realizar un proceso de conservación de sus restos, en el mes de 15 julio del 2010 se exhumó el cuerpo del Libertador.

En la primera etapa se corroboró que los datos expuestos en la carta escrita por el doctor José María Vargas correspondían a lo encontrado al abrir el sarcófago en 1842, la cual explicó cómo fue el proceso de exhumación y el traslado de sus restos desde Colombia a Venezuela.

Este domingo 24 de julio se espera que sean de dominio público los resultados definitivos de la exhumación del padre de la Patria.

AVN



Tu opinión es importante. Escribe un comentario