Drogas y farándula es el camino a la muerte

Por • 24 Jul, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Multitemas

Los titulares de la prensa mediatizada por el capitalismo, repiten nuevamente un ritornello, veamos. EL SOUL TE EXTRAÑARÁ. La cantante y compositora británica Amy Winehouse fue hallada muerta el día sábado en su residencia londinense. La artista de 27 años de edad, presentaba problemas de alcoholismo y otras drogas adictivas. La policía desconoce por el momento la causa del deceso. Fue una polémica y galardonada cantante de soul y jazz. Su producción discográfica “Back to Black” del 2006, obtuvo 5 Premios Grammy`s, un record para este tipo de trofeos en una sola noche y para una cantante inglesa. Su gran éxito inicial fue la canción REHAB, precisamente un eufemismo de protesta por que la “diva” se negaba a ingresar a una clínica de desintoxicación por su hábito a las bebidas alcohólicas y a otros estupefacientes duros como el crack, la cocaína o la heroína, los cuales consumía indistintamente.

De la misma manera los periódicos presuntamente serios como toda suerte de publicaciones escandalosas se hacen eco a lo largo del mundo capitalista que con la muerte por sobredosis de la Winehouse, ingresa al fatídico CLUB DE LAS 27, por el grupo de jóvenes artistas que han muerto a esa edad por el uso mortífero de drogas y del cual forman parte, entre otros y casi todos anglosajones, Jimi Hendrix, Elvis Presley, Jonis Japlin, Brian Jones, Jim Morrinson, Kunt Kabaun y algunos fantasmas vivientes como el caso de Witney Houston.

Es el dramático ejemplo de una sociedad tremendamente corrompida, en donde la constante de este sub-mundo de la farándula es el tráfico y consumo masivo de todo tipo de sustancias adictivas. Acicateadas las personas llevadas al estrellato por una publicidad desbocada en la cual el relumbrón y la fantasía de los escenarios puede ser cubierto por los millones de dólares que se manipulan en los conciertos y sus derivaciones de la cobertura de televisión y los ahora famosos circuitos de salas de cine en cadena digital; en donde también millones de jóvenes sin incentivados al consumo desmedido y cruel de las drogas. Los propios artistas ingresan de inmediato a un paraiso sensual e irreal del cual nunca se escapan y cuyo triste final es el consabido boletín de prensa en donde se repite, una y otra vez que se desconocen las causas de la muerte y se espera un pronunciamiento, tanto de las autoridades como de los familiares.

La agotadoras giras artísticas de semanas interminables de aparatosas multitudes ebrias y drogadas, son explotadas como un “éxito total” por los inescrupulosos manejadores del negocio, los cuales incluyen el suministro de los estupefacientes, todo enmascarado en una atmosfera del infinito mundo del espectáculo, a la vez promocionado por las grandes Cadenas de TV de EEUU y Europa, que también participan del sórdido negocio, que sin lugar a dudas ejemplifica el descalabro moral y destructivo de la sociedad capitalista, ya dando muestras de un de un proceso terminal, acompañado de las crisis financieras situacionales, a la manera de lo que acontece en Grecia, Italia, España, la propia Inglaterra y por supuesto en la cada vez mas degradada sociedad norteamericana, que ya confiesa de tener por lo menos unos 40 millones de drogadictos en las grandes ciudades y sus suburbios, de los que no escapan ni siquiera los salones y dormitorios de la inefable Casa Blanca de Washington, donde un simple barrido de trazas de cocaína, dispara las señales mas conservadoras en estas circunstancias.

Así que, los planes de organizaciones como Al Quaida o los presuntos deseos de los Iraniés de acabar con los impíos capitalistas, van a resultar totalmente ineficaces ante la bestial onda auto-destructiva que desde el seno del propio monstruo se está adelantando. Vale solo pensar en como se ha estilizado hasta la exquisitez, el negocio del cultivo, cosecha, procesamiento, tráfico, distribución y recaudación de beneficios de la cocaína, elaborada en Colombia y que por unas 5.000 (5 millones de kilos) toneladas anuales se comercializan limpiamente en EEUU , configurando un negocio que por sus montos es semejante al petrolero; es para ponerse a pensar en la inutilidad de lo que fuera la “Guerra Fría” en los años de la segunda mitad del Siglo XX y en los planes liquidacionistas del imperio que se propuso el Mundo Islámico, para ahora comprobar que era sólo cuestión de aplicar el viejo proverbio árabe de “ver pasar el cadáver de tu enemigo por el frente de tu casa. Así de sencillo.
(multitemas@hotmail.com).

NOTA BENE.- Circula con profusión por Internet el siguiente : LETRERO PARA GRINGOS…

Tu Cristo es Judio
Tu escritura es latina
Tus números son árabes
Tu Democracia es griega
Tu equipo de música es japonés
Tu balón es de Korea
Tu video-cónsola es de Hong Kong
Tu camisa es de Tailandia
Tu reloj es suizo
Tu pizza es italiana
Tu droga es de Colombia
Tu petróleo es de Venezuela
Tu Presidente es de Africa.
¿Y tú gringo, eres el que mira a ese habitante inmigrante como un ser despreciable..?
¿Entonces gringo qué aportas tú al Mundo…?

Miles Useche



Tu opinión es importante. Escribe un comentario