La Celac al rescate de la Dignidad Indigena y del Gentilicio Sur-Continental

Por • 22 Jul, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

La Utopía Bolivariana (III)

El guarao compañeros
Con flechas y cerbatanas
la tierra venezolana
Fue el primero en defender
(Ali Primera)

El nacimiento de La Celac en estos tiempos tan celeros, controvertidos y calientes que nos tiene hirviendo de tanta Alegría e Injusticia a la vez, nos cae al G-33 como un mágico baño con agua bendita que emana de la cúspide mas alta de la caída del preciado liquido del mundo como es el Kerepakupai-meru (Venezuela); la semilla de la Flor del Celac empezó a recibir el roció mágico apenas sembramos al Grande Hombre de América por allá en 1830, con su abono patriótico y el roció mágico desde la altura, esta por abrir el capullo de la Justicia con tantos pétalos como países necesitados de equidad para la redención de los verdaderos y originarios dueños de la Suramérica Toda: Nuestros Indígenas, ya que mucho antes de que colon perdido en los mares fuese encontrado y salvado por nosotros, ya vivíamos en Comunidad, Endogenismo, Libertad, Autonomía y Conciencia de la existencia. Pero el imperativo desarrollismo inclemente nos arrollo hasta el punto de enajenar nuestra identidad como pueblo noble, trabajador y con sentido de pertinencia para ese entonces.

Nuestros Voceros Políticos (por cada país que integra la Celac) tiene el máximo Deber y Derecho de hacer el mas correcto uso de la Diplomacia para que con la sutileza del fuerte y sonoro reclamo rescatemos, defendamos, mantengamos y perpetuemos la originalidad de nuestra esencia, esencia que deriva de la gracia divina tal como lo plasmaría magistralmente nuestro cantautor folklórico Reinaldo Armas, en sus canción Genesis, ( la cual los invito a que la escuchen y la internalicen) todo el territorio de Celac ha sido bendecido por el altísimo, ningún recurso natural nos falta, mas bien sobran, pero nos ha faltado en demasía el amor y el sentido de pertenencia de los gobernantes y pueblos en general por nuestra riqueza, hemos permitido que foráneos “sentimentales” nos diga como querernos, solo con el vano afán de que en vez de acariciar nuestra herencia, solo manosearla en provecho de extraños y en perjuicio nuestro.

Tuvimos una gran e inmensa población de nuestros originarios dueños, población indígena tal vez mayor a la existente en la España saqueadora, ultrajadora, genocida, violadora y en decadencia económica para ese entonces (aclaro que mis conceptos no tienen ningún vestigio de Xenofobia, pero si una inmensa carga de reclamo histórico y justicia; Ejemplo: El 27 de Marzo de 1528 Carlos V y la expedición de los Welser )

De igual manera tenemos que luchar para rescatar el pensamiento integracionista del Libertador Simón Bolívar,” América Existe toda en nación” y desterrar la Doctrina Monroe, “América para los Americanos” con el solo propósito del anexionismo sin respetar el derecho de los pueblos a la autodeterminación y la Soberanía, “en este continente somos americanos todos desde el extremo norte hasta el extremo sur” respetando los gentilicios nacionales

No debemos perder de vista que en esta parte del mundo se encuentra la salvación de la especie humana (y no estoy exagerando)
Continuara………………..

Carlos Adolfo Castillo
elmacabeo1963@hotmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario