Papeles para el Debate Situación nacional

Por • 16 Jul, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

INTRODUCCIÓN

El presente ensayo tiene como objeto, aportar elementos a una disertación más profundo, que lógicamente se deberá desarrollar, permitiendo observar sin exacerbación, la situación político social que actualmente vivimos. Al respecto, formulamos algunos escenarios como también algunas conclusiones y recomendaciones en el cuadro de su desarrollo.

PRIMERA HIPÓTESIS

Pese a su enfermedad, el Presidente Chávez se postula como candidato en el proceso comicial de diciembre de 2011 ganado ampliamente los comicios; no obstante, el proceso de recuperación no es tan óptimo como se esperaba luego de las subsiguientes intervenciones y tratamiento, teniendo que ausentarse nuevamente del ejercicio de su mandato. Asume las riendas quien contempla la Carta Magna; más sin embargo, se crea un escenario de ingobernabilidad por su figura, lo que permite que los sectores que lo adversan –interna y externamente- comienzan a presionar para que se convoquen nuevas elecciones contando para ello, con apoyo extranjero y de los sectores políticos que controlan importantes espacios de gobierno a nivel del poder regional y locales. Las divisiones dentro del PSUV y el Polo Patriótico, empujan en sentido contrario a la consolidación del gobierno “chavista”.

SEGUNDA HIPÓTESIS

El Presidente Chávez continúa quebrantado de su salud y la gravedad es de tal naturaleza, que no podrá aspirar continuar en Miraflores. A nivel del gobierno y de su entorno político, se da inicio a la especulación respecto de quién lo sustituirá como candidato a la presidencia. Tanto en el PSUV como en los sectores aliados hay incertidumbre. Finalmente es escogido un candidato que “representaría” al sector político bolivariano para enfrentar la candidatura de la oposición, que dado el contexto de la salida de Hugo Chávez, se sienten más seguros. Dicha seguridad derivaría del hecho que la persona que ocupe la candidatura en el “bolivarianismo” no es la más idónea. Al respecto, tanto en el sector civil, como en el militar (y sus distintas tendencias), comenzarían una puja por “imponer” su ficha; quien dependiendo de la forma de su escogencia (consenso), podría obtener o no, la victoria electoral.

TERCERA HIPÓTESIS

El “chavismo” gana las elecciones por resultados mínimos -con un candidato que no fue escogido por consenso-, lo que afecta al electorado (fundamentalmente de los seguidores del Presidente Chávez) quienes terminan aplican la teoría del “Voto Castigo” en los demás cargos de elección popular que están en disputa. Dicha situación debilita aún más el nuevo gobierno ya que la oposición obtendría una mayoría relativa en gobernaciones y alcaldías que se suman inmediatamente a una estrategia de socavar (acciones de calle, terroristas y saboteo), la Presidencia de la República en la búsqueda de salir del gobierno por la vía no constitucional. Dicha estrategia seguramente será impulsada e implementada por gobiernos extranjeros a través de agentes internos.

CUARTA HIPÓTESIS

Hugo Chávez no asiste a las elecciones y se impone un candidato “derrotable” dentro del bolivarianismo. La oposición gana las elecciones presidenciales y por ende, influye el resto de los cargos de elección popular que se están disputando; con lo cual, el “chavismo” y su Líder pasan a la defensiva y reacomodo político. De lo anterior se desprende que muy probablemente surjan divisiones internas que profundizarán la derrota e igualmente llevarán a señalamiento y acusaciones en torno a las razones por las cuales el proceso político habría llegado a ese estado y situación. Siendo que el escenario es muy parecido al sucedido en Nicaragua cuando el “sandinismo” fue derrotado por la derecha pro gringa quedando como Presidenta la Sra. Violeta Chamorro (aun cuando más luego retornaron al poder), hasta que eso suceda, Venezuela vivirá un período de incertidumbre social, política y económica ya que la oposición impondrá rápidamente su modelo privatizador donde las empresas del Estado pasarán a manos del capital trasnacional (creando un escenario de desempleo y tercerización), como nunca antes había ocurrido; serán rotas las relaciones fundamentales con los aliados naturales y estratégicos del gobierno revolucionario, llevando al país a una dependencia política y económica fundamentalmente con los EE.UU. y sus iguales de la UE; del mismo modo que en el Chile del empresario Piñera (y demás que pasaron a ser parte del círculo del “Arco del Pacífico”), experimentándose conflictos sociales producto de las políticas públicas neoliberales impuestas por el sector empresarial devenidos en políticos, quienes buscan retomar la propuesta geo económica, geo política y geo estratégica norteamericana, denominada, ALCA.

QUINTA HIPÓTESIS

La enfermedad del Presidente no es tal. Habría sido “inventada” para éste poder conocer la capacidad de respuesta del pueblo y de los sectores políticos, internos y externos, que se verían afectados, positiva o negativamente, de su salida del juego político. Finalmente Chávez se postula como candidato a la presidencia. Una vez conocidos quiénes son sus amigos, aliados, adversarios y enemigos, define su estrategia electoral y de gobierno. La concreción de este contexto, elimina las anteriores hipótesis.

CONCLUSIONES

El sui generi proceso político hasta ahora liderado por el Comandante Presidente, comienza a sufrir el rigor del agotamiento político producto entre otros, de que el mismo ha descansado solo en sus hombros la responsabilidad histórica ya que no consigue hasta ahora, la “fórmula” de cómo consolidarlo, entre otros, por la irresponsabilidad e incompetencia de muchos quienes han participado (donde él paternalmente les dio oportunidad y confianza), como también, por su propia personalidad al arropar su conducción (tal como también aconteció con los dirigentes de la IV república nacidos en el marco del Pacto de Punto Fijo), de manera que no hay líderes intermedios y de base, reales salvo los impuestos por lo cogollos que rodean (e incluso secuestran al Líder), a diferencia de otras revoluciones donde éstos se han fortalecido por la visión clara y meridiana de sus conductores en torno hacia donde deben ir; la teoría que le sostiene y las acciones y actuaciones para transferir, en su momento oportuno, el poder a las mayorías. El desvarío ideológico y actitudinal, han arrastrado hacia esa situación.

Otros procesos populares muchos de ellos fundamentalmente pobres y que nunca contaron con importantes recursos económicos, han navegado las aguas de la historia y el porvenir; por su parte, la revolución bolivariana se ha contaminado por la visión neo rica; en el sentido que por ser un país petrolero y dados los importantes ingreso recibidos se ha pretendido resolver todo a “realazo limpio” (tal como hacían los tecnócratas petroleros en la época de la IV república), siendo que en muchos casos, los conectores en la línea de mando y distribución (con hambre y ansias de poder), terminan corrompiéndose pues ni ética y menos aun moralmente, están formados y/o preparados, para manipular tamañas cifras y responsabilidad.

A esto, hay que sumarle la poca formación política y administrativa, en el manejo de la Cosa Pública (1), de los que han asumido cargos de elección popular y terminaron rodeándose de bandoleros venidos del “Ancien Régime”(2) quienes les orientan en torno a cómo apropiarse del erario público sin ser detectados. La falta de seguimiento político a este tipo de situaciones tanto desde el gobierno como del aparato político devenido exclusivamente en electoral, han acelerado la crisis; donde los nuevos “reyezuelos” (quienes buscan desesperadamente cómo justificar los dineros adquiridos al amparo del poder y la corrupción), se alejan del soberano y de la concepción socialista que el Líder de la revolución busca imprimirle, más de las veces en solitario, a la política nacional en la idea de querer construir una nueva sociedad, más justa y democrática.(3)

_____________________

Recomiendo darle lectura a mi trabajo de investigación sobre la situación política del actual proceso político, actualizado para el año 2011.
De allí la tesis de que los adecos y copeyanos nunca se fueron.
Leer el escrito: ¿Qué es el Socialismo?; también de mi autoría.

En ese sentido, muchos de los tránsfugas -cuando mucho-, apuestan a un gobierno socialdemócrata (quizás al estilo europeo), que les permita convertirse en una burguesía emergente una vez negociada su ubicación en el nuevo escenario sociopolítico y la legitimación de sus capitales mal habidos con los enemigos del proceso y su Líder; razón por la cual, se privan de atacar en el Aparato Burocrático del Estado y en otros espacios de poder, a sus futuros socios. La razón aparente sería, garantizar -en caso que el gobierno bolivariano caiga antes de tiempo-, su salvación pues ellos habrían sido “benévolos” con sus antagonistas políticos y nuevos futuros aliados de clase.

RECOMENDACIONES

Elaborar una encuesta (trabajo de campo), que permita evaluar la certeza de las hipótesis supra señaladas; como también, qué piensa la gente sobre todo lo que sucede, para garantizar la estrategia correcta de la acción político electoral hacia el 2012 y darle un viraje correcto al derrotero histórico de la revolución.

Sea cual fuere el candidato escogido (distinto de Chávez), éste deberá ser producto del consenso político de las bases del PSUV y de los otros factores que conforman la alianza política denominada, “Polo Patriótico”.

Los aspirantes a sustituir al Líder de la Revolución Bolivariana en el escenario electoral (caso que Chávez se ausente por razones de salud), deberán impulsar una campaña interna (hacia el corto, mediano y largo plazo), que les permita consolidarse y una vez afianzado internamente, promover una cruzada, a lo externo, que neutralice tanto a sus adversarios y enemigos, como la agenda desestabilizadora sembrada desde el exterior.

Manuel José Montañez Lanza
Politólogo e Internacionalista venezolano
Magíster en Seguridad y Defensa
monlan2001@yahoo.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario