EL Partido Revolucionario y Las Siete Líneas Estratégicas

Por • 20 feb, 2011 • Sección: Tribuna Abierta

Resulta por demás interesante e importante el debate ideológico que se viene desarrollando en el seno del PSUV y, de las fuerzas que operan a favor de la Revolución Bolivariana, de cara a las cinco (05) líneas estratégicas de acción y de las Diez (10) preguntas generadoras que se desprenden de dicho debate.

Cabe destacar que cada una de las preguntas generadoras esta vinculada a cada línea estratégica y, estas a su vez (Las líneas estratégicas), se desprenden de los documentos fundamentales (Declaración de principios, estatutos y Bases Programáticas) contenidos en el Libro Rojo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

1.- Tres preguntas generadoras inherentes a la Primera Línea Estratégica.
Evidentemente, las tres primeras preguntas generadoras, en cuanto a: Los comportamientos presentes al interior del PSUV que reproducen la cultura capitalista, la superación de la cultura capitalista y asumir la militancia socialista y, respecto a las premisas que caracterizan al militante socialista, están vinculadas directamente con la primera línea estratégica: De La “Cultura Política Capitalista” a la Militancia Socialista.

Para analizar correctamente esta línea estratégica es necesario partir de la siguiente premisa Marxista: “EL Socialismo no Cae del Cielo”.

“Largas y duras batallas en todos y los ordenes y en todos los terrenos : Pacíficos Violentos, legales, semi legales, clandestinas, semi clandestinas, armadas y no armadas, civiles militares, cívico-militares, etc., habrán de desarrollar las clases explotadas(sectores oprimidos), contra su opresores para poder acabar con el modelo de explotación capitalista.

Esto nos lleva a reafirmar que no existen “modelos detallados” ni “recetas mágicas” para la construcción de la sociedad del futuro. De tal forma, los marxistas aclaramos, que los principios y teorías de Marx y Engels, mas que una “Receta Universal”, son una guía para la acción, que por su alto contenido social y el carácter científico, filosófico de sus enunciados, se hacen irrefutables, tanto para “Los teóricos” y “Los hombres de Ciencia” de la burguesía y El Imperio, como para los sectores Socialdemócratas y reformistas, que suelen “hacer vida política” al lado de los sectores revolucionarios y patriotas.

2.- El Socialismo como Proceso.
Ningún nuevo modelo económico -político-social (etc.), caerá del cielo, ni nacerá rebosante de cualidades”acabadas” y principios filosóficos.

Nuevas fuerzas productivas y relaciones de producción nacen desde dentro y en oposición al sistema de dominación establecido. Necesariamente esta nueva sociedad nacerá con formas defectuosas, cargada y contaminada con los elementos de la antigua sociedad.

Dado que el socialismo nace de la misma sociedad capitalista y producto de la lucha de clases que en su seno se desarrolla y, de otros aspectos inherentes, indiscutiblemente nacerá, económica, social, política, moral, intelectualmente marcado por la vieja sociedad.

En la medida que la nueva sociedad defectuosamente nacida, se desarrolla y evoluciona (en su fase de transición al socialismo) en pro de transformar y transcender sus antecedentes históricos y defectos, en esa misma medida los individuos de esa sociedad irán evolucionando hacia la formación de nuevos valores, nueva moral, nuevos patrones de conducta, etc., inherentes a la nueva sociedad que se aspira construir: EL SOCIALISMO.

De allí la importancia de esta primera línea estratégica: De la “Cultura política Capitalista” a la militancia socialista, por cuanto en sí misma es la expresión tanto de la gran batalla, que habrán de librar los actores que operan a favor del proceso de transformaciones, desde el seno y en contra de “la herencia de la antigua sociedad”, como de la batalla intrínseca que libra cada individuo a lo interno de sí mismo, contra la conciencia igualmente heredada del régimen capitalista. Como decía Marx: “Un proceso en el cual luchamos por liberarnos a nosotros mismos de la carga de la antigua sociedad, en el plano de la conciencia humana”.

Una sociedad en la cual la naturaleza de los seres humanos (originada en el modelo capitalista-burgués), con las antiguas ideas:). Una sociedad donde todos se consideran con derecho a recuperar todo aquello con lo que contribuyen, marcada por una mescolanza de transacciones e intercambios; donde todos calculan en función de su propio interés y se sienten “engañados” si no reciben su equivalente en bienes materiales (o cargos públicos

Una sociedad donde el dinero es el rasero y, donde el principio “tanto tienes tanto vales”, es el que prevalece a la hora de valorar a cada individuo. Un modelo que ha transformado la fuerza de trabajo de hombres, mujeres, niños y niñas en mercancía para ser explotada y, a la naturaleza misma, llegándose al extremo de la amenaza de la existencia de la especie humana sobre el planeta.

Esta, la sociedad regida por el Capitalismo es, a la que todo militante socialista está obligado a desaparecer de la faz del planeta.

3-. … A la Militancia Socialista.
El partido revolucionario debe convertirse en el principal instrumento del pueblo para la derrota de los enemigos de clase y materializar el proyecto histórico de liberación de las clases oprimidas; conformado por militantes con capacidad de comprender y desarrollar la lucha de clases en todas sus formas y expresiones. Por sustentarse en un programa, una filosofía y una estrategia revolucionaria, estará en capacidad de darle coherencia a todas las formas de organización y lucha a las que tenga que apelar el pueblo en su proceso de liberación.

Ni el partido, ni el militante se convierten en vanguardia porque lo proclamen, sino porque además de poseer una teoría científica y de vanguardia es necesario conquistar ese espacio (espacios que no se logran por decreto).

Es deber de todo militante revolucionario, el mantener una línea política justa y desarrollar la lucha ideológica en combate permanente, contra las tendencias erróneas y desviaciones, en pro del fortalecimiento de las posiciones verdaderamente revolucionarias.

Todo militante revolucionario debe tener claro que el carácter de clase de su militancia no está reservado única y exclusivamente por el hecho de que provenga del proletariado, sino que más bien esto tiene su expresión en su conducta diaria, el programa y los intereses de clase que se defienden y, el papel que se cumple como orientador político y guía teórico en un proceso tan importante y decisivo para la humanidad como lo es la construcción del Socialismo.

Solo con militantes que reúnan estas y otras cualidades; disciplinados y profundamente vinculados con las causas del pueblo que desde su organismo de militancia se convierten en ejes de dirección, movilización y unidad de todos los patriotas que hoy pugnamos por la construcción del nuevo estado, podremos transcender a convertirnos en el verdadero destacamento de vanguardia que requieren las luchas del pueblo.

Considero de suma importancia agregar a estas líneas ya establecidas las siguientes:
1-. Línea Internacional.
2-. Línea Militar.



Nigel Barrolleta

NIGEL BARROLLETA-04267853062- 04140858656
ESCRITOS IDEOLOGICOS PARA DISCUSIÓN- PARTE I
ESCUELA DE FORMACION SOCIALISTA URB. BRISAS DEL MAR- Nigel1@cantv.net
Nigel12010@hotmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario