Wikileaks expone el doble rasero de Washington

Por • 30 Nov, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

A través de medios internacionales

El australiano Julian Assange, director de la organización, consiguió sacar a la luz la información, pese a las amenazas y al ataque masivo que denunció haber sufrido el servidor de su web

Cinco diarios de todo el mundo hicieron públicos este domingo cerca de 250.000 documentos secretos y confidenciales de la diplomacia estadounidense, facilitados por la organización cibernética Wikileaks, lo que pone en evidencia el doble rasero de Washington.

De acuerdo con el portal digital de La Radio del Sur, el australiano Julian Assange, director de la organización, consiguió sacar a la luz la información, pese al ataque masivo que denunció haber sufrido el servidor de su web.

La mayor filtración de la historia deja en evidencia la política exterior de Washington, así como sus relaciones con algunos de los puntos más conflictivos del mundo.

Entre otras cosas, en ellos se muestra la desconfianza que generan en Estados Unidos el político ruso Vladimir Putin, el francés Nicolás Sarkozy o el italiano Silvio Berlusconi.

También quedan de manifiesto los intentos de bloqueo a Irán y las presiones en América Latina para tratar de aislar a la Venezuela de Hugo Chávez, así como otras acciones sobre los Gobiernos de Brasil y Turquía para defender los intereses comerciales de la mayor potencia mundial, según apunta el diario El País. Otro cable contiene órdenes a funcionarios para espiar a la Organización de las Naciones Unidas.

Con la página de Wikileaks caída, Assange ha recurrido a esos cinco periódicos (Le Monde, de Francia; El País, de España; Der Spiegel, de Alemania; The New York Times, de Estados Unidos, y The Guardian, del Reino Unido) para dar difusión a la información confidencial, que en esta ocasión supera sus anteriores revelaciones sobre las guerras de Afganistán e Irak y los crímenes realizados por el Ejército estadounidense.

Lo que supone esta nueva filtración de Wikileaks, la mayor hasta ahora, es toda una sacudida de la comunidad internacional: más de un cuarto de millón de documentos de la diplomacia estadounidense que describen en términos francos a los principales líderes internacionales y revelan graves irregularidades cometidas por el Departamento de Estado de la nación norteamericana.

Las consecuencias de esta publicación podrían tener un enorme alcance al verse implicados numerosos gobiernos internacionales, muchos de ellos con estrechos vínculos con la Casa Blanca.

La preocupación por la nueva acción de Wikileaks era tal que la diplomacia de Estados Unidos se puso en contacto en los últimos días con los mandatarios de los países implicados para advertirles de la magnitud de las revelaciones.

A Assange le mandaron una carta advirtiéndole que la divulgación de estos documentos obtenidos de funcionarios, sin autorización oficial, podía tener “consecuencias graves” como, por ejemplo, la muerte de muchas personas.

La mayor parte de los documentos data de los seis últimos años y versan sobre las relaciones entre el Departamento de Estado con las 297 embajadas, consulados y misiones de todo el mundo. 40,5% están considerados como “confidenciales”, y 6% de los cables, unos 15.600, son secretos.

La información, a expensas de un mayor análisis y contraste por los diarios que han tenido acceso a ella, revela de momento movimientos claves de Estados Unidos para el derrocamiento del general panameño Manuel Antonio Noriega, en 1989, y la más reciente al por entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya, el año pasado.

En octubre pasado, Wikileaks ya reveló 391.000 documentos sobre la guerra en Irak, que recogieron varias denuncias de torturas y abusos que Estados Unidos nunca investigó, muerte de civiles de las que no se informó y la ayuda iraní a milicias iraquíes. Previamente había difundido también material comprometido sobre la guerra en Afganistán.

Prensa Web RNV/Agencias
29 Noviembre 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario