El error a la vuelta de la esquina

Por • 29 Nov, 2010 • Sección: Piedra de Tranca

La oposición hace política con los pies y no con la cabeza; que se deja guiar por el hígado y no por el cerebro / No tienen la menor idea de lo que es Venezuela hoy día / Dan a entender a los venezolanos que ya el mandado de sacar a Chávez de Miraflores está hecho

CON QUÉ FACILIDAD la oposición venezolana incurre en el error. Bien por su propia cuenta o bien por inducción. Es una oposición que hace política con los pies y no con la cabeza; que se deja guiar por el hígado y no por el cerebro. Una oposición que no tiene la menor idea de lo que es Venezuela hoy día.

ESTAS CONSIDERACIONES QUE SE HACE LA GENTE sensata del país, que se las planteó el 11 de abril y luego cuando el golpe petrolero, en la oportunidad de los actos de terrorismo y el guarimbeo, y cuando ese sector optó por no concurrir a las elecciones para la Asamblea Nacional hace cinco años, cobran nuevamente fuerza con lo que está ocurriendo.

RESULTA QUE CUANDO se le abre una rendija a la oposición para regresar a la institucionalidad, para fortalecer su presencia en ese escenario; cuando como resultado de las elecciones del 26 de septiembre retorna al parlamento con una representación importante, empieza a meter el escarpín. Primero sobrevalorando el resultado obtenido y anunciando que es la primera fuerza del país, y luego actuando con una arrogancia insoportable.

PERO ES MÁS: Dando a entender a los venezolanos que ya el mandado de sacar a Chávez de Miraflores está hecho. Que es pan comido. Que el hombre de Sabaneta está montado en la parrilla.

CUANDO NI REMOTAMENTE ES ASÍ. Ahora es cuando hay Chávez para rato. Porque tiene la calle, tiene las instituciones, tiene a la Fuerza Armada, tiene poder económico. Eso por un lado. Porque por el otro la oposición carece de todos esos recursos.

ENTONCES, ¿QUÉ SUCEDE? Que esa oposición carente de sindéresis, desquiciada por el odio, se está metiendo otra vez por la senda de la aventura. Está desesperada y comienza a buscar apoyo en los cuarteles y descaradamente en los EEUU, como nunca antes lo hizo la oposición venezolana. Y lo que es peor, está dejando en manos de Guillermo Zuloaga el manejo de la política y de esa relación. Es decir, que un ignaro como Zuloaga, un vendedor de carros -y echador de carros-, tiene prácticamente en sus manos tan importante actividad, secundado por otro cadáver político como Diego Arria.

SIN DARSE CUENTA, porque la arrogancia obnubila a la oposición, ésta ha caído en brazos de “Bobolongo” Otero, Zuloaga, Mata, Arria, con lo cual perderá el chivo y el mecate. El chivo que es Globovisión -no se miran en el caso de RCTV, del cual ya nadie se acuerda-, y el mecate que es la posibilidad de seguir transitando la vía institucional que la condujo de nuevo al parlamento.

A TODAS ESTAS, Chávez se ríe y se frota las manos, porque otra vez están cayendo en la trampa construida por ellos mismos. Que es lo peor del caso.

Marciano
Diario Vea



Tu opinión es importante. Escribe un comentario