Del árbol caído cuídame dios en mi lucha contra la decidía (a la Misión Sucre)

Por • 29 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Nadie se debe alegrar por el mal ajeno y mucho menos que menos agarrar como bandera de triunfo el dolor, ni el sentimiento de los caídos, porque a pesar de los pesares, tarde o temprano tendremos que pasar por los caminos de espinas que están diseñados para que los seres humanos tengamos que transitarlos en el momentos menos preciso de nuestras vida. De ayer a hoy las cosas han cambiado de un 30 a un 60 % por ciento, es decir, de aquellos reclamos y aquellas quejas que había manifestado, en cuanto a la misión sucre, hoy no me puedo quejar, porque soluciones se le han dado a los reclamos dentro de la aldea a la que pertenezco.

Lo primero que debería hacer en este momento, seria dale las gracias a nuestro guía espiritual y político máximo y único líder de nuestro proceso político de cambios profundos HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, por sus aportes a la solución de los problemas en la misión sucre, segundo al camarada, hermano, sobrino (de cariño) y amigo EDGAR GONZALEZ a los administradores de la misión sucre y tercero a los nuevos o mejor dicho a la nueva y aguerrida…MUJER tenía que ser…coordinadora a nivel nacional del eje del programa de formación de grado de estudios jurídicos, licenciada Romelia Landaeta, por el valioso aporte que desde que le asignaron el cargo le ha venido dando a los que por algún motivo hemos sido víctimas de los atropellos de algunos coordinadores de aldea, en cuanto a las actividades educativas se refiere, porque a nivel personal, a mí, nadie me quita lo bailao y “papelón que yo me chupo no es melao pa´ los demás” a bueno y a los nuevos facilitadores venido de nuestra propia misión sucre recién graduados de abogados

Por razones meramente principistas me voy a reservar las ganas de celebrar el nombramiento de la profesora ROMELIA LANDAETA, debido a que, si bien es cierto que, está haciendo y ha hecho las cosas muy bien, no es menos cierto que le debo guardar la debida consideración al dios caído, porque mi intención no es la de perjudicar a nadie, solo que, esos señores nadie, deberían tomar mucho más en cuantas a estos seres menos que nada (según ellos) para que sus actitudes, acciones y aptitudes no perjudiquen los derechos de los triunfadores y así, podremos vivir en sana y absoluta paz y como hermanos; lo digo yo.

Por ahora me despido a la llanera dándole las gracias eternas a los camaradas y directivos de aporrea.org, que muy desinteresadamente me han brindado su colaboración incondicional, para los reclamos efectuado por mis compañeros de clase y mi persona, esperando pues que este apoyo no vaya a decaer, puesto que, como sabemos el enemigo ahora más que nunca nos estará asechando y seguro con la más seguras de la incertidumbres, los que hemos venido denunciando los abusos y atropellos de los hoy caídos; seguro, segurito seremos víctimas de los vástagos coprófagos que, aquellos, los caídos han dejado dentro de las instituciones que hoy abandonan, y nuevamente tendremos que esgrimir la espada cibernética de la escrituras para dejar nuestras denuncias, para tutelar nuestro derecho a la educación que más temprano que tarde será atropellado de manera subliminal como ya lo avizoramos en el horizonte

Jesus Chua Espinoza



Tu opinión es importante. Escribe un comentario