Dirigido a quien debe leerlo

Por • 25 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

I

Tengo tiempo pensando si todo este asunto de la política, la economía, la revolución, la derecha, la izquierda, el gobierno, la oposición; valen la pena tomarla en serio, o es simplemente un juego entre dos bandos con intereses preconcebidos, que solo les conviene mantener al pueblo distraído entre unos sucesos y otros, para que no nos percatemos que solo se trata de dos caras de la misma moneda, de un solo juego que se burla de las mayorías.

Si son los de la oposición, siempre están al acecho de decisiones que de cualquier forma puedan favorecer a las mayorías, para caerles encima a fin de impedir su implementación o al menos restarles parte de la carga de beneficio. Para ello se valen de la mentira, el engaño, la manipulación y hasta la ofensa al pueblo mismo. Existen espacios públicos y privados, en el cual se mezclan oposición y “revolucionarios”, en los cuales no se puede diferenciar a uno del otro. Búsquenlos en los cargos públicos, en los ministerios, alcaldías, gobernaciones, las misiones, o cualquier otro espacio que se me olvide mencionar.

Trate Ud. de expresarse libremente en un medio de comunicación de la derecha, y encontrará unas barreras, que ni el mismo record man de salto de garrocha podrá saltar. Al enfocarse en el contenido y la forma de redacción de las noticias, o artículos, descubrirá que el eje central de las mismas es la mentira y la tergiversación. Todo está organizado de tal manera que, lo fundamental: Informar, desaparece y lo que destaca es una intencionalidad de interpretación digerida que no da margen a la iniciativa de concluir por medios propios por parte del lector u oyente sobre el contenido. Es decir atosigan para que absorbas las ideas que ellos quieren que tú recibas y emitas. En todo esto, el pueblo, es solo un instrumento, al que tratan de usar para inclinar la balanza. Lógicamente que en el fondo no se busca la solución de los asuntos y necesidades populares. Solo se trata de darle una tenue esperanza con la cual atarlo a los intereses de sus engañadores.

II

Si nos remitimos a la izquierda, la cosa no es muy diferente. Se trata de dar un toque más humano a las cosas en apariencia, pero en el ejercicio real del poder, cuando lo logran obtener, sus méritos no son diferentes a los de la derecha. Engaños, mentiras, fraudes, frustraciones. Utilización o manipulación del deseo sincero del pueblo por lograr un cambio de la realidad, hacia una nueva sociedad inclusivista, sin elites, sin liderazgos desfasados e insinceros que cabalguen sobre nuestros lomos, a fin de proyectarse y, desde las cumbres borrascosas del poder usurpado, cometer las mismas tropelías de quienes dicen combatir (no voy a perder tiempo poniendo ejemplo, bastantes hay) si el aparato estatal no funciona, si la burocracia se incrementa (vivido, no contado) si el tráfico de poder se mantiene, si la justicia sigue obedeciendo a los que poseen dinero, cuando reciben beneficios procesales con falsos pretextos, les dejan huir del país. Las decisiones judiciales las conocen primero que la secretaria, cosa que les permite evadirse, busque un delincuente rico en una cárcel común o a un pobre en una clínica, como beneficio procesal debido al dolor de una uña enterrada o a una baja de libido.

Los medios de comunicación de izquierda, son tan recelosos como los de derecha. Igualmente te censuran así, tú seas partidario de ideales o al menos de muchos de los que ellos dicen tener. Si tu tema no es del agrado del redactor, no pasa, no se publica, así digas verdades, no pasas. Ellos, tal como la derecha tienen temas taboo, que no pueden ser mencionados en sus espacios revolucionarios, por ejemplo, en el mes son varios los correos que me llegan, quejándose que aporrea. Org, se los rechazó, a mi mismo, en este mes me han invisibilizado dos escritos, sin explicación alguna – se los remitiré en el adjunto y Uds. juzguen –

III

Dentro de las estructuras políticas partidistas y de gobierno, hay personas que de verdad creen en lo que profesan y en la capacidad del pueblo, pero son aplastadas por los clanes enquistados dentro de esas estructuras. Éllos (los clanes) consumen la mayor parte del tiempo y de los recursos que da el poder político, para dirimir e imponer sus apetencias y rivalidades internas. Si “algunos” se destacan por tratar de hacer las cosas de la manera honesta y tal como lo exige el pueblo y la concepción revolucionaria del deber ser, esos “algunos” son atacados por los mafiosos toleteros y les trancan el paso a todo nivel, incluso prefieren que esas personas honesta y defensoras de sus creencias revolucionarias se vayan, se marginen; así se debilite el proceso, pero teniendo ellos (los mafiosos) la certeza de poder controlar el aparato partidista y gubernamental, desde los cuales resolverán sus problemas económicos y existenciales, no importa que no avance lo que venden como proyecto político social.

No crean, que sean muchos los inmorales de esa condición. Lo que pasa es que ellos con la experiencia organizativa que da el estar estructurados como mafias, han adquirido experiencia en cabalgar sobre sueños e ideales, saben detectar las oportunidades para conformar sus círculos de cómplices beneficiados, con los cuales se apropian de asociaciones, concejos comunales, comunas, o cualquier tipo de estructura organizativa que pueda ser una ventaja para el control del poder (son muchas las estructuras organizativas reventadas, cuando no las pueden controlar como las U.BE.S, por ejemplo; pregunten al pueblo).

En otras oportunidades apoyamos y respaldamos liderazgos, para que se profundicen la democracia y los procesos, pero descubrimos que esos liderazgos, se empeñan en ser jueces y partes en todos los juicios del quehacer partidista. Así nacen yo, yo, y yo, para todo, se habla de democracia, pero la ultima palabra la tengo yo, soy abierto a las nuevas ideas, pero tengo y sostengo mis cuadros “dirigentes” y de funcionarios, que aunque sé y el pueblo sabe que son incapaces, que no tienen iniciativa para nada, son mis cuadros y mis funcionarios, a los cuales roto de un sitio a otro así no hagan nada bien en ninguna posición, así sean un estorbo para los avances del proyecto.

IV

No es revolucionario estar en el poder, por se quiere y, por que le doy un poquito más, a los que los otros daban menos. Si es cierto que como pueblo y como masa pensante, las mayorías populares podemos entender la necesidad de la permanencia de uno de sus cuadros lideres en posición de conducción, por entender que ese liderazgo encarna los anhelos y expectativas nuestras. También es cierto que es nuestra potestad (mantenerlo allí), y que no podemos aceptar que nos restrieguen en cara esa condición para hacerse imprescindible y para obstruir el ascenso de nuevos liderazgos, que aunque no vayan a sustituir el ya existente, si van a reforzar las estructuras de conducción, con visiones políticas, económicas, organizativas y sociales, que los otros no veían. ¿Quién no ha escuchado el clamor popular para que se combata de manera seria y responsable la corrupción y el burocratismo que están corroyendo al aparato estatal y dañando la fe del pueblo en este proceso? Cámara, sus equipos han fallado hasta ahora en esa tarea fundamental Ud. mismo los ha descargado y conminado públicamente para que pongan empeño en esa cruzada ¿Dónde están los resultados? Sus funcionarios atornillados siguen allí y la corrupción, la ineficiencia y el burocratismo también. ¿Entonces por que se alarma cuando desde las bases decimos que es necesario reorganizar y depurar el partido y al gobierno de la cantidad de quintas columnas y ladrones que están dentro de ambas estructuras? Cámara líder, esté tranquilo, en las bases y en el pueblo, ya le hemos demostrado suficientemente que lo respetamos y lo aceptamos en la conducción de este proceso. En varias oportunidades se le ha reconocido la necesidad de su permanencia por un largo tiempo, y hasta el pellejo nos jugamos en el 2002 por rescatarlo a Ud. de las fauces de las bestias pro imperiales; hasta que esto cuaje. Pero Ud. también tiene que reconocernos, respetarnos y darnos confianza en los reclamos que con justicia le hacemos, ya que nosotros en el pueblo sentimos los carajazos de la ineptitud, incapacidad e ineficacia de muchos dirigentes y funcionarios mediocres, socialistas del billete, de los lujos y del tráfico de influencias. Cámara líder. ¿No se ha enterado Ud. de las decisiones espantosas del Ministerio del trabajo por ejemplo, contra trabajadores, y a favor de empresas transnacionales y golpistas? Y María Cristina allí ¿No supo Ud. de las denuncias contra Hipólito Izquierdo en Corpoelec; e Hipólito allí? ¿Se entera Ud. de las jugadas en Corpozulia por parte del general Carlos Martínez Mendoza que incluso han costado hasta la gobernación y alcaldías, por negligencia e imposición? Y Carlos Martínez allí ¿Cual ha sido la respuesta a estas denuncias?

Esas son cosas que recogemos y sabemos en el pueblo, pero que se ocultan o se quieren desconocer en la cima del poder. No lo acuso a UD de ninguna cosa indebida, pero le alerto para que ponga atención a lo que le digo aquí, que es lo que sabemos en el pueblo, está pasando. La derecha no está avanzando, ni avanzará, esos que se han apilado en sus tarimas escuálidas, solo son los restos de desecho de la revolución que se mantuvieron dentro mientras hacían negocios y como ya se les acaba la teta o no pueden seguir birlando, o simplemente quieran poner a resguardo lo que se robaron, entonces emigran a la oposición. Pero esa gente nunca fue de este proceso, ni Ismael, el ladrón de Aragua, ni Miquilena, ni ninguno de esos pantalleros engañadores. Ellos solo utilizaron nuestra buena fe, su buena fe, para colarse y hacer negocios sucios. ¿Cual fue la reacción en el momento que se denunciaron por sus fechorías?

Perdone Ud. y los demás compatriotas, camaradas, mi franqueza, pero no encontré otro momento más propicio para estas palabras; dirigidas a quien respeto y aprecio. Igualmente pido disculpas, pero no encontré otro vehículo para hacerle llegar estas dolidas notas. Por que la cesura de algunos medios de comunicación revolucionarios nos limitan

CON LEALTAD Y APRECIO:

Javier Monagas Maita
javiermonagasmaita@yahoo.es javierdevallemonagas@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario