La inmoralidad de Suecia y su puta “libertad de expresión”

Por • 24 Nov, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

El termino “libertad de expresión” se ha prostituido como ningún otro en el mundo. Los medios de la burguesía apelan a ella y la emplean como puñal contra sus victimas: el pueblo. Sólo es útil cuando sirve a sus macabros intereses, de resto no. Cuando se trata de defender los intereses del imperio, la libertad de expresión de los justos; sus verdades no valen de nada. Y las burguesías del mundo se hacen cancerberos.

El día 10/03/10 la Agencia de Noticias AP reseñaba lo siguiente: “ESTOCOLMO — Al menos tres periódicos suecos publicaron una caricatura retratando al profeta Mahoma con cuerpo de perro después de descubrirse en Irlanda una presunta conspiración para asesinar al artista. El dibujo fue publicado en los diarios de Estocolmo Dagens Nyheter y Expressen, y en el diario Sydsvenska Dagbladet, de Malmö, tercera ciudad más grande de Suecia. Sydsvenska Dagbladet dijo que imprimió el controvertido dibujo como parte de su cobertura noticiosa de la presunta conjura para asesinar a su creador, Lars Vilks. Expressen señaló que lo imprimió por su valor noticioso y para adoptar una postura por la libertad de expresión”.

El día 18/ Nov. / 2010 la Agencia de Noticias AFP reseña un hecho muy curioso en ese mismo país y dice:

“La fiscalía sueca emitió el jueves una orden de captura por presunta violación contra Julian Assange, el fundador de la página internet Wikileaks, que difundió últimamente documentos confidenciales sobre la guerra en Irak y en Afganistán.

“Pedí al tribunal de Estocolmo detener al señor Assange en paradero desconocido a causa de sospechas de violación y de agresión sexual”, dijo la fiscal encargada del caso, Marianne Ny, en un comunicado.

“La razón de esta decisión es que debemos interrogarlo”, explicó.

“Hasta ahora no hemos podido encontrarnos con él para llevar a cabo estos interrogatorios”, añadió Marianne Ny, directora del departamento encargado de los crímenes sexuales.

Assange, ciudadano australiano de 39 años, era buscado ya en el mes de agosto en el marco de una investigación por violación, pero poco después fue absuelto de esas acusaciones.

El 1 de septiembre la fiscalía sueca anunció que reabriría la investigación por violación contra Assange”.

Llama mucho la atención que Suecia, un país que históricamente se había considerado como “neutro” en los problemas internacionales, hoy se vea envuelto en el torbellino de las calamidades que ha venido orquestando el imperialismo norteamericano y el sionismo internacional contra los pueblos del mundo y los pueblos árabes-musulmanes en particular, por sus descarados objetivo que pretenden apoderarse de las riquezas petrolíferas y, también, reactivar su economía de guerra (El Complejo Militar Industrial norteamericano).

Hoy Suecia, su agotado reino y gobierno desprestigiado por la crisis estructural del capitalismo y asenso político de la ultra-derecha, recurre a la misma experiencia francesa por desviar la atención del pueblo y los trabajadores suecos hacia otras trincheras políticas. La derecha sueca es hoy experta en el arte de la manipulación.

El fin del vanagloriado Estado de Bienestar Social de la clase trabajadora en ese país (el Welfare State) ya tiene su chivo expiatorio: los inmigrantes, pero sobre todo los musulmanes. El pueblo sueco cree culpable de la crisis capitalista a los inmigrantes. El drama de los inmigrantes extranjeros en Francia, España, Italia, etc., ahora se ve repetirse en Suecia, y se extiende por toda la región. No bastando con ello, y para asegurarse unos puntos y favores del imperio, el gobierno sueco reabren una investigación contra Julian Assange, el famoso fundador de la página Internet Wikileak, quien de forma valiente difundió en su página Web más de 400 mil expedientes extrañamente filtrados sobre casos de asesinatos sistemáticos, torturas y corrupción de las tropas norteamericanas y la OTAN emplazadas en Irák y Afganistán que han terminado por probar los falsos objetivos humanitarios de la invasión, los crímenes de guerra y el genocidio del que son responsables los gobiernos de la Unión Europea, Estados Unidos e Israel.

¿Donde queda la “libertad de expresión” en Suecia? ¿Por qué Julian Assange no puede gozar, también, de los mismos derechos de la prostituida “libertad de expresión” en Suecia, del que sí gozaron los medios privados para despotricar contra el islam y los musulmanes y exacerbar la islamofóbia? La moral no tiene cara en el gobierno sueco.

Basem Tajeldine



Tu opinión es importante. Escribe un comentario